Última actualización: 27/10/2021

Nuestro método

10Productos analizados

16Horas invertidas

3Estudios evaluados

54Comentarios recaudados

¡Bienvenido a ReviewBox Brasil! Hoy vamos a hablar de un objeto especial para los exploradores del universo y las galaxias, el telescopio.

Si alguna vez has mirado al cielo y te has preguntado qué hay allí arriba, no estás solo. Cada día, miles de astrónomos profesionales y aficionados cogen su telescopio y apuntan al cielo abierto.

Y nunca faltan cosas chulas que ver! Pero para eso, necesitas un buen bisel. Así que echa un vistazo a nuestro artículo y conoce todos los mejores modelos, ventajas y desventajas y empieza a observar el espacio.




Lo más importante

  • El bisel es un modelo de telescopio llamado telescopio refractor.
  • Debes comprar un bisel en función de lo que quieras observar.
  • Nunca creas del todo en el poder de aumento de un bisel descrito en un anuncio.

Bisel: nuestra recomendación de los mejores productos

Los mejores telescopios son estupendos para detectar estrellas muy lejanas, pero no son tan útiles para observar planetas.

Por tanto, elige un telescopio y estarás bien servido a la hora de ver las estrellas cercanas. El único problema es que la astronomía puede ser bastante compleja, lo que hace que sea difícil de encontrar.

Por ello, hemos separado algunos modelos de bisel para facilitarte la vida.

Guía de compra

El bisel es un objeto complicado que debe comprarse con cuidado y atención. Por eso hemos preparado esta Guía de compra especial con toda la información que necesitas saber antes de elegir el tuyo.

Pessoa olhando pela luneta de dia.

Un bisel es un tipo de telescopio que tiene lentes objetivas. (Fuente: coyot / Pixabay)

¿Qué es un bisel?

Un telescopio refractor, también conocido como bisel, es un tipo de telescopio óptico que utiliza una lente como objeto para formar una imagen.

El diseño del telescopio refractor se utilizó originalmente en catalejos y telescopios astronómicos, pero también se utiliza para objetivos de cámaras de largo alcance.

¿Sabías que los lunetos fueron el primer tipo de telescopio óptico? Los primeros telescopios refractores prácticos aparecieron en los Países Bajos hacia 1608, y se atribuyeron a tres personas, Hans Lippershey y Zacharias Janssen, fabricantes de gafas de Middelburg, y Jacob Metius de Alkmaar. Galileo Galilei, que se encontraba en Venecia hacia mayo de 1609, oyó hablar del invento y construyó una versión propia.

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene comprar un bisel?

Aunque los biseles grandes eran muy populares en la segunda mitad del siglo XIX, el telescopio refractor ha sido sustituido por el telescopio reflector, que permite mayores aperturas de lente y es más barato.

A pesar de ello, sigue habiendo muchas ventajas en tener un bisel. Son excelentes para observar estrellas lunares, planetarias y binarias.

Además, es un objeto que necesita muy poco mantenimiento y es muy robusto, lo que puede ser una desventaja si buscas un objeto ligero.

Ventajas
  • Fácil de usar y consistente gracias a la simplicidad del diseño
  • Excelente para estrellas lunares, planetarias y binarias, especialmente con aperturas mayores
  • El tubo sellado protege la óptica y reduce las corrientes de aire que degradan la imagen
  • Robusto, necesita poco o ningún mantenimiento
  • Su tubo sellado protege la óptica de la degradación de la imagen
Desventajas
  • Generalmente tienen aperturas pequeñas, de 3 a 5'
  • Las aperturas más pequeñas implican una menor visión de galaxias y nebulosas lejanas
  • Son más pesados, largos y voluminosos que los telescopios reflectores
  • Los refractores de buena calidad cuestan más por pulgada de apertura

¿Qué puedes observar con el bisel?

La mayoría de las personas que compran su primer telescopio quieren que sea perfecto para ver tanto objetos terrestres como astronómicos.

La verdad es que, por muy atractiva que resulte la idea de un bisel universal, los terrestres suelen ser malos para la astronomía, y lo mismo ocurre con los biseles para la observación de las estrellas.

Por tanto, es importante decidir qué tipo de observación vas a realizar con más frecuencia. Dependiendo de lo que vayas a observar, puedes incluso optar por un telescopio reflector. El telescopio es adecuado para la observación

  • Planetas
  • Luna
  • Estrellas cercanas
  • Meteoros
  • Estrellas fugaces

Sin embargo, dependiendo de dónde te encuentres y de la precisión de las lentes de tu bisel, podrás ver más o menos objetos, e incluso será posible ver objetos celestes más lejanos.

Homem olhando pela luneta.

Con un bisel es posible observar estrellas celestes. (Fuente: shepardhumphries / Pixabay)

¿Cuál es la diferencia entre un bisel y un telescopio reflector?

Una de las mayores dudas de quienes van a comprar un bisel es si es realmente diferente de un telescopio. Los dos objetos son bastante similares.

Sin embargo, difieren en algunos aspectos que veremos a continuación. Al igual que el telescopio, el telescopio es otro elemento que permite observar los objetos celestes.

Sin embargo, es un tipo específico de telescopio. El telescopio es lo que podemos llamar un telescopio refractor, que utiliza lentes objetivas. Los telescopios reflectores comunes, en cambio, utilizan espejos.

La desventaja del bisel en relación con el telescopio reflector es que puede generar una distorsión de los colores, haciendo que la imagen no esté tan bien definida, además de ser un elemento algo menos potente en relación con las distancias que se pueden observar.

Luneta Telescopio reflector
Lentes Lentes Espejos
Colores Mayor distorsión del color Colores más brillantes
Qué observar Planetas y luna Objetos más lejanos

Menino brincando com telescópio.

El telescopio es un objeto muy difícil de comprar y debe ser elegido y manejado con cuidado. (Fuente: PublicDomainPictures / Pixabay)

Criterios de compra: Factores que te permiten comparar los distintos tipos de bisel

Tanto si estás investigando la compra de tu primer bisel como si sólo quieres saber qué hay en el mercado, aquí tienes unas sencillas consideraciones y criterios que te ayudarán a la hora de elegir este equipo.

Los equipos ópticos y la terminología del área son temas algo complicados, por lo que te ayudaremos a entender cada punto importante a la hora de elegir un bisel de forma sencilla y directa.

Comprueba los criterios principales

  • Tamaño de la lente
  • Capacidad de ampliación
  • Calidad
  • Tamaño del telescopio

Así pues, vamos a detallar cada uno de estos elementos para que puedas elegir el mejor bisel para tus observaciones.

Tamaño de la lente

Cuanto más grande sea la lente del objetivo, más podrás ampliar la imagen con claridad cuando mires al cielo. Cuanto mayor sea el tamaño de la lente del bisel, más pesada será y más difícil de mover.

Además, el artículo se encarece. Los tamaños de objetivo más comunes son de entre 70 y 90 mm, pero en el mercado hay objetivos de incluso más de 180 mm. Todo depende de tu presupuesto.

Capacidad

de aumento No elijas un telescopio sólo por su capacidad de aumento anunciada. La forma correcta de comprar un bisel es por su apertura.

Es decir, el tamaño de la lente objetivo o del espejo. Por regla general, pocos biseles pueden proporcionar más de 50 x por pulgada de lente.

Luneta montada em espaço aberto.

La capacidad de visualización de un bisel depende en gran medida del lugar donde se monte. (Fuente: picjumbo_com / Pixabay)

Calidad

Hay un montón de biseles baratos por ahí, con lentes de calidad inferior, materiales baratos y una estructura deficiente, que sólo te decepcionarán cuando los uses y probablemente acabarán en un armario.

Un bisel de calidad podrá utilizarse durante muchos años, así que olvídate de los de baja calidad. Busca un bisel con un periodo de garantía decente y de una marca reputada.

Es posible que necesites reparaciones, así que opta por marcas que ofrezcan asistencia, servicio y asesoramiento.

Tamaño

del telescopio Cuanto menor sea el tamaño del bisel, más a menudo se utilizará. Ya sea para la observación de la Tierra o para la astronomía, si puedes coger tu pequeño bisel y llevarlo fácilmente a cualquier parte, lo utilizarás mucho más a menudo que si tienes que montar y trasladar una pieza grande y compleja.

Por otro lado, los biseles más grandes pueden tener mucha más capacidad que los modelos más portátiles. Así que si buscas rendimiento en lugar de portabilidad, ten por seguro que vas a elegir un bisel grande.

(Fuente de la imagen destacada: susan-lu4esm / Pixabay)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones