Última actualización: 23/08/2021

Nuestro método

14Productos analizados

12Horas invertidas

2Estudios evaluados

35Comentarios recaudados

¡Bienvenido! Hoy vamos a hablar del embudo y de cómo puede utilizarse en tu vida diaria, tanto para los cocineros profesionales como para los aficionados.

Desarrollado para facilitar el paso de líquidos de un recipiente a otro, el embudo es extremadamente útil para las preparaciones más complejas que necesitan varios pasos, evitando el desperdicio y el desorden en tu cocina.

Así que, para saber más sobre los embudos y todas sus características y ventajas, no dejes de consultar nuestro artículo para elegir el modelo ideal y hacer tu día a día en la cocina mucho más práctico y seguro.




Lo más importante

  • Según el material, el embudo no puede meterse en el lavavajillas.
  • Los diámetros inferior y superior suelen variar mucho de un modelo a otro.
  • Para manipular líquidos calientes, hay que dar preferencia a los embudos con mangos o asas de materiales aislantes, como la madera o la silicona.

Embudo: nuestra recomendación de los mejores productos

Guía de compra

Desarrollados para facilitar el paso de líquidos entre distintos recipientes, los embudos son una gran opción para facilitar nuestro día a día en la cocina, especialmente en las preparaciones más complejas y en varios pasos.

Para conocer mejor los embudos y saber cómo incorporarlos a tu rutina diaria para preparar sopas, caldos, mermeladas y mucho más, no dejes de seguir nuestra guía de compra.

Imagem de pessoa utilizando um funil de plástico para encher potes de compota

Con un buen embudo podrás llenar ollas y hacer coladas con mucha más facilidad. (Fuente: Sheila Fitzgerald/ 123RF)

¿Qué es un embudo?

El embudo es un objeto cónico diseñado para facilitar el paso de líquidos y sustancias de un recipiente a otro con más precisión y menos desorden.

Para ello, tiene una boca más ancha y se estrecha hasta un orificio más pequeño, lo que hace que sea ideal para su uso en laboratorios, talleres mecánicos y, por supuesto, también en nuestras cocinas.

Pueden estar hechos de diferentes tipos de materiales y tienen varios tamaños. Algunos modelos también incorporan tamices, lo que los hace aún más prácticos.

Imagem de funil metálico sobre mesa de madeira

Al comprar, asegúrate de elegir un embudo que se ajuste a tus necesidades en la cocina. (Fuente: Aloyzas Balbierius/ 123RF)

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de un embudo?

El uso de embudos en los hogares aporta una serie de ventajas, ya que permiten el paso de líquidos entre recipientes de diferentes tamaños. También evita que el líquido se derrame durante la transición y algunos modelos ya tienen tamices integrados.

Sin embargo, hay que señalar algunos inconvenientes. Algunos modelos no se pueden meter en el lavavajillas. Si el mango no es de material aislante, puedes quemarte al manipular líquidos calientes, y no todos los tipos de embudo son adecuados para el uso doméstico.

Imagem de pessoa utilizando um funil para fazer a coagem do café

Incluso con poca inversión es posible encontrar grandes modelos y evitar el desperdicio durante las preparaciones. (Fuente: rawpixel/ 123RF)

Criterios de compr: Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un embudo

Al poder utilizarse para diferentes aplicaciones, los embudos son un elemento indispensable en una buena cocina, que facilita mucho el día a día, evitando el desorden, la suciedad y los desperdicios.

Sin embargo, antes de elegir el modelo ideal, es necesario prestar atención a algunos criterios, especialmente cuando hablamos de los modelos que entran en contacto con los alimentos.

Examina detenidamente cada uno de los temas que aparecen a continuación para comprender mejor los embudos y encontrar el modelo ideal para llevar tus técnicas de cocina al siguiente nivel.

Material

Uno de los factores más importantes que debes tener en cuenta al elegir un embudo para uso doméstico es el material del que está hecho. Hoy en día, puedes encontrar modelos de acero inoxidable, plástico, silicona, acrílico e incluso vidrio.

Es importante tener en cuenta que cada material tiene una determinada resistencia a la temperatura. Para los líquidos calientes, lo ideal es que sean de silicona o de acero inoxidable. Reserva los modelos de plástico para preparaciones frías o a temperatura ambiente.

También conviene consultar las especificaciones del fabricante sobre cómo limpiar el producto, ya que cada material requiere unos cuidados especiales para evitar daños y accidentes.

Imagem de vários funis de plástico coloridos

Ten cuidado al elegir el material del embudo, porque no todos pueden ir al microondas o al lavavajillas. (Fuente: Natalia Shcherbakova/ 123RF)

Dimensiones

Otra cosa en la que debes fijarte a la hora de comprar un embudo es en sus dimensiones, ya que varían mucho entre cada fabricante. Además, ten en cuenta que, además de la altura del embudo, también son muy importantes el tamaño de la boquilla y el orificio inferior.

Cuanto más alta y grande sea la boquilla, mayor será la cantidad de líquido que se puede trasvasar de una vez. Y para el orificio inferior, cuanto más ancho sea, más rápido dejará salir la comida. Lo más importante aquí es adaptar el embudo a tus necesidades y al tamaño de los recipientes que tienes en casa.

Imagem de funil de aço inoxidável pendurado junto com outros utensílios de cozinha

Tu cocina no estará completa hasta que consigas un embudo que se adapte bien a los demás utensilios domésticos. (Fuente: Nusara Promsiri/ 123RF)

Versatilidad

Además de permitir el trasvase de líquidos, el embudo también puede utilizarse junto con coladores para preparar tés, café o diluir alimentos sólidos o en polvo con líquidos directamente sobre el recipiente en el que se van a servir.

Hoy en día, muchos embudos domésticos ya llevan un sistema de filtro o tamiz integrado. Y para el almacenamiento, también es posible encontrar modelos plegables y retráctiles que facilitan aún más tu rutina diaria.

Imagem de casal escolhendo um funil de metal com peneira

Muchos embudos ya llevan tamices integrados, lo que los hace mucho más versátiles en la cocina. (Fuente: auremar/ 123RF)

Resistencia y durabilidad

Por último, es importante tener en cuenta la resistencia y la durabilidad de tu embudo, ya que esto te evita tener que gastar en sustituciones frecuentes. El material, por supuesto, es vital para determinar estos factores, pero una buena higiene y un cuidado adecuado también aumentan su vida útil.

Para su uso en la cocina y en la manipulación de alimentos, da preferencia a los modelos de acero inoxidable o silicona, ya que son resistentes a las altas temperaturas. La silicona tiene la ventaja de no retener olores ni sabores. Los embudos de plástico también son muy duraderos, pero algunos pueden deformarse en contacto con líquidos muy calientes.

(Fuente de la imagen principal: ulleo/ Pixabay)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones