Última actualización: 27/10/2021

Nuestro método

19Productos analizados

15Horas invertidas

3Estudios evaluados

62Comentarios recaudados

¡Bienvenido! Aunque la mayoría de las veces las tuberías presentes en las construcciones funcionan bien, es habitual que de vez en cuando se atasquen, lo que genera un gran problema. Para solucionar este problema de forma fácil y rápida, se creó el desatascador y es de este producto de lo que vamos a hablar hoy.

El desatascador es una herramienta que existe en varias versiones y funciona casi como un aliado en esos momentos en los que el fregadero está atascado y es necesario solucionar el problema rápidamente. Por ello, te explicaremos todo lo relativo a este elemento y te enseñaremos a elegir el adecuado.




Lo más importante

  • El desatascador está disponible en cuatro modelos diferentes y se puede utilizar en fregaderos, desagües, tuberías, tazas de inodoro y mucho más.
  • Otra variante son los émbolos líquidos, que son muy eficaces y fáciles de usar.
  • Los émbolos de goma son los más comunes y están disponibles en diferentes tamaños.

Émbolo: nuestra recomendación de los mejores productos

El émbolo es una herramienta muy común que la mayoría de la gente tiene en casa. Precisamente por eso, hay muchos modelos diferentes y a continuación te mostramos cuáles son los mejores:

Guía de compra: todo lo que necesitas saber sobre el

desatascador Por mucho que el desatascador sea un gran conocido para muchas personas, es habitual que aún existan dudas sobre este producto. En esta guía de compra responderemos a las preguntas más comunes sobre esta herramienta.

Na foto um homem colocando um desentupidor dentro de uma privada.

El desatascador es el producto ideal para desatascar fregaderos, inodoros y otros lugares. (Fuente: lightfieldstudios/ 123RF)

¿Qué tipos de émbolo hay?

Si crees que sólo hay un tipo de émbolo, estás muy equivocado. Este producto está desarrollado en cuatro modelos que están indicados para diferentes tipos de uso, son

  • Émbolo de goma: El émbolo de goma es el más común, barato y tradicional. Es muy fácil de usar y es ideal para desatascar fregaderos, desagües e inodoros, y está disponible en diferentes tamaños.
  • Émbolo de la bomba: Un poco más avanzado, el émbolo de la bomba es muy similar al modelo anterior, sin embargo, tiene una bomba manual que se encarga de realizar la succión. Gracias a ello, esta opción requiere menos esfuerzo por parte del usuario y es muy práctica y eficaz. El inconveniente es que cuesta un poco más.
  • Émbolo de muelle: Este tipo de émbolo tiene un aspecto y un funcionamiento muy diferentes. Tiene una manivela y un cable con muelle que se utiliza para entrar en las tuberías. De este modo, el producto está indicado para desatascar desagües, salidas de lavadoras, depósitos, sumideros y mucho más. Además, este modelo es muy fácil de manejar y tiene la ventaja de entrar hasta en las tuberías más pequeñas.
  • Émbolo de la manguera Ampliamente utilizado en el ámbito profesional, el desatascador de manguera está compuesto por una manguera larga por la que pasa un chorro de agua a alta presión. Está indicado principalmente para desatascar las tuberías.

¿Qué es un desatascador líquido?

Otra variante que existe al hablar de desatascador es el desatascador líquido, conocido popularmente como "Diablo Verde". El desatascador de líquidos es un producto basado en sustancias químicas, como la sosa cáustica, que se desarrolló para desatascar fregaderos, desagües, vasos sanitarios y tuberías en general. Sin embargo, hay que tener cuidado con este tipo de desatascador.

Por lo tanto, sólo debe utilizarse con la ayuda de un equipo de protección personal, especialmente guantes, ya que puede causar lesiones. Además, el émbolo de líquido no siempre puede resolver el problema. Esto se debe a que está indicado sólo para pequeños atascos y muchas veces funciona como una solución temporal para la obstrucción.

¿Cómo utilizar el desatascador para desatascar un fregadero?

Es muy común que los fregaderos se atasquen, especialmente los de la cocina y el baño. Lo bueno es que el desatascador se puede utilizar fácilmente para desatascarlos.

Para ello, basta con colocar la boquilla del producto encima del desagüe y hacer movimientos fuertes hasta que el sistema de succión del desatascador empiece a funcionar. Hazlo unas cuantas veces y comprueba si funciona. Si no es así, repite el proceso tantas veces como sea necesario.

Criterios de compra: Qué hay que tener en cuenta al comparar los modelos de desatascador

Ahora que ya lo sabes todo sobre el desatascador, es hora de que te ayudemos a elegir el mejor. Para ello, mostramos a continuación lo que se debe analizar a la hora de comprar.

Material

El material en el que está fabricado el émbolo es uno de los puntos más importantes a valorar de este producto. Por ello, existen modelos fabricados principalmente en plástico y en goma.

Los desatascadores de goma son los más comunes y tienen una gran resistencia y durabilidad, además de funcionar muy bien. Los de plástico también son una buena opción y suelen tener una mayor ligereza y buena flexibilidad.

Otra variante son las opciones con mango de madera, que son muy seguras y firmes, sin embargo, no debes mantenerlas mojadas para evitar que se dañe la madera.

Na foto um homem segurando um desentupidor em frente a uma pia.

Los desatascadores de goma con mango de madera son muy comunes. (Fuente: lightfieldstudios / 123RF)

Tamaño

Pensando en la usabilidad del desatascador, el tamaño de su mango marca la diferencia. Si la idea es utilizar esta herramienta para desatascar inodoros, por ejemplo, lo ideal es elegir un modelo con un mango más largo, para no mojarse o ensuciarse durante su uso.

Incluso los desatascadores con un mango largo suelen tener una mayor fuerza de succión y requieren menos esfuerzo por parte del usuario.

Sin embargo, para desatascar fregaderos, las opciones más recomendables son las que tienen un eje más corto, para que el producto no golpee el grifo y sea más fácil de manejar.

Diámetro de la punta

Para que el desatascador funcione correctamente, es necesario que su punta tenga un tamaño adecuado para el lugar en el que se va a utilizar. Existen modelos con puntas que van desde los 20 hasta los 300 mm.

Por tanto, asegúrate de que el diámetro del producto no es menor que el de la tubería en la que se va a colocar normalmente, porque si lo es, no funcionará bien.

Indicación

de uso Como te hemos dicho antes, hay algunos tipos de desatascadores y cada uno está indicado para una finalidad. Por tanto, siempre hay que valorar si el modelo que estás pensando en adquirir es adecuado para el lugar donde se va a utilizar.

Hay opciones para desatascar fregaderos, otras para tuberías, etc. Por lo tanto, para poder utilizar bien un desatascador, elige siempre el que esté indicado para lo que quieras hacer.

Resumen

El desatascador es realmente un producto que todo el mundo debería tener en casa para las emergencias. Por eso, en este artículo te enseñamos todo lo más importante sobre él y también te mostramos qué analizar para elegir el mejor. ¡Gracias por tu visita y hasta la próxima!

(Fuente de la imagen destacada: Andriy Popov / 123RF)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones