Te damos la bienvenida a ReviewBox.com.mx! Y nos alegra ser tus aliados cuando de belleza, cuidado personal y tendencias se trata. En esta oportunidad, hablaremos sobre un producto que no puede faltar en un hogar con personas que amen tener unas uñas impecables. La acetona es la reina de la pulcritud y la perfección en tus manos.

La acetona es el principal componente del líquido que utilizamos para retirar el esmalte o barniz de nuestras uñas. Su acción potente permite un retiro rápido para realizar limpieza en tus uñas, mantenimiento o simplemente aplicar un nuevo color o diseño.

A lo largo de esta lectura te comentaremos todo lo que debes saber para elegir la mejor acetona de todas, las dudas más frecuentes que se generan en torno al tema y las mejores acetonas que el mercado actual tiene para ofrecerte.

Primero lo más importante

  • La acetona es un compuesto empleado con frecuencia en el área de la belleza, especialmente en la manicura, gracias a sus propiedades disolventes y removedoras de esmalte de uñas. En ocasiones, el producto es ligado para obtener una fórmula más ligera.
  • La acetona puede venir contenida en 2 tipos de frascos, cuando de este envase se trata: aquellos con tapa dosificadora y aquellos sencillos. Esta peculiaridad determinará en gran parte el tiempo de duración del producto, la experiencia de uso y los posibles accidentes que puedan ocurrir.
  • Aunque casi todas las acetonas cumplen con la misma labor, es importante conocer ciertos factores que te ayudarán a tener un mejor resultado. Hablamos de la presentación que prefieras, la cantidad en mililitros de este, el uso que desees darle (casero o profesional), la frecuencia con la que la emplearás, el tipo de aroma que contenga y otras características extra.

Ranking: Las 4 mejores acetonas

Los removedores de esmalte son imprescindibles en nuestro kit de belleza de uñas, pero elegirlos puede no ser tan sencillo, debido a la gran cantidad de opciones que tienes por delante. Aquí hicimos un resumen de los modelos más geniales de la actualidad para que puedas conocerlos:

1er Lugar – Cojin de Acetona Removedor de Baosity

Si piensas que los frascos de acetona pueden derramarse muy fácilmente, esta es la opción ideal para ti. Solo deberás abrir la bolsita de papel para extraer la lámina con acetona y envolver inmediatamente tus dedos con ella.

Este producto también es empleado para remover las uñas de gel o acrílicas. Solo deberás remojarlas en las láminas por 10 minutos y verificar su estado. Luego de que compruebes que está lista, retira la envoltura y empuja el producto fuera de la uña para retirarlo.

2o Lugar – Pure Acetone Polish Remover de Super Nail

Este envase de 235 mililitros contiene la cantidad necesaria para mantener un buen cuidado de tus uñas. Solo deberás verter unas gotas sobre algodón, toallitas o similares, y limpiar tus uñas con ello hasta que el barniz se haya eliminado por completo.

Es importante mantenerlo en un lugar fresco y bien sellado, para evitar que el producto se evapore y gaste. Su tamaño es compacto, práctico para almacenar en pequeños espacios y tenerlo a mano para tus rutinas de belleza.

3er Lugar – Quita Esmalte de uñas de DE-spin-TA

Este creativo envase contiene 5 agujeros con algodones llenos de acetona para remover el esmalte de tus uñas en solo 10 segundos. Emplea una fórmula mucho más suave que las usuales en el mercado, por lo que tus uñas estarán mucho más cuidadas.

Con esta modalidad no solo protegerás más tus uñas y manos, sino que evitarás la pérdida innecesaria de producto a causa de la exposición al aire. El contenido durará para 50 limpiezas en ambas manos y ahorrarás tiempo, considerando que retirarás el barniz de 5 uñas al mismo tiempo.

4o Lugar –Lápiz Corrector de uñas con acetona de ThreeCat

Se podría decir que es una de las formas más prácticas de transportar y corregir errores en nuestras uñas. Este aplicador en forma de lápiz contiene puntas intercambiables con acetona que dejarán removedor solo en las áreas que lo necesites, por lo que es excelente para acomodar pequeños detalles y crear diseños novedosos.

Es fácil rellenarlo cada vez que su contenido se acabe. En total, son 5 plumas con puntas de diferentes tamaños y formas para emplear la que mejor se adapte a tus necesidades del momento. Cada lápiz contendrá 3 puntas intercambiables.

Guía de Compra

Es fácil saber que necesitamos un producto con acetona para limpiar nuestras uñas, pero quizá no es tan sencillo escoger cuál de tantos disponibles nos llevaremos a casa o al trabajo. Por esta razón, te vamos a hablar de todas las características e información necesaria sobre este producto.

La acetona es la opción ideal, económica y rápida de retirar el esmalte de nuestras uñas. (Foto: Robert Przybysz / 123rf)

¿Qué es la acetona y qué ventajas tiene?

Realmente, el nombre de acetona se le da al compuesto químico de olor característico que se disuelve en agua y evapora fácilmente. Sin embargo, sus propiedades capaces de disolver otras sustancias han hecho que sea la base de la fórmula de la mayoría de los removedores de esmalte o barniz de uña en el mundo.

Este producto es de primera necesidad cuando de cuidado de las uñas hablamos, tanto en uso personal como en uso profesional. Aquí te hablaremos un poco de las ventajas que encontrarás al hacerlo parte de tu vida.

Ventajas
  • Su concentración es segura para tus uñas
  • Remueve el esmalte de forma rápida y fácil
  • Es económica
  • Es fácil de adquirir
  • Tiene baja toxicidad
Desventajas
  • Su ingesta accidental puede causar daños
  • Es inflamable
  • Aroma fuerte

Acetona con o sin dosificador – ¿A qué debes prestar atención?

La presentación más común de la acetona es aquella que viene incluida en un frasco. Este frasco tiene la posibilidad de tener una tapa enroscable sencilla o de incluir en ella un dosificador para aplicar la acetona en el algodón o toalla. Aquí te contamos más al respecto.

Sin dosificador. El contenido en este frasco se mantendrá intacto mientras esté cerrado herméticamente. En caso contrario, comenzará a evaporarse paulatinamente. Para aplicarlo, deberás verterlo sobre el algodón, lo que podría causar derrames o que deposites mayor cantidad de la que habías planeado.

Debido a la evaporación, es probable que este producto tenga una duración menor, en especial si lo dejas al descubierto por un periodo prolongado. La tapa, en este caso, puede ser enroscable o con sistema de presión.

Con dosificador. En este caso la tapa incluye un diseño dosificador que permite que, según la presión que ejerzas, se libere paulatinamente la acetona contenida en el algodón. Este tipo de envases es el preferido por muchos, en especial por profesionales, ya que el producto se aprovecha de mejor manera y los derrames son menos probables.

Por esta misma razón, el producto queda mucho menos expuesto al ambiente, lo que evita una rápida evaporación y un mejor aprovechamiento de este. La tapa puede ser tanto enroscable como de presión, y el sistema de dosificación estará en el tope de ella.

Sin dosificador Con dosificador
Aplicación Voltear en envase hacia el algodón Presionar el dosificador con el algodón
Derrames al aplicar Probables Poco probables
Duración del producto Menor duración por evaporación Mayor duración
Evaporación Mientras esté abierto Poco probable
Tipo de tapa Enroscable o de presión Enroscable o de presión, con sistema cuentagotas

¿Cuál es la diferencia entre los quitaesmaltes con y sin acetona?

Aunque la acetona es la reina de los removedores de esmalte, actualmente existen opciones que permiten lograr este cometido sin incluir acetona en la fórmula. En esta oportunidad te hablamos un poco de ambos y los aspectos que los diferencian.

Con acetona. Esta es la opción ideal para lograr un resultado rápido y efectivo, ya que se ahorrará producto (utilizarás menos) y tiempo (el esmalte sale más rápido). También es la opción empleada para retirar uñas de gel y barniz oscuro. Sin embargo, puede no ser una opción si sufres de alergias a este producto o tienes piel sensible.

Sin acetona. Esta es una opción más segura para personas alérgicas, con piel irritable y uñas muy quebradizas. En este caso, el olor será más suave y es probable que tengas que emplear una cantidad mayor de producto y frotar tus uñas por mucho más tiempo para retirarlo por completo. No funciona muy bien con colores oscuros.

¿Cuánto cuesta?

La acetona como removedora de esmalte de uñas puede ser realmente económica. Es posible que veas variaciones en los precios dependiendo del tipo de envase en el que está contenida, de la cantidad de producto que contiene, o de su pureza en la fórmula. Verás opciones a partir de 200 MXN.

Sin embargo, puedes ser un poco más exigente en cuanto a los criterios que mencionamos en el párrafo anterior y encontrar modelos que van desde los 300 MXN hasta los 800 MXN todo dependiendo de las especificaciones y variaciones de las diversas opciones.

¿Dónde comprar?

La acetona para remover esmalte es relativamente sencilla de ubicar. Basta con visitar farmacias, tiendas de artículos de belleza, peluquería, manicura y similares. Puedes encontrar opciones en Sally México, Home Depot, Farmalisto, Walmart y similares.

También puedes deleitarte con las opciones que verás al hacer una revisión desde la comodidad de tu casa en plataformas como Amazon, Mercado Libre y las tiendas en línea de los comercios mencionados anteriormente. Es posible que aquí encuentres presentaciones difíciles de conseguir en establecimientos físicos.

Criterios de compra: factores que te permiten comparar y calificar los distintos modelos de acetona

¡No te apresures! Antes de ir corriendo a comprar la acetona de siempre o aquella que tanto llamó tu atención, es importante que prestes atención a ciertos factores que influirán grandemente en tu experiencia de uso, salud, aprovechamiento del producto y más.

  • Presentación
  • Cantidad de producto
  • Uso
  • Frecuencia de uso
  • Aroma
  • Características extra

Presentación

El tipo de envase que contenga tu producto es uno de los puntos más importantes a determinar, ya que podrá definir la cantidad de tiempo que disfrutes de él, el modo de aplicación y otros datos que te mencionaremos más adelante junto a los tipos de envases más comunes.

Frasco. Este es el contenedor más común para este líquido. Lo encontrarás con frecuencia y solo debes asegurarte de que contenga una cantidad apta para ti y que su tapa cierre correctamente, para evitar derrames o evaporación. Puedes encontrarlo de plástico o vidrio, y ambas opciones serán perfectas para un uso doméstico y profesional.

Láminas. Las láminas suelen aplicarse para remover esmalte, pero también para remover uñas de gel que necesiten retiro o mantenimiento, gracias a su gran concentración de producto. Dado a que cada casilla representa una uña, no es recomendable aplicarlo para uso diario doméstico, ya que se perderá mucho producto.

Contenedor giratorio. Esta es una de las opciones que ofrece un resultado más rápido, ya que trabajará en las 5 uñas al mismo tiempo. Deberás introducirlas en sus 5 orificios con almohadillas llenas de producto y en segundos tendrás tu mano limpia. Es una buena opción para uso doméstico, en especial si tienes prisa.

Lápiz. Si quieres retirar el exceso de esmalte de los bordes de tus uñas o corregir solo una parte sin retirar todo el esmalte, es esta la opción ideal. Estos modelos cuentan con un depósito en el que podrás recargar la acetona. Solo deberás pasas su punta por el área a corregir y ¡listo! Es apto tanto para uso personal como profesional.

Los envases de acetona con dosificador permitirán que evites los derrames y hará que el producto perdure por mucho más tiempo. (Foto: photosampler / 123rf)

Cantidad de producto

Dependiendo del tipo de uso que desees darle a tu acetona, podrás elegir entre opciones con menor o mayor cantidad de líquido. Esto te permitirá hacer un uso eficaz de tu producto, ahorrar dinero y evitar pérdidas o incomodidades por no poseer un tamaño adecuado.

De 50 a 200 mililitros. Aquellas con poca cantidad pueden ir entre 50 y 200 mililitros, y son ideales para uso casero y personal, ya que podrás disfrutar de él por mucho tiempo. También puedes almacenarlo y transportarlo fácilmente. Busca que cuenten siempre con un cierre seguro para evitar la evaporación del producto.

De 200 mililitros a 1 litro. Si eres profesional de la manicura o simplemente prefieres tener producto almacenado por tiempo prolongado, podrás acudir a modelos de cantidad superior, que pueden incluso alcanzar 1 litro de contenido.

Esta opción es ideal para emplear a diario, aunque se recomienda verter cantidades menores en frascos más pequeños por comodidad.

Uso

Sabemos que la acetona es ideal para remover el esmalte de nuestras uñas, pero también se emplea para remover sistemas de uñas de gel o acrílicas, en caso de poseerlas. Aquí te explicamos la diferencia de uso entre ambos casos.

Remover esmalte. En estos casos, solo se necesita un poco de producto fresco para que el barniz de uñas comience a desaparecer. Puedes emplear acetonas con poco grado de concentración, es decir, mezclada con otros elementos que logren una fórmula más ligera. Así podrás aplicarla semanalmente sin problemas y el resultado será más rápido.

Remover uñas de gel. Cuando se trata de uñas acrílicas o de gel, el procedimiento es diferente, ya que necesitarás acetona pura o en un grado de concentración mayor para que logre el desprendimiento del material. Deberás envolver tus dedos por 15 o 25 minutos, hasta que comience a despegarse. No se recomienda hacerlo más de 1 vez al mes.

Los envases con acetona de más de 200 mililitros son ideales para profesionales de la estética y manicura, ya que se trata de un producto de uso constante. (Foto: Elnur Amikishiyev / 123rf)

Frecuencia de uso

No todas las personas emplearán la acetona la misma cantidad de veces, por ello es importante delimitar la cantidad de veces a la semana que emplearás el producto, y eso se determinará dependiendo si eres o no profesional de la manicura.

Casero. Si deseas acetona para usar en casa, lo mejor será adquirirla en un envase pequeño, que puedas almacenar sin problemas. Las opciones de 100 o 200 mililitros son ideales para mantener en el hogar. Las opciones en frasco y giratorias son una buena opción para un uso esporádico, de quizá 1 o 2 veces a la semana.

Profesional. Es preferible una opción de mayor cantidad de producto, como aquellos de 500 mililitros o hasta 1 litro. De esta manera podrán recargarse frascos más pequeños para mayor comodidad, ya que el producto se utilizaría varias veces al día. Aquellos en forma de lápices también serán una opción, para dar un acabado único.

Aroma

El aroma de la acetona que elijas puede ser indiferente para algunas personas, pero para otras es uno de los puntos más importantes a tratar. Si lo dividimos en tipos, podremos encontrar productos con un fuerte aroma, y otros con un aroma delicado. Conoce más sobre ellos:

Aroma fuerte. En general, los productos con acetona suelen tener un fuerte aroma diferenciador. Se recomienda su uso si no sufres de alergias o irritabilidad ante el olor, si lo empleas en ambientes abiertos y si no tienes cerca niños o animales que puedan inhalarlo. Estos suelen ser más económicos y sencillos de encontrar.

Aroma delicado. En algunos casos, los productos con acetona son mezclados con neutralizador de olores o perfumes que permitan suavizar o disminuir un poco el aroma característico de los quitaesmaltes. Puedes emplearlos si eres sensible a este olor, si lo usas en sitios cerrados o su sufres de alguna alergia que pueda empeorar.

¿Sabías que la propiedad diluyente de la acetona permite eliminar rastros de pega que quede adherida en nuestros dedos, en especial cuando se trata de la conocida Super Glue?

Características extra

Existen ciertos aspectos o peculiaridades de la acetona que pueden lograr un uso mucho más beneficioso y agradable, tanto para ti como para tus clientes (en caso de ser profesional de la manicura). Te hablamos de las más frecuentes.

Hidratación. Dado que una de las características en contra que puede tener la acetona es que reseca nuestra piel al usarla continuamente, existen quitaesmaltes que incluyen activos hidratantes que mantendrán nuestras manos, uñas y dedos hidratados. Si trabajas con este producto, es una excelente opción para exposiciones constantes.

Fortalecimiento. Así como existen uñas fuertes, hay otras que son débiles y quebradizas. En este caso, puedes emplear un producto que incluya propiedades para fortalecerlas. De esta forma, cada vez que la apliques estarás ayudando a tus uñas a crecer sanas y fuertes. Puedes acompañarlo con un esmalte que también incluya esta propiedad.

Seguridad. Sabemos que la acetona es el componente principal de los quitaesmaltes, pero es importante que te asegures de que la fabricación del modelo que escojas esté en manos de laboratorios reconocidos, para evitar emplear un producto que tenga una concentración mayor a la que se indique. Elije solo productos certificados.

(Foto de imagen destacada: Alexsey Kurguzov / 123rf)

Califica este artículo


36 Voto(s), Promedio: 4,00 de 5