Bienvenido a ReviewBox.com.mx! En la presente oportunidad vamos a estar dándote a conocer cuáles son los mejores aceites de lavanda, para que aprendas cómo mejorar tu cuidado corporal y la salud.

El mismo es un producto cosmético que tiene diversos usos, tanto cutáneos como medicinales. La lavanda, flor de la que procede, es ampliamente utilizada en diversos sectores de los artículos para el hogar. Su composición química ha sido objeto de estudio gracias a sus efectos favorables en el organismo.

Sabemos tus necesidades como cliente y, sobre todo, como consumidor. Tomando en cuenta eso, ReviewBox.com.mx hace una recopilación de datos lo suficientemente relevantes como para poder afectar o motivar tu compra. Te los ordenamos y brindamos de una manera tal, que garanticemos a futuro la eficacia de tu adquisición como consumidor.

Primero lo más importante

  • El aceite de lavanda es una substancia que se extrae de la trituración de las flores del mismo nombre. Las mismas, gracias a su aroma característico, se utilizan frecuentemente para lavar ropa o para cosmética.
  • Hay dos versiones comunes: la que tiene pantenol y la que no. Este es un componente químico llamado también provitamina B-5, que tiene propiedades sanadoras, cicatrizantes y anti irritantes,
  • Algunos de los componentes que debes observar para saber si el producto se ajusta a ti son sus aditivos, envasado, tapa, cantidad y pureza. Cada uno puede reducir o aumentar la eficacia según tus expectativas.

Ranking: Los 3 mejores aceites de lavanda

Cuando el producto a analizar son aceites, es importante entender que existen varias formas de consumirlo. Frecuentemente es usado con propósito medicinal, como apoyo para terapias corporales, pero también puede ser utilizado en actividades culinarias o para ingerir. Para conocer estos contrastes hemos hecho el siguiente top.

1er Lugar – Now Foods 30 ml

Este artículo cuenta con un dosificador en su botella, cosa que es extremadamente importante para poder rendir bien el contenido de dentro. Now Foods, como su nombre lo indica, es un fabricante de productos naturistas destinados al consumo. Es decir, que este es un tipo de zumo que puede utilizarse tanto para beber o cosméticamente.

Por esta razón, se le recomienda especialmente para mezclar con otras bebidas, como tés o agua. La lavanda es recomendada para el tratamiento de distintos trastornos de sueño, por lo que se la puede tomar antes de dormir.

2o Lugar – Herbolare 70 ml

Una de las apuestas más ambiciosas la ofrece Herbolare, una empresa especializada en productos homeopáticos. En este caso, no solo cuenta con una creación que puede utilizarse de distintas formas, tanto culinaria como cosméticamente, sino que la ofrece en una muy buena cantidad. Se trata de algo poco frecuente y difícil de hallar.

En este caso, además de tener el ingrediente principal, que es la lavanda, este zumo cuenta con un aditivo extra. Este es la manzanilla. Gracias a ello, está especialmente recomendado para personas que sufran de jaquecas, insomnio o mareos.

3er Lugar – Herbolare 15 ml

En un área un tanto más económica, Herbolare brinda un producto ligeramente menos ambicioso, pero con igual eficacia que su predecesor. En este caso nos lo presenta con un envase de menor tamaño y una cantidad de contenido más humilde, de apenas unos 15 mililitros. Este recipiente, sin embargo, tiene beneficios sobre otras botellas.

El primero de ellos es que puede ser utilizado como primera aproximación al lubricante como tal. El consumidor, si es que desea primero tantear antes de elegir una marca de cabecera, puede adquirir uno de estos para probar.

Guía de compra

El aceite de lavanda es un producto muy singular. Tiene muchos atributos y los beneficios pueden ser muy diversos. Generalmente, es un artículo conocido solo por público especializado. De allí que sea imperativo que te informes muy bien. Es por ello que hemos elaborado la siguiente sección con el propósito de darte la debida orientación.

Este aceite puede utilizarse de manera corporal o como bebida (Foto: kzenon / 123rf.com)

¿Qué es un aceite de lavanda?

Se trata de un líquido que se extrae resultado de la trituración de las flores de lavanda. Esta última es una conocida vegetación que ha venido siendo utilizada desde hace mucho tiempo para la elaboración de diversos artículos, cosméticos o para el hogar, gracias fundamentalmente a su buen olor.

Sin embargo, ultimadamente también se le han conocido otros posibles usos de gran novedad. Uno de ellos es como sanador corporal, dado que como buen lubricante, tiene propiedades curativas para moretones o hematomas. También puede ingerirse y se le reconocen diversas facultades, como el tratamiento de insomnio o curación de jaquecas.

¿Qué ventajas tiene?

Entre sus principales ventajas está el hecho de que es un producto 100% natural. No utiliza casi aditivos y aquellas empresas que suman alguno, lo común es que lo hagan con otro ingrediente natural, como puede ser manzanilla o té. Es altamente eficaz y no hace ningún daño a largo plazo que se haya estudiado.

Las versiones que incluyen elementos químicos como puede ser el pantenol, potencian sus propiedades curativas. Esta es una substancia conocida por ser eficaz en el tratamiento de quemaduras y como cicatrizante. Conocer si tiene algún potenciador así también ayuda a saber si puede tomarse.

Ventajas
  • Tiene una larga duración comparado con otros aceites.
  • Si tiene dosificador es más eficaz y rinde más.
  • No es un artículo costoso como otros aceites.
  • Es totalmente natural y sin efectos negativos.
  • No es difícil de utilizar culinariamente.
Desventajas
  • Es difícil de conseguir en tiendas.
  • Los recipientes suelen tener cantidades bajas.
  • Sin dosificador pueden ser difíciles de rendir.
  • Se necesitan conocimientos para usarlos.
  • Algunos fabricantes ponen aditivos químicos.

Aceite de lavanda con pantenol o sin pantenol – ¿A qué debes prestar atención?

Ninguna versión de este producto es superior a la otra. Depende siempre de cuáles son tus requerimientos como consumidor, cuál de ellas se adapta con mayor eficacia a tus necesidades y requisitos. Por ello es fundamental que constates adecuadamente cuáles prestaciones ofrece el producto en cuestión, antes de hacer tu compra oficial.

Aceite de lavanda con pantenol. La llamada “provitamina B-5” es un elemento químico que tiene diversas propiedades sanadoras comprobadas como altamente eficaces. Es conocido su uso en los artículos para los bebés, como talcos o cremas, ya que ayudan a prevenir daños como la pañalitis o irritaciones en las partes íntimas de los infantes.

Aceite de lavanda sin pantenol. Aquellos que no tengan el aditivo también gozan de algunas ventajas. Entre ellas, que salvo que tengan otro componente de naturaleza cosmética, pueden ser utilizados en casi la totalidad de los casos de forma culinaria. También pueden ser ingeridos para conciliar el sueño.

Con pantenol Sin pantenol
Caducidad aproximada 3 años o más 1-2 años
Uso medicinal Diversos Limitados
Aplicaciones cosméticas Abundantes Abundantes
Propiedades homeopáticas Limitadas Diversas
Cantidad en envases De 30 mililitros a 250 mililitros De 30 mililitros a 400 mililitros

¿Cuáles son los diversos usos del aceite de lavanda?

Como ya se ha dejado ver, son muchas las prestaciones que puede tener este tipo de producto. Por tal motivo, resulta prioritario que conozcas bastante bien las más destacadas de ellas.

Uso medicinal. En este ámbito hay dos vertientes principales. La primera, es el empleo para la sanación de cicatrices, mejoramiento de quemaduras o regeneración de los tejidos. En estos se especializan los que disponen de pantenol. Otra vertiente es ingerirlo para conciliar el sueño, donde es mejor el que carece de esta vitamina.

Uso cosmético. Aquí ambos pueden ser empleados por igual, aunque vale destacar que el que dispone de la provitamina es mucho más útil. Tal efecto se origina en que la misma tiene propiedades que contribuyen a hidratar más profundamente.

Uso homeopático. En general, la lavanda es bastante solicitada en los ambientes alternativos. Gracias a su naturalidad, se utiliza para una serie de terapias de estos ámbitos. En tal sentido, siempre se apela a los que carezcan de cualquier componente extra, como el pantenol. Se los usa tanto corporalmente como para ingerirlo.

¿Cuánto cuesta?

Este artículo no es demasiado costoso, de modo que hay una multitud de empresas que se disputan su mercado. Gracias a ello, la diversidad de costos es mucho mayor y es más probable que halles uno con las prestaciones necesarias, y con un precio bastante tentador para tu bolsillo. Su valor guarda más relación con cantidad que con calidad.

Los más caros pueden llegar a suponer unos 450 MXN. En este caso, los fabricantes son más conocidos y exigentes, de modo que se trata de recipientes de no más de 30 mililitros. Otros, menos ambiciosos, pueden estar entre 280 MXN y 300 MXN. Las versiones más pequeñas y baratas las puedes conseguir pagando unos 188 MXN por unos 15 ml.

¿Dónde comprar?

Una excelente vía para adquirir este tipo de bienes son los medios digitales. Lugares como Amazon México, Mercado Libre o EBay ofrecen los productos no solo acompañados de la información necesaria, sino con una gran interactividad entre los usuarios. Los sistemas de puntuación te ayudarán a saber la calidad del bien antes de comprar.

Las tiendas homeopáticas son lugares perfectos para que explores en busca de estos. Te recomendamos Homeopatia De Mexico Ac, Hospital Nacional Homeopático o Matuk. En estos estos lugares se especializan en la mercantilización de estos zumos.

Otro sitio donde puedes buscar con iguales posibilidades de éxito son las tiendas naturistas y las farmacias. Puedes revisar a ver qué hay en espacios cercanos a tu colonia, como Farmalisto México, Farmacias Benavides o Farmacia San Pablo.

Tiene una fragancia particular que lo distingue de otros aceites (Foto: annete 123rf.com)

Criterios de compra: factores que te permiten comparar y calificar los distintos modelos de aceites de lavanda

Es fundamental que no cometas una equivocación a la hora de comprar algo que igual puede mejorar tu salud como deteriorarla. Esto puede pasar si lo que eliges tiene prestaciones para una cosa y decides utilizarla para otra. Para evitar estos problemas lo correcto es que explores los factores que afectan el rendimiento del producto.

A continuación te damos una lista con algunas claves que debes considerar para tener el aceite de lavanda que mejor se adapte a tus requisitos. Te recomendamos que las anotes y las tengas presente en el momento de comprar.

  • Aditivos
  • Envasado
  • Tapa
  • Cantidad
  • Pureza

Aditivos

Algunos componentes que pueden estar añadidos son químicos, otros no. Ten en cuenta que cuando se habla de un bien de esta categoría, es frecuente que los creadores sumen puntos extras al líquido de base.

Con aditivos. Los mismos pueden ser cosas naturales, como aloe vera o manzanillas, o componentes más complejos. Revisa si tiene perfumes u otro tipo de elementos que puedan afectar la naturalidad del artículo, como los conservantes. Estos últimos también es posible verlos en los que se ingieren.

Sin aditivos. Carecen de añadidos. Si bien las terapias homeopáticas generalmente demandan un producto menos intervenido con cosas extras, esto es relativo. Si lo que tiene no son detalles químicos, no debería ser un problema.

La lavanda es la flor natural de la que se extrae el aceite (Foto: Janine Joles / Unsplash.com)

Envasado

El frasco puede estar hecho básicamente de dos materiales y a simple vista el envasado no parece ser un elemento a resaltar. Sin embargo es importante saber que, en muchas ocasiones, dependiendo de qué está hecho, se conoce su contenido.

Plástico. Los realizados de esta manera frecuentemente están destinados para utilidades o bien cosméticas, cutáneas o musculares. Es decir, con toda posibilidad los que están enfrascados de esta manera tienen algún tipo de adición química.

Vidrio. Estos recipientes suelen ser empleados por los que están pensados para el consumo, para ingerir. Esto no siempre es así, de modo que incluso si ves que tu aceite está dentro de una de estas botellas, es importante que constates su contenido.

Tapa

Es fundamental que revises cómo es la tapadera de tu producto. La misma puede tener un componente que es extremadamente importante si hablamos de hacer un mayor rendimiento de tu lubricante. Esto se debe a que hay algunos que tienen un cuentagotas o un rociador en forma de spray.

Estos dos últimos tienen una gran ventaja sobre aquellos que tienen una tradicional tapa en forma de rosca. Las dos formas de administración referidas anteriormente permiten que puedas controlar mejor la cantidad de aceite que usas y, por lo tanto, que te rinda durante mayor tiempo.

Cantidad

No es común que los recipientes puedan almacenar más de 70 o 100 mililitros. Sin embargo, todos pueden coincidir en que dependiendo de cuál sea el contenido que ofrecen, la efectividad de lo que estás adquiriendo se ve directamente afectada. Por ello se trata de un elemento que debes tener en singular consideración.

En general, los vasos suelen venir divididos en unidades pequeñas. Así, los más chicos que tienen solo 15 ml, pasando a 30 ml, a 40 ml y con un máximo de los 70ml de relleno. De todas formas, hay fabricantes excepcionales que suman una mayor cantidad.

View this post on Instagram

Una sola gota de un aceite esencial es muy poderosa. Es un poder silencioso pero real. Si lo experimentas lo sabes. Y lo compruebas una y otra vez hasta que ya no sabes cómo vivías antes sin ellos. Se han colado en mi casa, en mi bolso, en mi botiquín, en mi baño y ahora también en mi maleta. Ya no llevo regalos, llevo aceites. Mezclas especiales pensando en las cosas de unos y otros. O muestras de aceites que quiero que prueben, que tengan cerca… Sé que les llevo un tesoro. Pero hay que tratarlos con respeto y saber lo que se tiene entre manos. Y me gustaría ayudarte a que te sientas segura usándolos. Compartir contigo las cosas que voy aprendiendo mientras me formo en Aromaterapia en Inglaterra. Estoy preparando una news y un directo para dentro de dos semanas sobre esto. Y te quería preguntar… qué cosas son las que más te interesa saber sobre los aceites esenciales? Cuéntame, cuéntame que tomo nota!! #amorettiesencial #ritualesfelices

A post shared by Andrea Amoretti (@andreaamoretti) on

Pureza

La pureza se refiere a cuánta lavanda original tiene el artículo. Esta se ve disminuida por las cosas extras que se le pueden adicionar al lubricante de base. Es necesario decir, por responsabilidad, que conseguir uno 100% puro es muy extraño. La mayoría han sido tratados con conservantes o con saborizantes.

Para saber su grado de pureza es importante que conozcas el aroma característico de la lavanda. El aceite, cuando es puro, tiene este olor acompañado de un ligero regusto lechoso. Igualmente puedes consultar al vendedor por ello.

(Foto de la imagen destacada: Lukas Gojda / 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?