Última actualización: 25/08/2021

Nuestro método

17Productos analizados

19Horas invertidas

4Estudios evaluados

84Comentarios recaudados

¡Bienvenido a ReviewBox! Apreciamos mucho tu presencia aquí. Hoy vamos a hablar de los diferentes tipos de congeladores, un electrodoméstico súper versátil que tiene usos tanto comerciales como domésticos.

Los congeladores son perfectos para mantener todo tipo de alimentos a la temperatura ideal mientras esperan el ansiado momento del consumo. Estos equipos son potentes, por lo que son capaces no sólo de congelar los alimentos, sino también de congelarlos.

En la siguiente guía, te daremos consejos sobre los mejores tipos de este producto y te explicaremos todo lo que necesitas saber antes de completar tu compra.




Lo más importante

  • El congelador es un aparato especializado en congelar alimentos. Algunos de ellos son capaces de alcanzar hasta -25ºC.
  • Hay dos tipos de congeladores: los verticales y los de arcón. Ambos hacen su trabajo muy bien, y hay pocas diferencias entre ellos.
  • Los congeladores son versiones más actualizadas y potentes de los clásicos congeladores frigoríficos.

Congelador: nuestra recomendación de los mejores productos

El espacio del frigorífico no suele ser suficiente para la demanda de una familia. Por tanto, el congelador es una opción para congelar carnes y otros alimentos. Si buscas uno para tu casa o negocio, consulta la lista de los mejores modelos:

Guía de compra

Hoy en día, es prácticamente imposible imaginar la cocina sin el apoyo de un aparato que refrigere los alimentos antes de su preparación, ¿verdad? Y aunque el frigorífico es un gran aliado, estamos hablando de un electrodoméstico aún más específico, el congelador.

Si quieres conocer todos los detalles para comprar el modelo adecuado para ti o tu negocio, continúa con nosotros hasta el final de esta Guía.

Mulher segurando uma cestinha e abrindo porta de freezer vertical e pegando alimentos de dentro.

Los congeladores verticales son una excelente opción si buscas el producto para tu supermercado. (Fuente: bodnarphoto / 123RF)

¿Qué es un congelador?

El congelador es un electrodoméstico muy versátil y muy fácil de usar tanto en casa como en tu negocio, si tienes una cafetería, un bar, un restaurante o incluso un supermercado.

Básicamente, los congeladores sirven para congelar o enfriar alimentos en un rango de tiempo. En la función de congelador, alcanzan temperaturas muy bajas, entre -18° y -23°C, y son sin duda los aparatos más adecuados para ello.

Encontrarás congeladores de dos tipos diferentes: verticales y arcones. Ambas son opciones interesantes, y la única diferencia es que los congeladores horizontales tienen mayor capacidad de almacenamiento, pero también ocupan más espacio.

Los congeladores verticales tienen estantes, lo que facilita la organización e incluso la limpieza, pero tienen capacidades reducidas. La elección de esta pregunta es totalmente personal, ya que ambos tienen la misma función.

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de un congelador?

Si tienes un negocio que se dedica a la venta o producción de alimentos, ya debes saber que quedarse sin un congelador es prácticamente imposible, porque es necesario mantener congelados o refrigerados los alimentos que no se utilizan.

Pero, ¿quién dice que no se puede tener un electrodoméstico así en casa? Si eres de los que les gusta hacer una barbacoa el fin de semana, el congelador puede ser una buena opción para congelar bebidas y carne.

¿Sabías que hoy en día la mayoría de los congeladores modernos son respetuosos con el medio ambiente? Esto se debe a que los modelos más recientes no emiten CFC, un gas que se puede utilizar en la refrigeración.

Otra pregunta que se hace a menudo es sobre su consumo de energía, porque parecen ser muy potentes. Pero la buena noticia es que apenas un congelador tiene una potencia superior a los 600 vatios, y por tanto no suele gastar mucha electricidad.

En los casos de congelación, el motor del congelador funciona hasta que alcanza una temperatura de aproximadamente -20ºC, y luego trabaja muy poco, sólo para mantener la temperatura.

Por tanto, el consumo de energía no es tan elevado, y afortunadamente la factura a final de mes no es tan gorda, ¿verdad?

Así, estos modelos de congelador no dañan la capa de ozono. Es legal darles prioridad y cumplir su función social. En resumen, los congeladores deben ser tenidos muy en cuenta si tienes la necesidad de congelar o enfriar una gran cantidad de alimentos. Son la herramienta ideal para el trabajo.

Ventajas
  • Perfectos para enfriar y congelar
  • Fáciles de usar
  • Bajo consumo de energía
  • Suelen tener gran capacidad
Desventajas
  • Ocupan mucho espacio
  • Su coste es elevado
  • No tienen un diseño muy bonito

¿Compro un congelador o uso el congelador del frigorífico?

Muchas personas deciden no comprar congeladores porque ya tienen frigoríficos con congelador en casa. Es importante destacar que los congeladores también son una buena ayuda, pero tienen características muy diferentes.

A continuación, te explicamos con detalle los dos productos, para que puedas elegir el que mejor se adapte a las necesidades de tu hogar o negocio.

Congelador del firgorífico

Vienen ya acoplados al frigorífico, por lo que tienen una capacidad mucho más reducida que el congelador. Principalmente por esta cuestión, están indicados para uso doméstico, en casos esporádicos.

En casos de uso comercial, un congelador no soporta la capacidad requerida. Otra cuestión que difiere mucho entre los dos aparatos, es la temperatura. Mientras que el congelador alcanza temperaturas muy bajas, el congelador llega hasta más o menos -6ºC.

Esto significa que son capaces de hacer honor a su nombre y congelar, sin embargo, a largo plazo, la conservación de los alimentos puede verse bastante perjudicada. Cuando los alimentos se congelan a temperaturas no tan bajas, las posibilidades de que los nutrientes y la calidad se vean afectados son muy altas.

Por lo tanto, no es recomendable que dejes ni siquiera un tipo de alimento durante más de una semana en el congelador. Básicamente, esta herramienta te ofrece ventajas básicas, y como hemos dicho, para un uso esporádico y doméstico. No es la mejor opción si tus necesidades son más complejas, ¿vale?

Congeladores

Los congeladores son una versión más grande y potente de los congeladores. Sus dos principales ventajas son la capacidad y la temperatura que pueden alcanzar.

Algunos congeladores tienen hasta 550 litros de capacidad, y son perfectos para uso comercial. Son súper espaciosas y suelen tener buenos sistemas de sellado.

El inconveniente es que, al ser mucho más grandes, ocupan mucho espacio en el suelo, por lo que es una cuestión a tener en cuenta. Los congeladores, en cambio, son mucho más compactos.

En cuanto a la temperatura, como ya hemos dicho aquí, alcanzan una media de -20ºC, lo que es excelente para la conservación de los nutrientes y la calidad de los alimentos.

En general, el congelador está indicado en situaciones profesionales, o si tu demanda familiar es muy alta. Es un poco más potente, pero también mucho más caro, pesado y ocupa mucho espacio.

Compara las diferencias:

Congelador Congelador de frigorífico
Temperatura Alcanza temperaturas muy bajas, en torno a -20ºC Alcanza temperaturas en torno a -6ºC
Capacidad Tiene una capacidad muy alta Tiene una capacidad baja
Tamaño Es grande y espacioso Es compacto, viene acoplado al frigorífico
Modelos Hay opciones verticales y horizontales Sólo en posición vertical
Conservación de los alimentos Conserva la calidad de los alimentos congelados durante más tiempo Conserva la calidad de los alimentos congelados durante menos tiempo
Indicación Uso comercial y residencial Sólo para uso residencial

¿Congelador vertical u horizontal?

Aunque ambos cumplen la misma función, su estructura diferenciada hace que uno u otro modelo sea mejor para determinadas necesidades.

Un congelador horizontal tiene el aspecto de una nevera gigante, normalmente rectangular, es más bajo y ocupa más espacio en la cocina o el establecimiento. Este modelo no tiene estantes y funciona como un gran baúl, con a lo sumo algunas cestas en los laterales.

Por un lado, tiene mayor capacidad, por otro, no es posible mantener la organización. El congelador se abre por la parte superior, como una tapa doble o simple.

El congelador vertical es más estrecho y alto, como un frigorífico, por lo que se adapta mejor a los entornos domésticos para ahorrar espacio. También es posible organizar los alimentos, ya que tiene estantes. Para abrirlo, tiene una puerta que puede ser -o no- de cristal.

Elige según tus objetivos y necesidades, teniendo en cuenta también el lugar donde se va a colocar.

Comidas congeladas em potes no freezer

Si buscas organización para congelar tus alimentos, el congelador vertical es más indicado. (Fuente: bravissimos / 123rf)

Criterios de compra: Factores para comparar los distintos modelos de congelador

Como cualquier electrodoméstico, hay algunas características que son muy importantes a la hora de elegir el congelador perfecto, son

  • Capacidad
  • Potencia
  • Descongelar
  • Temperatura y termostato
  • Sostenibilidad
  • Diseño

Consulta a continuación una descripción detallada de estas características para no equivocarte a la hora de comprar.

Capacidad

La capacidad de un congelador variará en función de tus necesidades. Actualmente, la capacidad media de un producto de este tipo oscila entre los 150 litros y los 600 litros.

Si lo vas a comprar para tu casa, sólo para uso de tu familia y amigos, es recomendable que compres el tamaño más pequeño, ya que no es necesario un congelador tan grande.

Sin embargo, si buscas un congelador para potenciar tu negocio, es interesante que evalúes cuál va a ser tu demanda, y cuántas bebidas o alimentos necesitas enfriar. Puedes estar seguro de que no faltarán opciones de tamaño. Es importante recordar que cuanto mayor sea la capacidad de un congelador, mayor será el espacio que ocupe.

Por lo tanto, antes de comprar el tuyo, asegúrate de que tienes espacio suficiente para asignar el producto, independientemente de que sea uno de los modelos más grandes o más pequeños.

Potencia

La potencia de cualquier aparato dice mucho de él. En el caso del congelador, no es diferente.

La regla es bastante sencilla, cuanto más potente sea tu congelador, más rápido alcanzará la temperatura ideal y, en consecuencia, congelará tus alimentos.

Sin embargo, la mayoría de la gente se equivoca al pensar que los congeladores son de los electrodomésticos más potentes y que más energía consumen. En general, un congelador tiene entre 300 y 700 vatios. Sorprendente, ¿verdad?

Otra buena noticia es que, por esa razón, no son grandes consumidores de electricidad, porque sólo trabajan duro hasta que alcanzan la temperatura ideal.

Descongelación

La descongelación de tu congelador debe hacerse al menos 3 veces al año, por razones de higiene. Para ello, debes prepararte para no necesitar utilizarlo ese día.

Para limpiarlo y descongelarlo, apágalo y espera a que el hielo se derrita por completo. Para facilitar la limpieza, es interesante que elijas un modelo de congelador que tenga desagüe.

El desagüe te ayudará a eliminar toda el agua que se acumule en el interior del congelador, y después la parte de limpieza con un paño seco será muy fácil. También es recomendable que aproveches este momento para pasar algún producto desinfectante en tu congelador, como medida para evitar cualquier tipo de mal olor.

Cuando el proceso haya finalizado, vuelve a encender el congelador, y espera entre 45 minutos y una hora para introducir los alimentos en su interior.

Imagem de freezer horizontal em supermercado.

La descongelación del congelador debe realizarse al menos 3 veces al año. (Fuente: satina / 123RF)

Temperatura y termostato

Cada congelador tiene su propio rango de temperatura. Los congeladores que refrigeran y congelan tienen una variación aún mayor. No existe un rango de temperatura media ideal, lo que se sabe es que la congelación perfecta oscila entre -15ºC y -20ºC. Pero es interesante priorizar un producto que alcance diferentes temperaturas, ¿no?

Algunos modelos tienen un rango muy amplio, como por ejemplo de 15ºC a -25ºC. Son geniales si quieres dotar a tu congelador de diferentes funciones.

Otro tema importante son los termostatos. Permiten que los electrodomésticos se apaguen cuando alcanzan la temperatura ideal, y se vuelvan a encender cuando el congelador se calienta.

Por lo tanto, son esenciales para ahorrar electricidad, porque pueden mantener cierta constancia en el ambiente.

Asegúrate de que tu congelador tiene uno de estos en pleno funcionamiento, porque es una gran ayuda, después de todo, es bastante aburrido tener que encender y apagar el aparato todo el tiempo, ¿verdad?

Sostenibilidad

Ya hemos hablado de esto en otro momento, pero es interesante señalar que podemos poner nuestro granito de arena incluso en las pequeñas cosas.

Los congeladores más modernos tienen una tecnología súper ecológica, que no les permite emitir CFC, y por tanto no dañan la capa de ozono. En los modelos más antiguos se utiliza CFC como gas para la refrigeración, lo que no es una opción muy sostenible, ¿verdad?

Imagem de pessoa abrindo porta do congelador em geladeira.

Los congeladores actuales son respetuosos con el medio ambiente y no dañan la capa de ozono. (Fuente: Christian Horz / 123RF)

Diseño

No hay mucho misterio en el diseño de un congelador, ya sea horizontal o vertical. La verdad es que estos aparatos son bastante básicos e incluso un poco toscos, debido a su tamaño.

Lo que puede variar es la tapa. Algunos son de cristal y otros no. Los de cristal acaban aportando un poco más de delicadeza al producto, pero sólo deberían ser una prioridad si tienes la necesidad de poder ver a través de él.

Hay quien opta por pegar los congeladores, y si esta idea te atrae, es algo muy sencillo de solucionar, y algunos incluso ya vienen de fábrica con adhesivo.

(Featured image source: Fancycrave.com / Pexels)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones