En el área de la cocina, existen diversas especies, las cuales son importantes al momento de dar un buen sabor a la comida, además, si se usan especias completamente naturales, hay un aporte nutritivo y saludable. La cebolla es una de las más utilizadas, y si quieres saber más, sigue leyendo este artículo de ReviewBox México.

El condimento de los alimentos, dependiendo del platillo, puede ser vital para encontrar el sabor que estas buscando, y la cebolla es uno de los más básicos y elementales, debido a que, con la cantidad adecuada, puede dar un toque de picor a la comida, sin que se vuelva demasiado evidente, como a veces puede pasar con la pimienta.

Probablemente, si no estas familiarizado con el producto, te sientas un poco perdido con respecto a la selección, ya que no conoces las características principales de este, además de los puntos que te sirvan para comparar diversos modelos. Si este es tu caso, no debes preocuparte, en este artículo aprenderás todo lo necesario.

Primero lo más importante

  • Una cebolla es, básicamente, una hortaliza con sabor picoso y olor fuerte, que se emplea para condimentar alimentos, ya que logra acentuar el sabor en los platillos, logrando un mejor resultado al combinar diferentes especias. Se puede emplear en cualquier tipo de preparación.
  • Dentro del mercado de las hortalizas, existe una gran variedad de cebollas, y puede que te confundas, escogiendo la que menos te convenga, por ello es importante que las conozcas, en especial estos dos tipos: la cebolla blanca, que tiene un olor potente, o la morada, que tiene un sabor suave.
  • Antes de que te decidas por una presentación final, es importante que tengas en cuenta ciertos factores que te ayuden a comparar entre distintas opciones, de forma tal que te sea más fácil elegir. El color, sabor, presentación y la textura son puntos importantes para considerar mientras se hace la compra.

Ranking: Las 3 mejores presentaciones de cebolla

Cuando estás comprando un producto que no conoces realmente, el proceso se puede volver confuso, ya que no tienes idea sobre los aspectos que debes saber para seleccionar correctamente dicho elemento. Una excelente estrategia es analizar el mercado, de modo que te familiarices con las opciones más populares y de mejor calidad.

1er Lugar – Cebolla en polvo orgánica de Simply Organic

Como primer lugar, está este frasco de capacidad de 85 gramos, presentado por Simply Organic, el cual almacena cebolla en polvo completamente orgánica, asegurando la procedencia enteramente natural de la misma, sin ningún tipo de químico para ayudar a la preservación del condimento.

El contenido es completamente puro, lo que significa que no mezclan la cebolla con otras hierbas para conseguir mejores resultados. Esto permite que tengas mayor control sobre cómo manejas la cantidad de cebolla en la comida, y como personalizas los sabores hasta encontrar el correcto.

2o Lugar – Cebolla de 59 gramos de Pontino

Como segunda recomendación, está esta presentación de cebolla en polvo, de la marca Pontino, la cual es recomendada directamente por Amazon. Su contenido tiene una cantidad de 59 gramos, lo cual deja a este condimento como un complemento para los alimentos, mas no como un saborizante principal, ya que se agotaría muy rápido.

El frasco es de vidrio, lo cual lo hace un poco pesado y frágil, pero la tapa permite un uso un poco más seguro y medido, pues cuenta con una boquilla que hace que la cantidad de cebolla que se aplique no sea demasiada por accidente. El contenido no tiene sello orgánico, por lo que puede contener otras especias.

3er Lugar – Cebolla deshidratada de Alpont

Como último lugar en el ranking, en el puesto tres se encuentra esta presentación de cebolla deshidratada, en un envase de fácil aplicación y de vidrio, con boquilla que permite mejorar la precisión de medida mientras se le aplica al alimento. Su olor no es muy fuerte.

En este caso, si es un producto practico para sazonar con rapidez cualquier alimento, en especial carnes, que asimilan mejor los polvos. No obstante, esta cebolla no tiene una acentuación tan fuerte como la tendría una no procesada, por lo que debes ir probando hasta que encuentres el punto de sabor que esperas obtener.

Guía de Compra

Después de conocer las tres mejores presentaciones de la cebolla, ya debes tener una idea más clara sobre su función y calidad, e incluso, puede que tengas un modelo en mente para comprarlo. No obstante, antes de que tomes una decisión en concreto, es bueno que conozcas ciertos términos que engloban al producto como tal.

La cebolla puede ser el elemento ideal para darle un toque diferente a tus comidas caseras y compartir con amigos. (Foto: Kzenon / 123rf.com)

¿Qué son las cebollas?

Una cebolla es, en resumidas cuentas, un vegetal empleado como condimento, el cual permite que los alimentos adquieran un toque del picor que, naturalmente, esta tiene. Dependiendo del uso que se le de puede acentuar sabores, o dominar por completo el gusto en la comida, haciéndola muy versátil para la preparación de platillos.

Su forma común es redonda, normalmente con dos puntas picudas, que son la raíz y la unión de las capas. Por dentro, tiene líneas, que usamos de guía para hacer los cortes, de modo que sea más fácil de agregar a los alimentos. También puede encontrarse en polvo, donde se condensa todo el sabor, y se facilita su aplicación.

¿Qué ventajas tienen?

Dentro de sus múltiples ventajas, está la facilidad de otorgar sabor con muy poca cantidad, por lo que es uno de los condimentos que suele durar más. En cuanto al apartado nutritivo, la cebolla ayuda a la digestión, y previene la subida del colesterol, también es antioxidante, antidiabética y anticancerígena.

Puede que, a estas alturas, te parezca que este condimento es perfecto, y, en realidad, es una opción que no suele faltar en la cocina de mucha gente, debido a lo práctica que es y sus diversos beneficios. No obstante, al igual que cualquier producto, tiene desventajas, las cuales debes conocer para tener mayor seguridad sobre tu compra.

Ventajas
  • Es anticancerígena
  • Otorga un gran sabor con poca cantidad
  • Es diurética
  • Mejora la digestión.
Desventajas
  • Tiene un olor impactante.
  • Hace llorar los ojos mientras pica.
  • Si se adiciona demasiado, el sabor es demasiado fuerte.

Cebolla blanca o Cebolla morada – ¿A qué debes prestar atención?

En el mercado actual, existen diversas variedades de cebollas, y aunque no lo parezca, entre sí son muy distintas, y recomendables para usos diferentes dentro de la cocina. Hay dos tipos en particular que son muy típicos en el mercado, y son muy diferentes entre si: La cebolla blanca y la cebolla morada.

Cebolla blanca: Es la más típica en la cocina, pues suele ser la predilecta para sazonar, debido a su sabor fuerte. Es recomendable para comerla cocida, normalmente sofrita, ya que libera mejor los sabores. Debe agregarse con cuidado, no demasiado, pues su sabor puede ser abrumador.

Este tipo de cebolla es recomendable para platillos que la necesitan como un aderezo, es decir, que es un complemento del sabor fuerte, más no es protagonista en la preparación. Su sabor crudo puede ser demasiado potente, por lo que, si decide comerla así, debe hacerlo con cuidado, y empleando otros elementos que ayuden a suavizar.

Cebolla morada: Este tipo de cebolla es de las más llamativas en la cocina. Su olor no es tan potente como la blanca, y lo mismo ocurre con su sabor, por lo que es empleada normalmente en preparaciones donde pueda ir cruda, ya que es el estado donde más se aprecia su sabor. Es muy típica en la preparación de sándwiches.

Si este tipo de cebolla se cocina, el sabor va a bajar aún más su intensidad, pasando casi desapercibida, por ello no es muy eficiente ni recomendable su uso en preparaciones cocidas, además su color también se opaca un poco por el fuego, algo que es muy desventajoso considerando que es su mayor atractivo.

Cebolla blanca Cebolla morada
Olor Muy fuerte, hace picar No se siente demasiado
Color Blanco Desde lila hasta morado oscuro
Usos Complemento en comida cocida Elemento principal crudo
Reacción ante el fuego Acentúa el sabor Disminuye el sabor

¿Qué es la chalota?

Entre los tipos de cebolla hay una variedad muy particular, la cual tiene mayor protagonismo en la cocina francesa. Es una clase de cebolla más alargada, con una capa que la recubre, la cual tiene un color marrón claro. Su coraza exterior es un poco más gruesa que la de las otras cebollas comunes. Esta es la chalota.

Su sabor es muy suave, por lo que se aprecia claramente solo si está en grandes cantidades, debido a esto, es empleada únicamente como complemento en los platillos que la usan, siendo la mayoría de estos franceses. Su picor ayuda a mejorar el sabor de las comidas, y al ser esta su función, es muy versátil en cuanto a los platillos donde se incorpora.

La chalota se cristaliza con facilidad cuando se expone al fuego, por ello se le ve más como un complemento, pues su sabor y aroma no dan para que sea protagonista de alguna preparación. Es perfecta para dejar al comensal adivinando sobre algún sabor de la comida, pues aún cuando es suave, se acentúa.

¿Qué es un cebollín?

El cebollín, es un tipo de cebolla alargada, que es similar a un ajo porro. Tiene forma alargada, con un degradado que va de verde hasta blanco. Es fácil de confundir con otros tipos de vegetales, pero destaca particularmente por su olor, que es tan fuerte como el de la cebolla blanca.

A pesar de tener un aroma un poco abrumador, en cuanto a sabor, es más suave que la cebolla blanca, pero sin llegar a serlo demasiado, como la cebolla morada o la chalota. Este tipo de cebolla es perfecta para carnes e incluso sopas, además de ser decorativa, ya que su color verde hace que destaque en el emplatado.

Es muy fácil de picar, lo cual lo hace más práctico que la cebolla común, independientemente de su color. Aunque, debido a su forma, no permite el tipo de corte en “aros” o “julianas” que es tan típico en esta hortaliza, pero si se puede cortar en pequeños trozos, que se agregan a la comida, dando un gusto ligeramente picoso al instante.

https://twitter.com/search?f=images&q=cebollin&src=typd&lang=es

¿Cuánto cuesta?

Cuando llega el momento de comprar, uno de los aspectos que suele preocupar más al cliente es el precio, ya que no sabe cuánto tendrá que invertir en el producto que desea comprar. En el caso de la cebolla, no debes angustiarte, ya que tiene un precio muy asequible al ser un alimento tan típico y básico en los hogares.

Si buscas cebolla que tenga certificación de 100 % orgánica, asegurando entonces la procedencia y preservación del condimento, sin emplear químicos o cualquier tipo de elemento de origen no natural, encontrarás los precios entre 100 MXN y 200 MXN, dependiendo de la cantidad que se esté vendiendo en la presentación.

En caso de que busques algo más sencillo y económico, puedes optar por los modelos que no tienen certificación orgánica, asegurando al menos un 60 % del contenido como cebolla común. Esta clase podrás encontrarla en el mercado por un precio extremadamente asequible, que va desde los 30 MXN hasta los 60 MXN, de acuerdo con la cantidad.

¿Dónde comprar?

Un punto para considerar, más allá del producto como tal, es dónde vas a adquirirlo, pues la tienda donde pretendas hacer la compra debe ofrecer una variedad en cuanto a modelos y presentaciones, de manera que puedas elegir la opción más adecuada a tu necesidad principal. En el caso de las tiendas físicas, una buena opción es Walmart.

Si eres el tipo de cliente que prefiere hacer sus compras por internet, hay una gran gama de sitios web que te permitirán tener acceso a distintas presentaciones de cebolla, de manera que elijas las que realmente necesitas y te convenga más. Páginas de internet como SoloStroks, te permitirán realizar la compra.

Siempre contarás con otras opciones de confianza, como lo son Amazon México y Mercado Libre México, ya que ahí tendrás acceso no solo al producto, sino a la opinión del público que ya lo utilizó, así como la reputación del vendedor, e incluso, estarás protegido en caso de algún imprevisto que ocurra con tu compra.

https://twitter.com/search?f=images&q=cebolla&src=typd&lang=es

Criterios de compra: factores que te permiten comparar y calificar los distintos modelos de cebolla

En este punto, es muy probable que tengas ya una idea bastante clara sobre este producto, e incluso, sepas cuál presentación de este te conviene más comprar. No obstante, es importante que, antes de que hagas la compra, conozcas ciertos factores que te permitan establecer comparativas, ayudando a tu selección final.

  • Sabor
  • Presentación
  • Textura
  • Color

Sabor

Uno de los factores más determinantes en la cebolla es su sabor, pues dependiendo de lo que estés buscando hacer con ella, te convendrá un tipo u otro, con mayor o menor fuerza en este aspecto. Recuerda que elegir la incorrecta puede cambiar por completo el sabor del platillo y la experiencia como tal.

Sabor fuerte: Si buscas que el picor de la cebolla resalte en un plato, o que ayude a complementar con esta característica, lo mejor es que elijas las cebollas blancas, ya que tanto su sabor como su olor son muy impactantes, y dependiendo de la cantidad y el nivel de cocción, podrás controlar la fuerza del sabor.

Sabor suave: En caso de que prefieras un sabor suave, que aporte más textura, tipos de cebolla como los son la cebolla morada o la chalota, que consisten más en una experiencia crocante, mientras que su sabor está presente, mas no es abrumador. Son ideales para comer crudas, ya que así se aprecian al máximo.

Sabor dulce: Hay un tipo de cebolla, conocida como cebolla dulce, que al cocinarla da un sabor ligero a caramelo al platillo que se está preparando. Si buscas esta particularidad, este tipo particular de cebolla es el más acertado. Normalmente se usa como complemento especial para hamburguesas o en pizza.

Presentación

La manera en la que esté presentada la cebolla puede influir o no en ciertos acabados en los platillos que prepares, pero también pueden dar mayor o menor practicidad, por lo que debes tener claro qué aspecto es el que deseas priorizar, todo partiendo desde la necesidad principal que tienes con respecto a este producto.

Hortaliza: Esta presentación es la más común y económica, ya que es la cebolla clásica, vendida en abastos de venta de verduras, viniendo directamente de las granjas donde se cosechan. Es la forma más pura de la cebolla, pero para agregarlas a las comidas deberás picarlas en el momento. Perfectas para quienes disfrutan la cocina.

En polvo: La cebolla en polvo es una forma más practica de trabajar con la cebolla, y tiene múltiples beneficios, como que no pica mientras la aplicas (como ocurre al cortarla), se coloca en el patillo en segundos, y se almacena fácilmente. Sin embargo, no ofrece textura, y el sabor tiende a ser mucho menos intenso.

Independientemente de la presentación, la cebolla si se agrega la cantidad correcta, otorgará más sabor a cualquier comida que prepares. (Foto: Andrea De Martin / 123rf.com)

Textura

Algo que puede aportar mucho la cebolla es la textura a la comida, y esto depende de qué cebolla elijas y como la prepares, por eso, debes saber exactamente qué tipo de resultado estas buscando generar con la cebolla en los platillos que prepares.

Crocante: Si quieres tener cebolla para ensaladas o emparedados, lo mejor es que te fijes en esta hortaliza desde el punto de vista de lo crocante, ya que es lo que termina de darle cuerpo a este tipo de preparaciones. Tanto la cebolla blanca como la morada funcionan, pero la morada es un poco menos intensa y más decorativa.

Suave: Si quieres que la cebolla esté aportando sabor, y al morderla, sea suave, como en una carne asada o en un arroz, entonces la blanca, cocida, puede que sea la mejor opción para ti, ya que no solo acentúa el sabor de la comida con su picor característico, sino que el calor la cristaliza, volviéndola muy suave y trasparente.

Color

Como último punto, el color de la cebolla es un tema que debes tomar en consideración, en especial si vas a preparar platillos para otras personas, y te interesa mucho la presentación. Mientras mayor color manejes en los platos, pueden verse más atractivos.

Blanca: Este color es el más típico en la cebolla, y se emplea cuando no quieres que esta destaque, ya que el platillo tiene otros puntos de atracción. En estos casos, normalmente la cebolla es un complemento secundario, que no deseas que el comensal note hasta el momento de probar la comida como tal.

Morada: Es una de las más decorativas, ya que su color es extremadamente resaltante, y destaca mucho combinado con verde y rojo, que suelen estar presentes en ensaladas. Si la cebolla es un elemento que, dentro de la receta, tiene cierto protagonismo, y deseas que el comensal lo entienda, este color lo hará brillar con facilidad.

Verde: Este es un color muy tranquilo, ideal para decorar los complementos de un platillo más grande, como un arroz blanco, por ejemplo. Este se encuentra en los cebollines, y es ideal para poder trabajar con color sin destacarlo demasiado, de modo que no reste protagonismo a otros componentes del platillo como tal.

(Foto de imagen destacada: Alina Kholopova / 123rf.com)

Califica este artículo


42 Voto(s), Promedio: 4,00 de 5