Te damos la bienvenida a ReviewBox.com.mx! Como nuestro trabajo es hacer tu trabajo mucho más fácil y cómodo, hoy queremos hablar de un producto que no solo ambienta tus espacios para tu confort, sino que resulta totalmente necesario cuando las altas temperaturas se apoderan de tu hogar, oficina o similares: el calefactor, pero no cualquiera, sino el calefactor de gas.

¿Y cuál es realmente su importancia? La verdad es que quizá no la veamos hasta que realmente necesitemos uno. Cuando de altas temperaturas se trata, los calefactores pueden ayudarnos a mantener nuestros espacios en condiciones óptimas y amenas para que el frío no se apodere de ellos. Cuando nuestro producto es a gas, puede facilitar muchas cosas.

A lo largo de estas líneas podrás conocer todo lo referente a calefactores de gas, sus usos, sus beneficios y los detalles más mínimos que te ayudarán a elegir la mejor opción para ti y los tuyos. ¿Estás preparado? Si es así, sigue leyendo y te contaremos más.

Primero lo más importante

Los calefactores de gas son productos ideales para cuando deseas controlar las altas temperaturas en tus espacios, con el fin de crear ambientes más cómodos y adecuados para quienes estén presentes. Estos dispositivos nos garantizan un mayor ahorro de energía y una poca contaminación ambiental.

El calor emanado por los calefactores de gas se percibirá de manera diferente dependiendo del funcionamiento de estos. Existen 3 modalidades básicas: radiantes, catalíticas y de llama azul, los cuales brindan diferentes beneficios y características cuando de capacidad, consumo y seguridad se trata.

Al momento de seleccionar el modelo que prefieras, deberás tomar en cuenta el tipo de gas que se debe emplear, el lugar con el que cuentas para ubicarlo, la cantidad de recursos que tendrás para mantenerlo en funcionamiento y el ahorro que necesitas que aplique, y las dimensiones que te permitirán un fácil almacenamiento y ubicación.

Ranking: Los 3 mejores calefactores de gas

Hemos creado una lista con 3 de las opciones más convenientes que encontrarás en el mercado, tomando en cuenta su fabricación, calidad, durabilidad, precio y muchas otras variables. Seguramente encontrarás la opción más atractiva para ti.

1er Lugar – Dyna-Glo 15 de 15,000 BTU

Este calefactor de gas de acero de alta eficiencia y a prueba de oxidación tiene un peso de 1,54 kg, por lo que puede ser movilizado y almacenado con facilidad. Cuenta con 3 niveles de configuración de calor e ignición manual: 9,000, 13,000 y 15,000 BTU, por lo que puede calentar con facilidad amplios espacios, en radios mayores a 4 metros.

Como medida de seguridad, cuenta con una válvula que detiene el flujo de gas cuando la llama se ha extinguido. A pesar de que emana sonido, se caracteriza por calentar con rapidez, por lo que su consumo a largo tiempo será menor. Está listo para utilizar justo luego de sacar de su caja, solo se necesita un cilindro de gas propano para encender.

2o Lugar – Lasko Ceramic Heater

Este modelo de cerámica de Lasko cuenta con un estuche frío al tacto para evitar quemaduras. Tiene opciones de calentamiento alto (1,500 vatios), calentamiento bajo (900 vatios) y solo ventilador. Sus controles son manuales y su operación es silenciosa, por lo que resulta ideal para ambientes internos. En caso de sobrecalentamiento, cuenta con una opción automática de seguridad.

Su peso es de 1,59 Kg, por lo que su movilización y almacenamiento será sencillo. Su termostato es ajustable para lograr el confort ideal según se necesite en la habitación en la que esté ubicado, puedes seleccionar entre calentamiento alto, calentamiento bajo o solo ventilador, y funciona perfectamente en cuartos pequeños y medianos.

3er Lugar – Mr. Heater, de 20.000 BTU

Esta opción se caracteriza por su durabilidad y potencia y cuenta con un termostato para un buen control de temperatura automático. Este modelo trabaja directamente con la fuente de gas, usualmente posicionado en las paredes, y funciona perfectamente en habitaciones con llama azul, la cual calienta el aire sin necesariamente calentar objetos.

La ignición es electrónica y este calefactor de gas se inicia sin ventilación mediante gas natural, pudiendo alcanzar hasta 150 metros cuadrados. Como sistema de seguridad, cuenta con apagado automático de paso de oxígeno luego de recalentamiento, mucho tiempo de uso o baja llama. Puede ubicarse en una pared o en el suelo.

Guía de Compra

Los calefactores de gas pueden ser encontrados con diversas características, modelos, funcionamiento, tamaño y más, con su misión en común: brindar calidez en aquellos lugares donde sea ubicado. Aquí te dejamos información más detallada que querrás tomar en cuenta al momento de realizar tu compra.

Los calefactores de gas pueden generar ambientes cálidos sin gastar energía eléctrica, por lo que funcionan perfectamente para restricciones de energía. (Foto: Kirill Ryzhov / 123rf.com)

¿Qué es un calefactor de gas y qué ventajas tiene?

Los calefactores son dispositivos que emanan aire caliente continuo en un espacio determinado, con la intención de regular o aumentar la temperatura del ambiente. Aunque existen modelos que trabajan bajo modalidad eléctrica, esta vez hablaremos exclusivamente de los calefactores de gas.

Cuando elegimos este tipo de modelos, logramos un gran ahorro energético, no dependemos de la energía eléctrica y reducimos los riesgos que puedan originarse o agravarse con los modelos que emplean electricidad.

Elegir entre una u otra opción puede detenerte a pensar por un momento, así que queremos que todo quede lo más claro posible. Para explicarte sus características de una manera más específica, hemos creado una lista de ventajas y desventajas con las que te toparás al momento de elegir un calefactor de gas.

Ventajas
  • Ahorro energético
  • Poco contaminante
  • Ahorro de dinero a largo plazo
Desventajas
  • Requiere una instalación de gas
  • El gas puede agotarse
  • Inversión inicial costosa

Calefactor de gas radiante, catalítica o de llama azul – ¿A qué debes prestar atención?

Ya que existe una amplia variedad de modelos cuando de calefactores de gas hablamos, es importante conocer su comportamiento a la hora de ser instalados, encender y comenzar a funcionar y calentar. Este conocimiento será fundamental para conocer tus necesidades y limitaciones, y cómo el calefactor de gas perfecto puede ayudarte a solventar tus problemas.

Cuando nos referimos al tipo de funcionamiento y encendido de los calefactores de gas, tenemos 3 opciones principales que podemos encontrar fácilmente entre los modelos que se presentan en el mercado: radiante, catalítica y de llama azul. A continuación te explicamos con detalles cada uno de ellos.

Radiante. El calor proviene de una metodología infrarroja que alcanza una alta potencia y puede alcanzar hasta 4,000 vatios. El consumo de gas se traduce a 300 gramos por hora y su alcance puede llegar hasta 20 metros cuadrados, cuando está en un perfecto funcionamiento.

Catalítica. Esta opción es más segura para espacios con mascotas y niños, y su ahorro de energía es mucho mayor. Su radiación calienta objetos que indirectamente calientan el aire, por lo que el riesgo de quemaduras se reduce grandemente.

De llama azul. El rendimiento de este modelo y el ahorro de energía son mucho mayor que las opciones mencionadas anteriormente. Se calienta directamente el aire, por lo que se logra una temperatura equilibrada en poco tiempo. Además, logran abarcar mayor espacio con un menor desgaste de su vida útil.

Radiante Catalítica Llama azul
Espacio Interno y ventilado Interno Interno o externo
Consumo de gas 300 gramos por hora Hasta 200 gramos por hora 300 gramos por hora
Capacidad 20 m2 25 m2 35 m2
Seguridad Cuidado con niños y mascotas Poco riesgo de quemaduras Más seguro

¿Cuánto cuesta?

Dependiendo del tipo de calefactor de gas que decidas tener y de la capacidad que quieres que este tenga, los rangos de precios son realmente variantes. Podrás encontrarlos en diferentes tamaños, potencias y modalidades de funcionamiento, pero el precio más económico que verás varía entre 300 MXN y 500 MXN.

Sin embargo, aquellos con mayores posibilidades de configuración, más facilidad en traslado, mayor cobertura y mayores estándares de seguridad podrán ubicarse en 4,500 MXN o 6,500 MXN, dependiendo de su marca, calidad y todos los factores nombrados previamente.

“Que cada una diga lo que quiera: la mejor estufa es el sol”. Gianni Rodari

¿Dónde comprar?

Puedes encontrar calefactores de gas en diferentes mercados, especialmente en aquellas tiendas dedicadas a artículos para jardines y hogar, como Sears, Elektra, The Home Depot, tiendas Walmart, entre otras. Puedes ubicar las sedes más cercanas a tu sitio de residencia.

También puedes ubicarlo de forma sencilla desde tu casa a través de tiendas en línea como Amazon, Mercadolibre y las modalidades en línea de las tiendas nombradas previamente. Dependiendo del costo y se sus mecanismos, algunas ofrecerán envíos gratuitos.

Dependiendo del calefactor de gas que prefieras, podrás calentar diferentes espacios, pero se recomienda no dejarlo encendido al momento de descansar.  (Foto: Achudh Krishna / Unsplash.com)

Criterios de compra: factores que te permiten comparar y calificar los distintos modelos de calefactores de gas

A diferencia de otros productos más frecuentes en nuestro hogar, los criterios que debemos tomar en cuenta al momento de adquirir un calefactor de gas pueden ser un poco más complejos y específicos, es por ello que, además de verificar cuáles se adaptan más a tus necesidades, sería recomendable obtener también consejo profesional.

  • Tipo de gas
  • Lugar de estancia
  • Ahorro de energía
  • Dimensiones

Tipo de gas

Existen 3 tipos de gas que se pueden emplear en la mayoría de los calefactores de gas: natural, butano y propano. A continuación te mostramos las principales características de cada uno de ellos para que destaques aquel que sea más conveniente.

Gas natural. Su oferta es amplia, precio es asequible y es poco contaminante. Su instalación es sencilla y puede estar en manos de cualquier empresa de gas cercana a ti con acceso a la red pública. Como desventaja podemos contar su alta inflamabilidad.

Gas propano. Puede concentrarse en cisternas, por lo que se presenta como opción ideal para áreas rurales. También es apto para instalaciones en exterior, ya que puede soportar hasta – 44°C. Lamentablemente, su precio es el más alto de estas opciones y su instalación requiere una cantidad considerable de espacio exterior.

Gas butano. Este tipo de gas es el que solemos encontrar en botellones portátiles, así que su traslado y movilización suele ser sencillo e ideal para emplearlo tanto en interiores como en exteriores, pero cuidado, no debe ser expuesto a temperaturas muy altas y se evapora en temperaturas muy bajas.

Luego de leer esto, recuerda verificar el tipo de conexión que podrás establecer. Si tus espacios tienen acceso a gas natural, es esta la opción más conveniente. Si no es esta una opción para ti, puedes consultar a distribuidores de gas propano.

Lugar de estancia

Dependiendo del calefactor de gas que escojas, de su tipo de funcionamiento, tamaño y otras especificaciones, podrás emplearlo con éxito o no en diferentes espacios. Por ejemplo, no es lo mismo el calefactor que deberás escoger para una pequeña oficina que para una terraza al aire libre o una gran sala de estar.

Si tienes ambientes pequeños, ubica un calefactor que no ocupe mucho espacio y que su potencia no sobrepase las medidas del lugar que has seleccionado, y en caso de ser así, asegúrate de que puedas regular su temperatura. Si vives con niños pequeños o animales, opta por calefactores de gas catalíticos o de llama azul, para evitar incidentes.

“La salud es la justa medida entre el calor y el frío”. Aristóteles

Ahorro de energía

Algunos calefactores de gas se caracterizan por consumir mucha energía y gastar rápidamente en insumo de gas que les has proporcionado. Si lo que buscas es un ahorro de energía, es importante que el producto que elijas tenga entre sus propiedades la posibilidad de regular la temperatura e intensidad, así podrás adaptarlo a tus espacios.

Se ha comprobado que aquellos calefactores de gas catalítico y de llama azul pueden ahorrar hasta un 30 % del gas que podría consumir un calefactor de gas radiante además de ser mucho más seguros. Emplea estas opciones si deseas aprovechar al máximo el insumo de gas que tienes para su funcionamiento.

Dimensiones

Existen muchos diseños de calefactores de gas entre los que puedes elegir. Desde modelos de 15 centímetros de alto y escasos 4 centímetros de grosor hasta grandes con más de 90 centímetros de alto y ancho, y más de 30 centímetros de grosor. Su peso puede ir desde poco más de 1 kilogramo hasta más de 12 kilogramos.

Esto deberás tomarlo en consideración al momento de seleccionar para qué lo utilizarás, con qué frecuencia y si necesitas o no transportarlo frecuentemente. Si decides elegir un modelo amplio para cubrir mayor espacio, te recomendamos seleccionar un diseño que cuente con ruedas o asas para un transporte más sencillo.

Dependiendo del diseño que escojas, el calefactor de gas puede ser ubicado en las paredes o en el piso, dependiendo de sus posibilidades. (Foto: slasny / 123rf.com)

(Foto de imagen destacada: nikkytok / 123rf.com)

Califica este artículo


31 Voto(s), Promedio: 5,00 de 5
REVIEWBOX

Publicado por REVIEWBOX