Última actualización: 08/10/2019

Nuestro método

15Productos analizados

28Horas invertidas

7Estudios evaluados

85Comentarios recaudados

Al cálculo matemático es algo a lo que todos nos enfrentamos todos los días, a distintos niveles. Debido a esto uno de los intereses principales del hombre ha sido facilitar estos cálculos. Resultado de esta búsqueda es la calculadora y todas sus variables, herederas del ábaco y dispositivos similares.

Elegir una calculadora puede parecer fácil, pero hay ciertos detalles que se deben observar con mucho cuidado. Algunos de estos son el tipo de calculadora, las características de las baterías, la capacidad de la memoria y las propiedades de la pantalla.




Lo más importante

  • La calculadora es una herramienta electrónica que es capaz de resolver ecuaciones matemáticas. La complejidad que son capaces de realizar dependen de la gama y capacidad de la calculadora, por lo que hay diversos tipos de calculadora que se adaptan a distintas circunstancias.
  • Existen dos categorías de calculadoras macro: las regulares y las complejas. Las primeras son capaces de hacer cálculos básicos y sencillos, mientras que las complejas pueden resolver problemas relacionados con ecuaciones compuestas y operaciones similares.
  • Son diversos los aspectos que debes vigilar al elegir una calculadora, pero entre los más importantes destacan el perfil de la batería, las características de la pantalla, y la capacidad de la memoria. Para asegurarte de adquirir la calculadora ideal debes checar que todos estos se adapten a tus necesidades

Los mejores calculadoras del mercado: nuestras recomendaciones

La calculadora científica con mayor variedad de ecuaciones

Cuando se habla de calculadoras de excelente calidad Casio es siempre un punto de referencia. Con este modelo nos ofrece una herramienta de gran resistencia y alta efectividad, que ayudará a realizar cálculos complejos con la finalidad de agilizar el trabajo de investigaciones o estudios.

Esta cuenta con un Menu Display y un Textbook Display, que te permitirán ver con claridad las operaciones que realizas. Además tiene una batería que trabaja con energía solar y está hecha de un plástico resistente. También tiene un display de datos almacenados en la memoria de fácil comprensión, para que no debs detener tu trabajo.

La mejor calculadora científica para estudiantes

No es de extrañar que Casio sea la que domine este listado, ya que su calidad es casi insuperable. Con este modelo, la Casio fx-115ES, podrás realizar operaciones de complejidad básica y media, incluso algunos cálculos de alta complejidad. Cuenta con más de 280 que cubren casi todas las ecuaciones que necesitarás resolver durante una investigación.

Está pensada para estudiantes de nivel universitario que requieren hacer cálculos complejos con rapidez y claridad, y se considera adecuada para cátedras como álgebra, estadísticas, cálculo, física, química, trigonometría y otras similares.

La mejor calculadora para la administración del hogar

De nuevo presentamos un producto de Casio, y es que en este ámbito es una marca que no tiene igual. Esta vez ofrece la Casio MS-20UC, una calculadora regular sencilla que ayudará en las tareas sencillas de administración del hogar o como asistente en otras tareas que requieran de cálculos simples. Para esto ofrece una pantalla que es capaz de mostrar hasta 12 dígitos.

También incluye algunas funciones particulares, como el cálculo del porcentaje de margen de ganancia, que puede ser especialmente útil para cálculos contables, así como el cálculo de impuestos y el cálculo de tiempo. Además incluye un sistema de alimentación dual: es decir, funciona tanto con batería como por energía solar.

La calculadora ideal para el investigador

Casio presenta otra de sus calculadoras científicas, que están diseñadas para ofrecer el mejor apoyo al investigador; la Casio FX-82MS. Este tiene una pantalla que puede mostrar hasta 12 dígitos y cuenta con más de 240 funciones que cubren gran parte de las operaciones que necesitarás resolver durante tus años escolares.

Esta serie, junto con otras de Casio, tiene la particularidad de que su pantalla puede mostrar hasta dos líneas de datos, por lo que el espacio nos erá una limitante en tus cálculos. Además cuenta con un estuche rígido con tapa deslizable que la mantendrá segura en las caídas y accidentes similares.

La mejor calculadora de escritorio

Traemos de nuevo un producto de Casio, pero esta vez no se trata de una calculadora portátil o de una calculadora científica, sino de una calculadora de escritorio; la Casio GX-120B-W-DC. Esta es otra gama de dispositivos que están diseñadas para cubrir las necesidades de cálculos que puedan surgir en una oficina de trabajo, especialmente trabajos administrativos.

La pantalla es LCD tiene capacidad para mostrar hasta 12 dígitos y un selector decimal de 0, 2, 3, 4. Esto es parte de su diseño pensado para introducir datos a la mayor velocidad posibles, lo cual es uno de los motivos que la hace adecuada para trabajos de oficina. Su diseño es ergonómico y resistente a golpes y caídas suaves.

La calculadora que tu negocio necesita

La calculadora Casio HR-100TM tiene una particularidad que la hace resaltar: es capaz de imprimir tickets con los datos que necesites. Con esto cuentas con la ventaja de crear un registro de los cálculos que realizas en la misma medida en la que los haces. Una gran ventaja que te permitirá ahorrar mucho tiempo.

Además cuenta con una pantalla LCD con capacidad de mostrar hasta 12 dígitos y 2 líneas de datos. Es capaz de determinar el margen de ganancia, el cálculo de impuestos y el cálculo de tiempo, por lo que su uso en oficinas administrativas es el ideal. Como bonus puede usar tinta negra y roja, para que puedas categorizar los datos que imprimes.

La mejor calculadora científica de bolsillo

Para cerrar esta lista les contamos sobre un producto que no es Casio, pero pertenece a otra prestigiosa marca en calculadoras: Texas Instruments, y su modelo TI-30XS. Esta es una calculadora científica de bolsillo con una gran capacidad de cálculo y la resistencia que te asegura un producto bien fabricado.

Cuenta con apagado automático, para que no pierdas la carga de la batería, que funciona también con energía solar. La pantalla tiene capacidad para mostrar hasta 16 dígitos y hasta en 4 líneas. Puedes calcular en ellas ecuaciones relacionadas a estadísticas, cálculo de variables, conversión decimal y fracciones, entre varios otros aspecto.

Guía de compra: Lo que necesitas saber sobre las calculadoras

Las calculadoras son instrumentos universales y que se caracterizan por ser muy fáciles de usar. Pero la mayoría no tiene claro cuáles son los beneficios puntuales que debe buscar en una buena calculadora. Para aclarar el panorama te comentamos sobre estos beneficios, así como sobre algunas desventajas que deberías mantener en consideración.

Las calculadoras son herramientas versátiles de uso diario, por lo que son esenciales para organizar la economía del hogar. (Foto: dolgachov / 123rf.com)

¿Qué son las calculadoras y qué ventajas tiene?

Las calculadoras son dispositivos que se usan para realizar cálculos matemáticos de distintos niveles de complejidad. Claro, cualquier operación que desees realizar estarán limitadas por la capacidad que tenga la calculadora.

Se consideran aparatos electrónicos que alivian el trabajo de representa realizar cálculos matemáticos, independientemente de su dificultad. Se operan introduciendo los datos numéricos en la calculadora e indicando el tipo de operación que deseas realizar.

Este es un invento que tiene varios siglos, y se puede considerar como una evolución del ábaco. Su importancia radica en dos aspectos; por una parte representa un considerable ahorro de tiempo, lo cual implica una inversión sobre todo cuando se trata de investigaciones científicas que van a contra reloj.

Por otra parte es una herramienta muy versátil que ayuda a un amplio espectro de áreas profesionales, además su uso es instintivo, por lo que manipularlo resulta bastante natural. De forma que sus beneficios son los que han catapultado a las calculadoras hasta el punto de ser instrumentos de uso indispensable. Checa todo lo que una calculadora puede ofrecerte

Ventajas
  • Facilita los cálculos matemáticos
  • Ayuda a agilizar el trabajo
  • Representan un ahorro de tiempo
  • Son fáciles de manipular
  • Los resultados son exactos
  • Se evita calcular mal por algún “error humano”
Desventajas
  • Genera un poco de dependencia
  • Su uso continuo fomenta la pereza mental
  • Los modelos más complejos tienen precios elevados

Calculadora compleja o regular - ¿A qué debes prestar atención?

Cuando se trata de calculadoras la variedad es abrumadora, pero la primera decisión que deberás tomar será respecto al tipo de calculadora que necesitas. Hay dos categorías generales: calculadoras regulares y calculadoras complejas.

Calculadora regular. Estas son las calculadoras más sencillas que se pueden conseguir, ya que solo hacen operaciones aritméticas sencillas y básicas. Es ideal para quienes no trabajan directamente con cálculos, sino que usan la calculadora como herramienta esporádica o como apoyo.

Calculadora compleja. Estas calculadoras están capacitadas para realizar cálculos elaborados, relacionados a ecuaciones compuestas y aritmética compleja en general. Sus usos son universales, pero hay diversos aspectos muy puntuales que están pensados para cálculos especializados.

Calculadora regular Calculadora compleja
Versatilidad: Alta, puede usarse en muchas circunstancias Media, los campos de estudio que la usa son específicos
Tipo de uso Doméstico o como apoyo Para estudios e investigaciones científicas
Costo Bajo en promedio Relativamente alto
Tipo de cálculos Aritmética básica Cálculos de ecuaciones compuestas y complejas

¿Cuáles son los tipos de calculadoras complejas?

Mientras que los distintos modelos de calculadoras regulares son muy similares entre sí, hay mucha variedad en cuanto a calculadoras complejas. Esto se debe a que hay distintos tipos de calculadoras complejas, cada una especializada en una tarea específica. Las mas comunes son las científicas, las gráficas y las de oficina.

Calculadoras científicas. Las calculadoras científicas están capacitadas para hacer cálculos aritméticos básicos, pero también pueden resolver problemas estadísticos y calcular ecuaciones complejas como raíz cuadrada y raíz cúbica. Estas son muy usadas en investigaciones debido al amplio rango de cálculos que puede ejecutar.

Calculadoras gráficas. La gran particularidad de estas calculadoras es que tienen un pantalla más grande de lo común, y la finalidad de esto es tener el espacio suficiente para mostrar gráficas. Para generar esos gráficos basta con introducir los datos y la calculadora hará el resto. Son comúnmente usadas en la ingeniería.

Calculadoras de oficina. Estas son más sencillas y se caracterizan por ejecutar cálculos necesarios en el mundo contable. Es decir, son ideales para trabajos de administración, contaduría y similares. Algunos de estos modelos cuentan con una impresora de datos, que genera una especie de factura con los datos que le señales.

¿Cuánto cuestan una calculadora?

Las calculadoras son herramientas de uso cotidiano que están en todo el mercado, y su precio varía considerablemente dependiendo de ciertos aspectos. La complejidad, la cantidad de funciones y la memoria son unos de estos aspectos, pero probablemente lo que más incide en el costo es el prestigio de la marca.

En el mercado se pueden conseguir calculadoras a precios tan bajos como 40 MXN, pero estas son calculadoras muy básicas y con una calidad cuestionable. Por otra parte también puedes conseguir precios astronómicos, alcanzando los 50,000 MXN en los casos más extremos, por supuesto con calculadoras de altísima gama.

Este amplio margen brinda la gran ventaja de que tienes muchas opciones de las que escoger, quizá demasiadas. Para centrarte en un rango más limitado, te recomendamos buscar con un presupuesto de entre 200 MXN y 1,500 MXN. Ahí puedes encontrar un balance justo entre costo y calidad.

Las calculadoras regulares son más asequibles que las calculadoras complejas, pero tienen funciones más limitadas. (Foto: Somsak Chidchawange / 123rf.com)

¿Dónde comprar una calculadora?

Al ser herramientas tan comunes las calculadoras se consiguen en una amplia variedad de tiendas y locales. Puedes empezar por sitios especializados en dispositivos electrónicos como BestBuy, Radio Shack o Steren, allí podrás encontrar una gran variedad. O puedes optar por checar en supermercados como Walmart o El palacio de Hierro.

Pero si prefieres aprovechar una de las numerosas ventajas del siglo XXI puedes optar por checar las plataformas de venta online, que además tienen la ventaja de que puedes hacer la compra y recibir el producto en la comodidad de tu casa. Revisa la variedad que Amazon, eBay, Mercadolibre y Linio tienen a tu disposición.

Criterios de compra

La calculadora es una herramienta personal y que generalmente se usa de forma frecuente. Por eso es necesario que adquieras la que cubra todas tus necesidades y cumpla todas tus expectativas. Para ayudarte a encontrar esta calculadora te contamos sobre los criterios más importantes:

Tipo de alimentación

En general, existen tres tipos de formas de alimentación que usan estas calculadoras: por un lado están las baterías, por otro la alimentación con conexión y por último la energía eléctrica. Las tres formas son bastante comunes y se usan en proporciones similares, sin embargo la más comunes en el mercado son las de batería.

Calculadoras de batería. Estas funcionan usando la energía almacenada en una batería que está incrustada en el interior de la calculadora. Estas son muy útiles porque las hace portátiles y fácil de transportar, pero tienen la gran ventaja de que una vez que se agota la batería hay que sustituirla, y esto puede resultar engorroso.

Calculadoras de alimentación por conexión. Estas son las calculadoras que funcionan estando conectadas a una fuente de energía, como los toma corriente. Así que son limitantes porque no dan facilidad de moverla y usarla en cualquier contexto. Sin embargo no cuentan con una batería que debe ser reemplazada.

Calculadoras que usan energía solar. Esta es probablemente la fuente de alimentación más conveniente, ya que en general presenta beneficios. Estas tienen un pequeño panel solar, a través del cual obtienen la energía que necesitan para funcionar.

Hay diversos criterios a los que debes prestar atención cuando estas eligiendo una calculadora. (Foto: Andriy Popov / 123rf.com)

Características de la pantalla

Debes prestar atencion a la pantalla aunque no lo creas relevante

Podrías pensar que la pantalla no es un aspecto de mayor relevancia en la compra de una calculadora, pero es de hecho uno de los criterios más importantes. Hay unas cosas que debes tener en cuenta para pensar en las características de la pantalla: el uso que le darás, las circunstancias y la frecuencia.

Busca la adecuada para tu uso, sea oficina, campo o algun otro

Por otro lado, si solo la usas en situaciones no controladas como investigaciones de campo y similares quizá debas buscar un buen tamaño y que sea visible incluso en el resplandor. Mientras que esto lo puedes obviar si solo la usarás en una oficina con la iluminación ideal.

Memoria

La mayoría de las calculadoras tienen una memoria que permite almacenar ciertos datos a los que el usuario accede luego, cuando los necesite. Esta es una función de gran utilidad, especialmente para quienes realizan cálculos complejos. De forma que todas las calculadoras complejas cuentan con una memoria.

La memoria en las calculadoras no denomina como la memoria de las computadoras, ya que las capacidades de almacenamiento realmente son mínimas. Puedes saber la capacidad de la memoria al saber cuántos datos puede almacenar, las científicas generalmente pueden almacenar hasta 8 datos distintos. Esto suele estar señalado en el empaque.

Generalmente la tecla M+ se usa para agregar datos en la calculadora, mientras que M- es para borrar datos. Algunas calculadoras tienen la opción MC, que borra todo el contenido de la memoria, y MCR que muestra los datos almacenados por el momento. Hay que tener en cuenta que la mayoría de las calculadoras borran la memoria al ser apagadas.

Si los usos que le darás a la calculadora son más bien bastante sencillo entonces puedes optar por obviar esta función.

Sin embargo, nuestra recomendación es que busques una calculadora que tenga memoria, es una función que no hace mucha diferencia en el precio pero si puede ser muy útil en su momento.

Tamaño y peso

Estos son aspectos que determinarán en varios sentidos el perfil de tu calculadora. No hay categorías oficiales de tamaños de calculadoras, pero a grandes rasgos se puede hablar de 3 tamaños estándares: pequeñas, medianas y grandes. Para elegir un tamaño adecuado considera el uso que le darás, y si necesitas que sea portátil.

Pequeñas. Si buscas algo portátil porque tu trabajo lo requiere entonces opta por una calculadora pequeña y ligera, y quizá te convenga una pantalla amplia. Las más portátiles pesan alrededor de 6 g y miden aproximadamente 10 cm.

Medianas. También hay calculadoras que son portátiles, pero un poco más grandes y no para cualquier terreno o circunstancias. Estas en general pesan entre 50 g y 150 g, y pueden medir hasta 20 cm de largo. Si no requieres de algo muy portátil, ni buscas funciones de oficina, te recomendamos que optes por estos tamaños.

Grandes. Por otra parte, si tu trabajo es de oficina puedes darte el lujo de no limitar el tamaño (ni las funciones). Puedes optar por calculadoras grandes y más pesadas, que son muy funcionales. Algunas de estas incluyen la función de imprimir los datos que vayas introduciendo en la calculadora. Estas pesan hasta 1 kg, y miden aproximadamente 20 cm de largo.

Resistencia

Un dispositivo que sea capaz de soportar caídas y golpes leves siempre es muy valioso, especialmente si tu trabajo es en el campo y estas corriendo siempre este riesgo. Pero la resistencia es importante incluso para los que utilizan su calculadora en salones de clase u oficinas, porque también define la vida útil del producto y determina si soportará los viajes diarios.

Las calculadoras suelen hacerse con aleaciones de plásticos duro, así que checa que sea un plástico resistente, y que no sea endeble o frágil. Si tiene una tapa deslizante que cubra las teclas y pantalla es un beneficio extra que vale mucho. También revisa que las teclas no estén flojas y que funcionen adecuadamente.

Una de las mejores formas de garantizar una calculadora resistente es adquirir una de marca reconocida y con prestigio. La calidad de marcas como Casio o Texas Instruments las hace legendarias, así que estas son un buen respaldo de durabilidad.

(Fuente de la imagen destacada: Sebnem Ragiboglu / 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Escribir ha sido una de las más grandes pasiones de Adri desde sus 9 años. Se graduó de la Licenciatura en Educación y se especializó en literatura, lengua y latín, y también tiene formación en Medios Audiovisuales. Además, disfruta sus tardes con literatura clásica, es amante de la cocina, de los podcasts de comedia, y de tardes de series y películas.