La seguridad y comodidad en el trabajo es un aspecto muy importante. Mientras mayor facilidad tengas al desempeñar tus tareas, más rápido y eficiente serás. Cuando se trabaja con herramientas la seguridad es indispensable, y por ello existe el arnés. Si quieres saber más, ¡acompáñanos en este artículo de ReviewBox México!

Hay trabajos de construcción y reparación que requieren un uso de herramientas ágil, y que conllevan un riesgo alto, pues suelen ser en zonas muy elevadas, por lo que la persona debe estar suspendida en el aire para poder trabajar. Con el arnés indicado, el riesgo de caída disminuye, pues siempre tendrás un agarre seguro.

Puede que no estés realmente familiarizado con este producto, por lo que debes estar confundido sobre cómo elegir el adecuado y que aspectos tomar en cuenta. Si este es tu caso, entonces no tienes de que preocuparte, pues a través de esta guía, aprenderás todo sobre el arnés como herramienta.

Primero lo más importante

  • Un arnés es, básicamente, una herramienta de seguridad que se ajusta al cuerpo, sujetándolo en puntos clave para prevenir caídas cuando se trabaja en las alturas. Es un sistema de seguridad obligatorio para obreros de construcción que deben laborar en zonas altas, ya que este los suspende en el aire.
  • En el mercado existen diversos modelos de arnés, pero hay dos en particular que debes conocer, los cuales son similares, pero empleados en situaciones distintas: Los generales, que son para trabajos simples, y los recubiertos, que son para trabajos con sustancias sucias o que manchen.
  • Antes de elegir el arnés, es importante que tengas en mente ciertos aspectos que te permitirán comparar un modelo con otro, haciendo el proceso de selección más fácil. Factores como la talla, el modelo, la clase y la cantidad de anillos son necesarios de analizar.

Ranking: Los 4 mejores arneses

Al momento de acercarte por primera vez a un producto, una buena estrategia es analizar la oferta actual de este, pues a través de los mejores del mercado sabrás sus características, así como el estándar de calidad al que debes aspirar. La opinión del público puede ser una buena guía para comenzar a orientarte sobre cualquier producto desconocido.

1er Lugar – Arnés de suspensión de Urrea Herramientas

Este modelo de arnés está pensado para suspensión, es decir, para estar constantemente sujetando el peso de la persona en tensión. Tiene tres anillos en D, lo que le da una seguridad estándar, considerando que tiene uno de ellos en la zona del pecho.

Viene con un cinturón que puede o no incluirse al momento de usar, el cual da apoyo en la zona de la cadera para mayor seguridad. Cubre piernas y pecho, estabilizando al cuerpo con facilidad.

2o Lugar – Arnés para posicionar de Urrea Herramientas

Nuevamente la marca Urrea Herramientas aparece en el ranking, ocupando los primeros dos lugares. En este caso, el arnés es de posicionamiento, es decir, que más que funcionar en caso de una caída libre, sirve para que la persona logre estabilizarse en una zona en particular.

Cuenta con 3 anillos en toda su composición, ubicando dos en los laterales de las piernas, y el tercero en la espalda, lo que asegura al cuerpo completo, tanto la parte superior como inferior. Cuenta con cuerda y ganchos para el punto de agarre.

3er Lugar – Arnés universal de Guardian Fall Protection

Un modelo de arnés genérico, presentado por la marca Guardian Fall Protection. Este arnés presenta varias zonas de ajuste, tanto en el pecho, con cintas, como en las piernas, con hebillas que permiten cerrar la correa alrededor de la entrepierna.

Posee dos zonas de agarre (anillos) en el pecho, que permite la suspensión de la persona, previniendo posibles caídas. Es recomendable para trabajos en alturas no muy grandes, ya que no ofrece muchos puntos de suspensión.

4o Lugar – Arnés de seguridad de Red Dragon

Es de los modelos más sencillos y comunes, así como ligeros, en el mercado. Este arnés de seguridad es perfecto para casi cualquier trabajo que no involucre agentes exteriores. Contiene ajustes en el pecho, la cadera y la entrepierna.

Tiene un solo anillo de suspensión, ubicado en la espalda, por lo que este modelo no es para soportar grandes caídas, sino para evitar accidentes en caso de resbalarse en alturas.

Guía de Compra

Después de haber conocido los mejores modelos de arnés en el mercado, puede que tengas un panorama más claro sobre qué son y cual podrías comprar para ti. No obstante, es importante que, antes de tomar la decisión final, conozcas ciertas características y términos que envuelven al producto, para que tengas mayor seguridad.

El ajuste correcto en tu arnés puede salvar tu vida. (Foto: hxdbzxy / 123rf.com)

¿Qué son los arneses?

Un arnés es, en pocas palabras, una herramienta de suspensión, que envuelve el cuerpo del trabajador en la zona de brazos, entrepiernas y pecho, para asegurarlo mientras trabaja en alturas. Cuenta con un gancho que se ajusta en una punta por encima de la zona de trabajo, de manera que, si cae, el gancho sostenga el arnés con una cuerda.

Están hechos de un material muy fuerte, ya que su diseño es para prevenir caídas, por lo que la tensión es de impacto, y si no son lo suficientemente resistentes se romperán, dejando caer al obrero. Poseen ajustes en cada zona del cuerpo, para que se adapten al cuerpo de la persona. Si quedan holgados pueden fallar.

¿Qué ventajas tienen?

Dentro de sus múltiples ventajas está la seguridad que proporciona al trabajador, al momento de estar en las alturas, lo mantiene suspendido con fuerza. Además de esto, algunos diseños tienen incorporados espacios donde colocar las herramientas, de manera que facilite el cambio entre una y otra mientras labora.

Aún cuando parece el producto ideal, al igual que todos, este posee ventajas y desventajas, las cuales debes conocer antes de comprarlo, no porque el producto sea deficiente, sino para tener mayor certeza sobre lo que estás comprando.

Ventajas
  • Evita caídas accidentales
  • Distribuye el impacto de caída para evitar daños físicos
  • Mantiene la postura y estabilidad mientras se trabaja
Desventajas
  • Deben ser de la talla correcta o son riesgosos
  • El gancho puede fallar si no se verifica su agarre
  • Son costosos.

Arnés de uso general o recubiertos – ¿A qué debes prestar atención?

Hay arneses para cada trabajo, por lo que al momento de comprar puedes confundirte un poco sobre cual elegir, y qué diferencias hay. No obstante, hay dos arneses que son muy similares, a los que debes detallar con atención para poder elegir el correcto, estos son: los de uso general y los recubiertos.

Arnés de uso general: Este tipo de arnés, como su nombre lo dice, son para trabajos generales, es decir, los que no tengan elementos extra, como electricidad o soldadura. Ofrecen un ajuste seguro y completo, con distribución completa en caso de una caída.

Normalmente poseen tres anillos D, que son donde se coloca la cuerda que conecta el arnés con el punto de anclaje, donde se encuentra el gancho. Esto da una medida de seguridad estándar. Algunos pueden tener un cuarto anillo en el pecho. No resisten bien agentes externos, por lo que se pueden deteriorar si no se cuidan correctamente.

Arnés recubierto: Este modelo esta pensado para ambientes sucios, es decir, donde se trabaje con materiales como pintura, aceites, polvillo, entre otros. Debido a que la exposición a estos agentes puede provocar desgaste y corrosión en el arnés, es importante emplear este para estos casos, de modo que no se comprometa la seguridad.

Este arnés posee una capa impermeable que va por encima del material natural de las cuerdas y el aluminio (en el caso de los anillos), la cual hace que la pieza se vuelva impermeable a cualquier agente que se considere “suciedad”. De igual modo deben limpiarse luego de cada trabajo, para evitar que las sustancias impacten en la pieza.

Arnés de uso general Arnés recubierto
Seguridad Media-Alta Alta.
Anillos Entre 3 y 4 anillos 3 anillos.
Tipo de uso Uso general, que no involucre suciedad Solo para trabajos en áreas sucias.
Precio Medianamente asequible Más costosos que los generales.

¿Cuánto cuesta?

Dependiendo de ciertas características, como cantidad de anillos, los ajustes que tenga, la marca a la que pertenezca y el uso al cual esté dirigido, el precio puede variar, elevándose mientras más seguridad y beneficios proporcione el arnés. No obstante, es un producto medianamente asequible.

Si buscas un arnés genérico, para trabajos no tan riesgosos, los precios pueden ir de 400 MXN a 1,000 MXN, dependiendo de los anillos y las garantías que ofrezcan las marcas. En caso de los modelos de usos específicos, como los recubiertos, con múltiples anillos, los precios se pueden elevar hasta 15,000 MXN.

¿Dónde comprar?

Cuando llega el momento de realizar la compra, es importante que tengas en mente el sitio donde la realizarás, pues debe ofrecerte una amplia variedad, para que así puedas decidir el ideal para ti. Una tienda ideal para ello es Meci Plus S.A, donde te ofrecen las mejores marcas de arnés.

Si eres de los que prefiere hacer las comprar por internet, hay una amplia variedad de portales web donde podrás encontrar un catálogo amplio de distintos modelos de arnés de seguridad, como, por ejemplo, la página Grainger, que ofrece excelentes precios por arneses increíbles.

Hay otras opciones disponibles para realizar tu compra, como las tiendas en línea por excelencia: Amazon México y Mercado Libre México. En estas no solo tendrás acceso a un catálogo vario, sino que también podrás ver la opinión de los clientes y la reputación del vendedor, lo que te generará más seguridad.

Criterios de compra: factores que te permiten comparar y calificar los distintos modelos de arneses

Antes de tomar la última decisión y comprar el arnés que necesitas, es importante que conozcas ciertos aspectos que son esenciales para establecer comparativas, de modo que puedas analizar las diferencias entre un modelo y otro, y elijas el que te resulte más útil.

  • Cantidad de anillos
  • Tipo
  • Clase
  • Talla

Cantidad de anillos

Algo que determina el nivel de seguridad en un arnés es la cantidad de anillos que posea, ya que, mientras más anillos tenga, más puntos de tensión tendrá, y en caso de una caía, se sujetará mejor. Ten en cuenta que no todos los arneses son para todo tipo de actividad.

Arnés de 3 anillos: Son los más sencillos de todos, con puntos de agarre en hombres y pecho normalmente, algunos lo tienen en las piernas. Son ideales para trabajos generales, no muy riesgosos, donde la caída no sea muy grande, de unos 5 metros aproximadamente.

Arnés de 4 anillos: Suelen ser el punto medio de los arneses, con un alto índice de seguridad, lo que los hace versátiles para trabajos de mediano y alto riesgo en cuanto a la altura. Mientras más elevado sea el riesgo, mayor consciencia debe tener la persona, pues la seguridad que manejan estos modelos no es la máxima.

Arnés de 5 anillos: Son los de mayor seguridad en el mercado, ya que tienen dos puntos de agarre en las piernas, dos en los hombros y uno en el pecho. Esto genera estabilidad al momento de trabajar, y mantienen completamente a salvo al obrero. Son excelentes para trabajos de muy grandes alturas, como rascacielos, por ejemplo.

Tipo

Los arneses pueden clasificarse, y cada uno está diseñado para ciertas situaciones en particular, por ellos debes conocer los diferentes tipos, de manera que elijas el que más se adapte a lo que necesitas.

Arnés de seguridad lumínico: Este tipo de arnés es el que se utiliza normalmente en reparaciones de la vía pública, debido a que, en su composición, tienen material reflectante, que permite la visibilidad fácil y rápida incluso en ambientes desfavorables, como neblina, lluvia la misma noche. Son perfectos para reparaciones en las calles.

Arnés dieléctrico: Un modelo diseñado únicamente para trabajos con electricidad. Todo el arnés está recubierto con una capa protectora, la cual aísla toda la composición de la pieza, evitando que se carguen de electricidad (esto incluye los anillos de aluminio). Con ello se protege al obrero de sufrir descargas eléctricas mientras trabaja.

Arnés de soldadura: Como su nombre lo indica, es un arnés diseñado especialmente para trabajos de soldadura. Estos modelos están diseñados con fibras sintéticas que son aprueba de quemaduras, soportando las comunes chispas que pueden caer en el arnés, las cuales son de hasta 370 grados.

Clase

Los arneses también se pueden sectorizar por clase, y cada una corresponde a cierto nivel de seguridad, por lo tanto, dependiendo del riesgo presente en el trabajo que vayas a realizar, deberás escoger una clase en específico.

Clase 1: Normalmente estos arneses son vistos como un cinturón, ya que su agarre se posiciona allí. No envuelven el cuerpo completamente como otros arneses. Se encargan de posicionar y suspender al trabajador en el sector donde debe realizar la reparación o construcción. No sostienen caídas de más de un metro de alto.

Clase 2: Son los arneses que están diseñados para proteger al obrero en caso de resbalarse, por ello son recomendados únicamente en trabajos que tengan humedad o sean subterráneos. Tienen el punto más grande de suspensión en el pecho.

Clase 3: Esta clase de arnés es el de cuerpo completo, siendo el que provee más seguridad de todos. Son empleados para trabajos con alturas muy altas, lo cual conlleva a un riesgo severo. Resiste caídas fuertes en vertical.

Talla

Por último, es importante que conozcas la talla del arnés que vas a comprar, pues debe ajustarse correctamente a tu cuerpo, ya que si queda muy apretado puede generar incomodidad mientras trabajas, mientras que si es muy holgado, es automáticamente un riesgo. Ten en cuenta que las tallas pueden variar de acuerdo a la marca.

Talla S: Es la más pequeña de todas en cuanto a adultos, por lo cual está destinada a mujeres u hombres delgados. Recuerda que, aún cuando viene de una medida, pueden ajustarse para que queden completamente de tu tamaño. Sus medidas en la zona de la cintura suelen ser de 67 cm a 77 cm.

Talla M: Esta talla es la media entre todas, suele ser para personas medianamente corpulentas, ya sea por tener una musculatura fornida o atributos prominentes. No obstante, no califica para personas con mucho peso. Sus medidas en la cintura son de 73 cm a 85 cm.

Talla L: Es la talla más grande de todas, suele emplearse en personas con una contextura gruesa, pero no con sobrepeso, ya que, al tratarse de trabajo en alturas, este tipo de personas no pueden emplear el arnés. Las medidas en la cintura son de 80 cm a 92 cm

(Foto de imagen destacada: photobac/ 123rf.com)

Califica este artículo


50 Voto(s), Promedio: 4,50 de 5