Última actualización: 17/05/2020

Nuestro método

13Productos analizados

22Horas invertidas

4Estudios evaluados

81Comentarios recaudados

Bienvenido nuevamente a ReviewBox! En esta ocasión queremos hablarte acerca del ábaco, ese objeto simple y con tanta historia, que ha servido a través de los siglos como herramienta para realizar cálculos matemáticos como sumas, restas, multiplicaciones y divisiones, e incluso para extraer la raíz cuadrada o la raíz cúbica.

Más allá de los avances tecnológicos es curioso que aun hoy en día hay países asiáticos, como China y Japón, que siguen prefiriendo el ábaco como método contable. Ellos argumentan, entre otras cosas, que las calculadoras no estimulan la inteligencia ni la resolución de problemas como lo hacen los ábacos.

En este artículo te mostraremos los distintos tipos de ábacos que hay en el mercado y sus características, para que puedas elegir entre las diferentes opciones el producto perfecto para ti. Es importante que prestes atención a todos los detalles, ya que te serán de gran ayuda para realizar la mejor elección de compra.




Lo más importante

  • Los ábacos son herramientas contables de madera o de plástico de distintos tamaños, que poseen una serie de varillas insertadas por las que giran unas bolas (o cuentas) que sirven para realizar cálculos matemáticos.
  • Los ábacos más conocidos son los chinos, los japoneses y los rusos, pero también hay ábacos griegos, mayas, pérsicos, iraníes, coreanos, egipcios, mesopotámicos y binarios, entre otros. Las diferencias suelen radicar en la cantidad de varillas y bolas (o cuentas).
  • También hay ábacos adaptados a personas no videntes. El mecanismo de uso es el mismo, pero poseen gomas o almohadillas debajo de las cuentas para que no se deslicen, y tienen un travesaño o “reglilla” con relieve para que descifren con el tacto las unidades, decenas, centenas, etc.

Los mejores ábacos: nuestras recomendaciones

Melissa & Doug Ábaco con 55 cuentas

Este ábaco incluye 55 coloridas cuentas y dos tableros intercambiables de madera de doble cara, que cuentan con sumas, restas y asociaciones de color. Además tiene múltiples maneras de jugar, que permiten desarrollar las habilidades matemáticas y el reconocimiento de patrones y colores.

Este juego, que también estimula las habilidades motoras finas y la coordinación, es ideal para la clase o para el hogar, ya que les brinda a los niños distintas formas de explorar los números, resolver ecuaciones, y realizar cuentas simples, de manera fácil y divertida.

Melissa & Doug Ábaco

Este ábaco de madera sólida, está diseñado para estimular el aprendizaje a través del juego. Consta de 10 hileras de cable con 10 cuentas de madera coloridas, que se deslizan a través de ellos y permiten realizar cuentas simples y divertidas.

Además, permite el desarrollo de las habilidades motrices finas, y les enseña a los niños conceptos matemáticos de manera fácil y entretenida, por medio de formas y colores. Tiene un formato clásico de madera de uso sencillo, ideal para pequeños que recién empiezan a sumar y restar.

Ábaco Early Explorer Arcoiris

Early Explorer Arcoiris es un ábaco que proporciona a los niños una forma sencilla de realizar el conteo, mientras se entretienen y juegan. Además, estimula la coordinación, las habilidades matemáticas básicas y el reconocimiento de los colores.

Esta gran herramienta de aprendizaje, que está recomendada para pequeños de 18 meses en adelante, no tiene acabados tóxicos, y sus materiales son completamente seguros. Aparte tiene un diseño novedoso, llamativo y colorido.

Learning Resources Ábaco

Learning Resources es un ábaco de escritorio de dos colores, que permite a los niños aprender y reforzar conceptos matemáticos abstractos de manera sencilla y entretenida. A través de su marco grueso, permite que el ábaco se apoye horizontalmente sobre el escritorio, para facilitar su uso.

Además posee 10 filas de 10 cuentas agrupadas en dos colores, para simplificar las sumas, restas, multiplicaciones y divisiones. Este ábaco es ideal para niños de 5 años en adelante, que recién empiezan a aprender ejercicios contables básicos.

Guía de compra: lo que necesitas saber sobre el abaco

En esta guía te contaremos las principales particularidades y ventajas de los ábacos, para que conozcas todos sus beneficios. También te mencionaremos otros factores que deberás tener en cuenta antes de realizar tu compra, para elegir el producto más adecuado para ti, de acuerdo a tus gustos y necesidades.

El ábaco permite hacer cálculos matemáticos simples y de cierta complejidad. (Foto: Moodboard /123rf.com)

¿Qué es un ábaco?

El ábaco es un instrumento de cálculo, utilizado en muchas escuelas y hogares desde épocas remotas. Este elemento o herramienta contable, sirve para realizar operaciones simples como sumar, restar, dividir, multiplicar, y otras más complejas, como obtener la raíz cuadrada y cúbica de un número.
El ábaco está compuesto por una serie de varillas, alambres o cuerdas, que varían según el tipo y modelo, en las que se insertan bolas o cuentas, generalmente de colores, que se deslizan fácilmente por las varillas. La primera hilera representa las unidades, la segunda las decenas, la tercera las centenas, etc.

¿Qué ventajas tiene un ábaco?

Una de sus principales ventajas, es que potencia la atención y la creatividad. Además aumenta el desarrollo cognitivo, favorece la coordinación y el razonamiento lógico, y es un método de aprendizaje simple y divertido.

También hay ábacos diseñados para personas no videntes, confeccionados con gomas antideslizantes ubicadas detrás de las cuentas y un relieve para detectar al tacto las unidades, decenas, centenas, etc.

Ventajas
  • Mejora la memoria y la concentración
  • Aumenta el desarrollo cognitivo
  • Método lúdico y divertido de aprendizaje
  • Favorece la creatividad
  • Aumenta la capacidad de resolver problemas
  • Mejora la motricidad fina
  • Favorece el razonamiento lógico
Desventajas
  • No sirve para realizar cálculos complejos
  • No iguala la tecnología de las calculadoras, tablets o computadoras
  • No es tan simple para trasladar como una calculadora

Ábaco chino, Japonés o ruso - ¿A qué debes prestar atención?

A continuación, te contaremos las características más importantes de los distintos tipos de ábacos, para que conozcas sus funciones y cualidades. Ten en cuenta que estas particularidades pueden variar de acuerdo a cada estilo y modelo, ya que hay ábacos modernos que han modificado ciertos aspectos tradicionales.

Ábaco chino. También conocido como Suan-Pan. Tiene distinta cantidad de columnas según cada versión y se divide en dos partes (una superior y otra inferior); en la parte superior cada columna tiene dos cuentas y en la parte inferior cinco.

Este ábaco fue revelado por primera vez en un libro de la Dinastía Han (206 a.C – 22 d. C) y desde ese momento no ha dejado de utilizarse; por lo cual es uno de los ábacos más antiguos, que lleva miles de años de uso continuo desde su aparición.

Ábaco japonés. También conocido como Soroban. A pesar de que su origen data del siglo XVI, todavía se sigue utilizando en las escuelas de Japón y se aplica a todas las edades: desde niños pequeños de 6 años que recién empiezan a aprender las cuentas, hasta niños mayores para perfeccionar los cálculos numéricos.

También es utilizado por personas adultas, ya sea que estén dedicadas a los negocios (como contadores, empresarios y comerciantes), o para resolver cálculos domésticos o cotidianos. Está considerado uno de los ábacos más evolucionados, por su facilidad de uso y rapidez.

Ábaco ruso. También conocido como Schoty, este ábaco es muy utilizado en niños que recién comienzan su etapa de aprendizaje numérico, porque tiene un mecanismo simple y fácil de entender.

Este ábaco se utilizó en las escuelas rusas hasta la década de los noventa. Hoy por hoy se considera una herramienta primitiva de cálculos, ya que fue remplazado desde hace mucho tiempo por las calculadoras y dispositivos tecnológicos modernos.

Chino Japonés Ruso
Varillas Más de 7 varillas 17 varillas aprox. 10 varillas aprox.
Cuentas 2 cuentas en cada varilla superior y 5 en cada varilla inferior 5 cuentas por varilla 10 cuentas por varilla (excepto 1 que tiene 4)
Uso vertical u horizontal Vertical Ambos Horizontal, generalmente

Por otro lado, también existen otros tipos de ábacos como el maya, el egipcio, el mesopotámico, el pérsico, el iraní, el griego, el coreano, el maya y el binario. Dado que son tantos tipos, elegimos los tres ábacos tradicionales más comunes para que sepas cuáles son sus características principales y puedas elegir en base a ellas.

¿Cuál es el uso actual del ábaco en Oriente?

Los orígenes del ábaco son tan antiguos, que es difícil precisar cuáles son sus raíces exactamente. Lo que sí se sabe es que se empezó a utilizar como método de cálculo en China entre los siglos VIII y IX, y su uso comenzó a extenderse y a popularizarse en Medio Oriente primero, y en los otros continentes posteriormente.

Originariamente los ábacos estaban construidos con frijoles o piedras. Luego se le agregaron tablitas de madera, piedra o metal, y más tarde alambre por donde se deslizan bolas de colores, o cuentas, que permiten efectuar los cálculos. A lo largo de tantos años de vida, y de acuerdo a cada cultura, los ábacos ofrecieron distintos modelos y diseños.

Es curioso que todavía es el sistema de cálculo preferido de los chinos y japoneses, incluso a nivel profesional y laboral, y es utilizado por contadores, matemáticos, maestros y comerciantes. Ellos argumentan que el ábaco es mejor que la calculadora porque estimula la inteligencia y la habilidad resolutiva.

De hecho, está comprobado que los niños de países asiáticos son mucho más eficaces en las pruebas matemáticas debido al uso de ábacos desde temprana edad. Esta herramienta permite trabajar los dos hemisferios cerebrales, lo que genera coordinación, velocidad e imaginación.

Los tipos de ábacos más conocidos son los chinos, los japoneses y los rusos. (Foto: Anerma / pixabay.com)

¿Cuánto cuesta un ábaco?

Los ábacos tienen diferentes tamaños, formatos y diseños que determinan sus costos. Hay una amplia gama de precios debido a estas particularidades, además de las marcas, que también suelen ser un factor determinante en el precio.

Para que tengas una referencia, los ábacos más sencillos y funcionales parten de los 100 MXN y llegan a alcanzar los 2000 MXN, aunque hay muchas opciones intermedias de excelente calidad. Todo depende del producto que estés buscando.

Los materiales también influyen en el precio, ya que hay ábacos construidos con madera fuerte y resistente y hay ábacos de plástico más proclives a romperse o partirse. Por eso deberás evaluar, de acuerdo a tu presupuesto, cuánto estás dispuesto a gastar y, en base a ello, buscar los mejores productos en ese margen de precio.

¿Dónde comprar un ábaco?

A pesar de los enormes avances tecnológicos, la revolución digital aún no ha podido desplazar ciertas reliquias como lo son los ábacos. Si bien es cierto que no es un producto de consumo masivo, se pueden encontrar en tiendas como Imaginarium, Miniland, Educreativos, Diako y Walmart, entre otros.

También se pueden comprar online en Amazon, Ebay y Mercado Libre, entre otras páginas. La compra online también te brinda la comodidad de realizar el pedido desde tu casa, donde también puedes recibirlo.

Criterios de compra

Con lo que has leído seguramente estás a punto de correr a elegir el ábaco perfecto para ti. Pero antes de comprarlo hay ciertos factores que debes tener en cuenta para elegir el producto correcto, de acuerdo a tus gustos y necesidades. Te contamos sobre estos, para que puedas tomar una decisión integral e informada.

  • Edades
  • Materiales
  • Ábacos para no videntes
  • Complejidad

Edades

Los ábacos son instrumentos con diversos niveles de complejidad, por lo que hay diversos modelos enfocados a distintas edades. Es importante que consideres esto, puesto que si compras un ábaco desajustado de tus capacidades seguramente será una inversión poco provechosa.

3 y 4 años. Si bien a esta edad aún no han comenzado a aprender a sumar y restar, hay ábacos específicos para niños muy pequeños que poseen diseños divertidos y originales para atraer la su atención, y no cuentan con más de 5 varillas que se mueven fácilmente y no implican esfuerzo.

Estos ábacos están pensados para simplificar el aprendizaje de tus hijos cuando vayan al colegio. Seguramente les será mucho más fácil aprender los cálculos básicos, ya que tendrán un entrenamiento previo en casa, que además será integrado como un juego y no como una obligación escolar.

6 años. Dado que es la edad en la que empiezan a sumar y restar, se recomiendan los modelos simples y fáciles de usar; que posean pocas piezas y, sobre todo, que tengan colores estridentes y muy llamativos para que capten su atención. Lo ideal es que las bolas o cuentas sean de tamaño reducido para que puedan maniobrarlas fácilmente.

8 años en adelante. A esta edad ya son más hábiles en el manejo de las cuentas básicas, por lo tanto se puede comprar un ábaco con más dígitos. Estos ábacos, que también están indicados para adultos, suelen ser de un solo color y de tamaño reducido, ya que están diseñados para trasladarse a los lugares de estudio o trabajo.

Obviamente, por más que su formato sea pequeño, nunca van a tener el tamaño de una calculadora, ni van a resultar tan prácticos para transportar de un sitio a otro; sin embargo son tantos los beneficios de esta herramienta que vale la pena cargar un poco más de peso.

El ábaco es considerado el precursor de la calculadora digital moderna. (Foto: Skitterphoto / pixabay.com)

Materiales

La mayoría de los ábacos son de madera, aunque suele haber algunos más modernos de plástico. Es interesante que pienses antes de comprar qué material resulta más adecuado para ti. A continuación te contaremos ciertas características de los ábacos de madera y los de plástico para que decidas cuál de ellos te parece mejor.

Plástico. Los ábacos de plástico son coloridos y llamativos, pero muchas veces no cumplen con las normas de seguridad vigentes y pueden estar fabricados con productos tóxicos, como el cloruro de polivinilo (PVC), ftalato, o Bisfenol A. Por ello, es importante leas previamente qué componentes posee.

Madera. Los juguetes de madera generalmente son naturales y libres de tóxicos, aunque hay que verificar que la pintura sea de tipo epoxi. Además son más saludables para el medio ambiente, ya que suelen estar fabricados con madera orgánica.

Por otro lado, la madera resulta más estimulante al tacto para los pequeños, aunque hay que controlar que tenga buena terminación y no esté astillada, por eso es importante invertir en un ábaco de madera de buena calidad, por ejemplo de cedro, que además será más resistente y duradera.

Ábacos para no videntes

En el cuadro comparativo hablábamos de los distintos tipos de ábacos y sus particularidades. Algunos ábacos japoneses, también llamados soroban, están adaptados para enseñarles matemática a las personas ciegas.

Esta adaptación consiste en un bastidor de madera o plástico de forma rectangular, dividido en un área superior y un área inferior de un travesaño, llamado “reglilla”. Esta reglilla tiene marcas o puntos con relieve que señalan, de derecha a izquierda, la separación en unidades, decenas, centenas, etc.

Generalmente poseen una almohadilla o goma compresora debajo de las bolas o cuentas, que permite que se mantengan firmes en el lugar en el que se las coloca y que no se deslicen solas, así la persona no vidente puede sentirlas al manipularlas.

Este ábaco adaptado, creado por Tim Crammer, ha sido de gran ayuda para las personas con discapacidad visual ya que, a pesar de que existe un sistema braille adecuado a las matemáticas, suele ser bastante complejo para realizar cálculos de multiplicación y división.

Es por ello que, a través del ábaco adaptado, también conocido como ábaco Crammer, las personas ciegas obtienen los mismos conocimientos matemáticos y contables básicos que los videntes, y además adquieren una llamativa velocidad para realizar las cuentas.

Complejidad

El ábaco tiene un nivel de complejidad medio, es decir, no funciona para cálculos matemáticos muy avanzados, pero sí puede resolver cuentas básicas e, incluso, situaciones problemáticas más complejas como raíz cuadrada y cúbica.

Como mencionábamos anteriormente, los ábacos tienen hileras de varillas en las que se insertan bolas, normalmente llamadas cuentas. La primera hilera de varillas representa las unidades, la segunda hilera las decenas, la tercera las centenas, etc.

Cuantas más varillas posea el ábaco más complejos serán los cálculos que realice; por ello hay ábacos de pocas hileras, diseñados para niños pequeños, y ábacos con más hileras, pensados para niños mayores y adultos. La diferencia sustancial entre los modelos es la cantidad de varillas y, por lo tanto, la complejidad de las cuentas.

(Foto de imagen destacada: Pexels / pixabay.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Daniela Yacub Periodista
Daniela es periodista y psicóloga social, sin embargo, ha sabido llevar su carrera a la par de sus deberes como madre de familia. Su principal hobby es la lectura; para ella es mundo de las palabras es, sin duda, su lugar favorito, aunque también en su tiempo libre disfruta del yoga. Ha escrito artículos periodísticos sobre actualidad política y cultural.