Última actualización: 13/02/2020

Nuestro método

13Productos analizados

21Horas invertidas

9Estudios evaluados

77Comentarios recaudados

Casi parece mentira como una pieza tan sencilla como lo es el caballete podría tener tantas variaciones, pero en su diversidad influye desde los distintos tipos, materiales de fabricación y tipos de base, hasta si es capaz de ajustar los ángulos de inclinación justo a nuestra medida; características que son pertinentes conocer.

Es por esto y más que en ReviewBox queremos instruirte con los distintos factores y características que debes conocer antes de adquirir un caballete para comenzar o continuar tu aventura artística, y que así seas capaz de elegir por ti mismo el caballete ideal según tu caso ¡Así que no te lo pierdas!




Lo más importante

  • El caballete es una base que sirve para sujetar un marco o lienzo generalmente de manera vertical, ya sea mientras el artista lo está pintando, para exhibirlo o sostenerlo. Su principal ventaja es aportar mayor comodidad al artista y al mismo mayor estabilidad para el lienzo, logrando así un mejor resultado.
  • Existen distintos tipos de caballete que pueden variar según las características que los definen, los principales para un pintor principiante o profesional son el caballete de campo y el de estudio, su principal diferencia radica en el tamaño, peso y portabilidad.
  • Antes de elegir el caballete ideal para nuestro uso, es importante conocer los factores que influyen en su diversidad, ya que estos pueden variar en cuánto a tipo, materiales de fabricación, su tipo de base y si es permisible el ajuste en los ángulos de inclinación, características esenciales para su uso.

Los mejores caballetes en el mercado: nuestras recomendaciones

El mejor caballete de alumino

Este caballete de aluminio tiene base en forma de trípode, es muy similar a un trípode fotográfico, muy fácil de transportar o trasladar de un lugar a otro, es ideal para los artistas callejeros, también para quien no tiene suficiente espacio en su lugar de trabajo.

Es capaz de llegar a medir hasta 81 centímetros, sus patas son adaptables, ya que cada una se puede retraer de manera autónoma, lo que le hace sencillo adaptarse a cualquier terreno, además de que se puede usar como caballete de sobremesa cuando está totalmente recogido.

El mejor caballete para los pequeños de casa

El segundo lugar se lo lleva un caballete dirigido especialmente a los más pequeños de la casa, se trata de un caballete todo en uno que incluye un pizarrón y un pizarrón magnético del otro lado; es recomendado para niños de 3 a 8 años, e incluye el caballete, tres botes de pintura y un rollo de papel que se podría reemplazar.

El mejor caballete portátil

Este excelente y portátil caballete es una variación en forma de caja, ya que se puede cerrar prácticamente como un maletín y permite guardar dentro de él algunos insumos como botes de pintura, pinceles y demás.

Soporta lienzos de hasta 11 centímetros por 14 centímetros, se utilizaría de sobremesa y pesa poco más de 1,5kg, lo que lo hace un caballete sumamente portátil, ideal para los artistas nómadas que quieren viajar por el mundo pintando todo lo que ven.

Guía de compras: Lo que necesitas saber sobre los caballetes

Los caballetes parecen una herramienta básica que solo se elige según su estética y precio, sin embargo, existen diversos factores que pueden convertir este complemento fundamental para los pintores en su peor enemigo, por lo que debemos apreciar y conocer cada característica antes de adquirir uno de estos productos.

Es muy común conocer que en el ámbito de los artistas se suelen realizar estas piezas de forma casera, sin embargo, lo recomendable para tener un instrumento de calidad magna y duradero, es adquirirlo según las distintas características fundamentales en un caballete que conocerás a lo largo de este artículo. (Foto: Counselling / Pixabay.com)

¿Qué es un caballete y qué ventajas tiene?

El caballete es un soporte para lienzos o cuadros que facilita el trabajo a pintores o arquitectos, ya que le permite al artista apoyar sus creaciones en una firme base, para así poder crear sus obras de una manera mucho más cómoda, además de poder exhibirlos cuando no están en la pared.

Su principal ventaja es permitir al artista un apoyo para el lienzo de forma vertical, lo que facilita y aporta comodidad y estabilidad al pintor, ya que puede ser incómodo inclinarse sobre una mesa para realizar una obra que podría tardar horas en llevarse a cabo, evitando así, dolores de espalda y futuras molestias o desgaste físicos.

Sin embargo, en esto constan las alteraciones que hay en los tipos de caballete, ya que no todo tipo de obra, pintura o arte se realiza de la misma manera, por ello podemos conseguir caballetes con ajustes en la inclinación con un ángulo de hasta 90º, precisamente horizontal, ya que hay pinturas poco densas que lo requieren.

Ventajas
  • Aporta comodidad
  • Aporta firmeza y estabilidad
  • Evita desgaste físico
  • Tiene alto nivel ornamental
Desventajas
  • Podría colapsar y dañar el lienzo
  • Puede dañar la obra si no se usa el adecuado
  • El transporte puede ser complicado

¿Cómo está fabricado un caballete?

Este fundamental complemento se trata de una herramienta elaborada generalmente de madera o metal, pero que también se pueden conseguir o fabricar a base de otros materiales como hierro, aluminio, plástico, entre otros.

La base de este reconocido artefacto a menudo está compuesta por tres patas; dos delanteras para aportar mayor firmeza y una trasera para asegurar la base con un mayor apoyo, sin embargo, existen variaciones, como los caballetes con base en forma de “H” que se pueden conseguir en el mercado.

Caballete de campo o caballete de estudio - ¿A qué debes prestar atención?

Entre los tipos de caballete, los más reconocidos y vendidos en el mercado son el de campo y el de estudio, ya que son muy parecidos en cuanto a estructura se trata y ambos son de uso profesional, a diferencia de otros caballetes que ofrecen menor estabilidad como el de sobremesa.

El caballete de campo: Se trata de un caballete muy parecido al de estudio, pero portátil y fácil de transportar, con una estructura muy similar a la da un trípode fotográfico, tiene una base con tres patas y suele estar hecho de aluminio.

Su uso puede ser profesional, sin embargo, debido a que se trata de una herramienta portátil, carece de total firmeza y estabilidad, así que se recomienda para principiantes que están comenzando o como una herramienta de apoyo para el artista nómada.

El caballete de estudio: Este tipo de artefacto se considera el más profesional en el mercado frente a sus distintas variaciones, y es que posee la estabilidad y firmeza necesario para trabajar las obras sin afectar el resultado final.

Además de que tiene características adicionales como que en su mayoría permite ajustar su ángulo de inclinación, lo cual es muy importante para pintar; este es el caballete por defecto por el que han pasado los artistas más grandes de la historia.

Caballete de campo Caballete de estudio
Base En forma de trípode En forma de “H”
Estabilidad Puede colapsar si se le aplica demasiada fuerza. Total estabilidad y firmeza.
Facilidad de transporte Solo se pliega y está listo para transportar. Reducida.

¿Cuánto cuesta un caballete?

Los precios varían según el tipo de caballete, el material y las distintas características a tener en cuenta, puesto que puedes conseguir desde lo más sencillo y económico hasta lo más exclusivo y lujoso en el mercado, todo depende de tus necesidades y gustos en cuanto a este producto.

En el mercado podemos conseguir caballetes muy sencillos, de madera, dimensiones reducidas y presentaciones convencionales desde 150 MXN, pero también podemos encontrar caballetes de estudio, con bases de tipo “H”, elaborados con materiales de excelsa calidad oscilando los 60,000 MXN.

Los caballetes se pueden conseguir en gran diversidad, y es importante conocer cada factor que define sus diferencias para ser capaz de elegir el ideal según sea tu caso. (Foto: Falco / Pixabay.com)

¿Dónde comprar un caballete?

Los caballetes se han vuelto una popular y fundamental herramienta para los pintores en la actualidad y desde hace muchísimo tiempo, por lo que no es difícil de encontrar o adquirir, así que pueden encontrar en tiendas físicas de música como Arte Total o TONY, en las que podrás conseguir gran variedad de precios y calidad.

También puedes adquirir el caballete ideal para ti a través de plataformas de venta en línea como Ebay, MercadoLibre o Amazon, así puedes realizar la transacción desde la comodidad de tu casa, con mayor variedad de productos y sin depender de un stock limitado.

Criterios de compra

Los caballetes pueden variar según distintos factores o características, y esto afecta la calidad del producto, el precio y tu rendimiento con él, así que es importante conocer cada uno de ellos y tenerlos en cuenta al momento de adquirir el caballete ideal para nosotros y comenzar a hacer nuestras obras maestras. Tómalos en cuenta antes de adquirir el tuyo:

Tipos de caballete

Los caballetes tienen distintos usos y funcionalidades, y es por esto que existe más de un tipo, ya que sirven para crear obras, pero también para exhibirlas; y por supuesto que se ve afectada la calidad, duración y estabilidad de este producto puesto que su mayor variación está en el tamaño y la base.

  • Caballete de sobremesa: Este tipo de caballete es de tamaño reducido, su principal ventaja es que no ocupa gran cantidad de espacio, lo que lo hace ideal para lugares en que no cabe uno de mayor tamaño, pero también disminuye su estabilidad. Sus reducidas dimensiones también reducen su costo en el mercado.
  • Caballete de campo: Estos están diseñados para ser fáciles de transportar, así que no ocupan gran espacio cuando están recogidos, pero se expande ocupa el mismo espacio o más que un caballete de estudio, pero con menos estabilidad que este. Es recomendado para principiantes.
  • Cajas caballete: Es básicamente un caballete portátil en forma de caja que permite llevar todo lo necesario en un espacio reducido, existen variaciones como la caja Pochade, que se trata de una caja en forma de maletín, pero al desplegarse es un caballete completo que cubre las necesidades, ideal para el artista nómada.
  • Caballetes de estudio: Son los caballetes por excelencia, los más convencionales, también los más estables, firmes y con mayor calidad del mercado, han estado presente en muchas de las pinturas más conocidas del mundo y todos los grandes pintores de la historia han utilizado uno. Suelen estar hechos con madera.
  • Caballete de exposición: Estos suelen ser menos estables o firmes, ya que están hechos para simplemente sostener el lienzo frente a un público en un lugar fijo, así que, por supuesto, no es recomendado su uso para crear nuevos lienzos, caso contrario, solo para exhibir.

Existen caballetes fáciles de transportar, principalmente los de campo o de caja, ya que caben perfectamente en bolsos o maletas, son ideales para artistas nómadas, de exteriores o callejeros. (Foto: bridgesward/ Pixabay.com)

Materiales de fabricación

Una de las principales variaciones del Caballete es precisamente el material con que está realizado, los más comunes de ver o encontrar en el mercado son la madera y el aluminio, sin embargo, podemos conseguir caballetes de plástico u otros metales, y aunque todos pueden llegar a tener la misma utilidad y funcionalidad, tienen grandes diferencias.

Madera: Por ser el más convencional puedes encontrar mayor variación entre los tipos de caballetes de madera. Su principal desventaja sería la duración, ya que es un material relativamente fácil de romperse o colapsar. Es el más convencional.

Aluminio: Su principal ventaja es que por ser un material liviano es mucho más sencillo de transportar; de hecho, en su mayoría son plegables y portátiles. Es un material bastante económico, lo que reduce el costo del producto frente a otros materiales.

Tipo de base

Las bases de los caballetes son parte fundamental de su funcionalidad, puesto que de estas depende la firmeza y estabilidad que te puede brindar esta herramienta de trabajo, y existen distintos tipos de bases que varían en tamaño, firmeza y portabilidad, pero los más populares son el trípode y la base tipo H.

  • Trípode: Tal y como su nombre lo indica, se trata de una base de aluminio con tres patas que puede ser portátil, como un trípode fotográfico; o una base de madera con dos patas principales en la parte delantera y una pata trasera que es el soporte y ajuste de inclinación. Este tipo de base aporta alto nivel de firmeza y estabilidad.
  • Base tipo H: Algunos caballetes tienen como soporte una base que consta de ángulos rectos; dos barras verticales y una transversal, lo que le da forma de “H”. Este tipo de base aporta mayor estabilidad y firmeza, sin embargo, es muy poco práctico de transportar.

Ángulos de inclinación

Aunque parezca un detalle sin importancia, es pertinente asegurarse de que el ángulo de inclinación del caballete pueda ser modificable, ya que dependiendo del tipo de materiales que vayamos a utilizar para nuestra obra, tendríamos que hacer cambios en la inclinación; hay pinturas que según su densidad se deben trabajar de forma horizontal.

(Foto de imagen destacada: Bridgesward/ Pixabay.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Camila es una auténtica amante del craft. Las manualidades, específicamente aquellas enfocadas en la decoración de interiores como el macramé, han sido su pasión desde hace ya algunos años. Se ha dedicado a perfeccionar este área y a compartir su conocimiento de manera online. También goza cocinar, sobre todo cuando se trata de platillos mexicanos. Además de ser ama de casa, Camilia tiene una licenciatura en Decoración de Interiores.