Última actualización: 06/05/2020

Nuestro método

13Productos analizados

22Horas invertidas

7Estudios evaluados

68Comentarios recaudados

¡Bienvenido! Aquí en nuestro sitio tenemos una amplia variedad de reseñas sobre artículos industriales, pues sabemos que son esenciales para las operaciones de muchos negocios. En esta ocasión, repasaremos uno que resulta ser bastante sencillo, pero al mismo tiempo muy importante: la engrapadora industrial.

Desde pequeñas encuadernadoras hasta grandes talleres de carpintería, las engrapadoras industriales pueden ser útiles en cualquier negocio para fijar y unir objetos con fuerza. Para los casos en los que las engrapadoras convencionales no resultan lo suficientemente eficientes, las engrapadoras industriales llegan a salvar el día.

Sabemos que te interesa este útil artilugio, y si no puedes esperar para ponerle las manos encima y llevarlo a tu negocio, esta guía es para ti. Aquí encontrarás toda la información que debes saber acerca de la engrapadora industrial. Revisaremos las mejores del mercado, así como detalles como costo, dónde comprar y factores de compra.




Lo más importante

  • Una engrapadora industrial es un dispositivo que dispara grapas para unir y fijar objetos. Tienen más fuerza que las engrapadoras convencionales y, a diferencia de estas, sus diseños son tipo pistola, lo cual permite usarlas de manera paralela a la superficie sobre la que se disparará la grapa. Esto las hace más flexibles y versátiles.
  • Existen tres tipos de engrapadoras industriales: las manuales, las eléctricas y las neumáticas. Como su nombre lo sugiere, las manuales requieren acción de la mano para disparar la grapa. Las eléctricas y las neumáticas no requieren esfuerzo manual, pero están sujetas a un contacto eléctrico y a un compresor de aire respectivamente.
  • Todos los trabajos varían en complejidad y naturaleza. Por lo tanto, para elegir la engrapadora industrial más apta, es importante considerar el tamaño de las grapas que maneja la engrapadora, la comodidad que ofrece, la portabilidad y la disponibilidad de un sistema antiatasque de grapas.

Las mejores engrapadoras industriales: Nuestras recomendaciones

La mejor engrapadora industrial eléctrica

La engrapadora eléctrica Stanley es una de las más populares y comunes en la industria, y se ha ganado la confianza de los usuarios por su excelente desempeño y durabilidad. Es muy versátil, pues además de grapas, también dispara clavos. Funciona con grapas 9/16, 1/2, 3/8, 5/16 y 1/4.

Su cable de 2.4 metros te da más flexibilidad al usarla. Cuenta con un sistema antiatasque, el cual previene que las grapas se atoren en el interior, ahorrándote tiempo e inconvenientes. La potencia es variable, así que puedes trabajar con alta eficiencia en materiales blandos y rígidos por igual.

La mejor engrapadora industrial neumática

Esta poderosa engrapadora neumática calibre 3/8 es perfecta para todo tipo de superficies, particularmente las rígidas. La tapa exterior está hecha de acero que garantiza la durabilidad y, aun así, es extraordinariamente ligera, lo cual la hace muy fácil de operar.

Su mecanismo permite que el aire escape lejos del usuario al disparar, lo cual la hace muy segura de usar y previene lesiones e inconvenientes por inercia. Tiene capacidad para hasta 185 grapas. Cuenta también con un efectivo sistema que permite liberar las grapas atascadas de manera fácil y rápida.

La mejor engrapadora industrial manual

La más sencilla, pero también una de las más confiables. La engrapadora manual Pretul tiene un diseño de pistola que resulta ser bastante muy ligero, con sólo .55 kg, por lo que puedes operarla fácilmente con una sola mano. Está hecha de acero, el cual garantiza la durabilidad y eficiencia por muchos años.

Es bastante versátil, pues funciona con grapas 3/8, 5/15 y 1/4. Además, cuenta con la opción de regular la presión, lo que te permite usarla en una gran variedad de superficies de distintas rigideces. Para evitar accidentes, cuenta también con un seguro de gatillo.

Guía de compras: Lo que necesitas saber sobre engrapadoras industriales

Ahora que conoces las mejores tres engrapadoras industriales del mercado, es hora de profundizar un poco más. En esta sección revisaremos todos los pormenores de la engrapadora industrial, analizándola de pies a cabeza para que puedas escoger la que resulte más práctica y conveniente en tu negocio.

Las engrapadoras industriales son más fuertes, resistentes y duraderas que las engrapadoras de escritorio.
(Foto: Dolgachov/123rf.com)

¿Qué es una engrapadora industrial y qué ventajas tiene?

Una engrapadora industrial es un dispositivo que permite fijar y unir objetos mediante la aplicación de grapas. Son mucho más versátiles, duraderas y potentes que las engrapadoras convencionales de escritorio, lo cual permite usarlas en superficies rígidas como madera, así como en textiles.

A diferencia de las engrapadoras convencionales, prácticamente todas las engrapadoras industriales vienen en formato de pistola, lo cual permite utilizarlas de manera paralela a la superficie que va a engraparse. Además, utilizan grapas más grandes y gruesas, las cuales varían de engrapadora a engrapadora.

Ventajas
  • Mayor fuerza y potencia que la de una engrapadora convencional
  • Pueden usarse en superficies rígidas como madera
  • Usualmente tienen presión variable
Desventajas
  • Deben usarse con equipo de seguridad
  • La compatibilidad con cada tamaño de grapas varía
  • Algunas deben ser operadas con ambas manos debido a su peso

Engrapadoras industriales manuales, eléctricas y neumáticas - ¿A qué debes prestar atención?

No todas las engrapadoras industriales se utilizan para lo mismo. Algunos usuarios requieren más fuerza que otros, por lo que hay tres tipos distintos de engrapadoras industriales: las manuales, las eléctricas y las neumáticas. Estas varían en potencia, así como en el método que utilizan para disparar las grapas.

Engrapadora manual: La más sencilla, común y accesible de todas. Consta de un simple gatillo mecánico que dispara una grapa al ser accionado. Tal acción requiere esfuerzo manual. Aunque su fuerza es suficiente para tareas de uso rudo, es la menos fuerte de las tres, por lo que es recomendable para superficies de rigidez moderada.

Engrapadora eléctrica: Debe conectarse a la corriente para ser utilizada. Su fuerza es similar a la de una engrapadora manual, pero no requiere esfuerzo de la mano, pues el mecanismo es eléctrico y se acciona con una leve presión. Esto ayuda a reducir la fatiga manual y resulta bastante útil en trabajos muy laboriosos.

Engrapadora neumática: La más fuerte y poderosa de todas. Al igual que la engrapadora eléctrica, no requiere esfuerzo manual para ser accionada. Se requiere un compresor de aire para poder utilizarla, el cual se vende por separado. Son la mejor opción para los trabajos más pesados y demandantes.

Manual Eléctrica Neumática
Requiere esfuerzo manual No No
Funciona Por sí sola Con electricidad Con un compresor de aire
Ideal para Tareas y reparaciones sencillas del hogar Fijar textiles, alfombras y objetos que requieran muchas grapas Construcción, instalación de componentes grandes y pesados

¿Cuánto cuesta una engrapadora industrial?

Las engrapadoras manuales son las más accesibles, y pueden costar tan poco como 300 MXN. Las eléctricas son ligeramente más costosas, con un costo que oscila entre 500 y 1,000 MXN. Las más costosas son las neumáticas debido a su mecanismo más complejo. Su costo comienza alrededor de 1,000 MXN y alcanza los 5,000 MXN en algunos casos.

Vale la pena considerar también el costo de los repuestos de grapas. Aunque este puede variar, pues existen grapas de distintos tamaños y calibres, el costo promedio de un paquete de 1,000 grapas de uso rudo es de 60 MXN. Para el caso de las neumáticas, es importante tomar en cuenta que un compresor puede costar entre 2,500 y 15,000 MXN.

¿Dónde comprar una engrapadora industrial?

Las engrapadoras industriales, así como sus repuestos de grapas, pueden conseguirse en cualquier ferretería. Sin embargo, es posible que las opciones en tales comercios sean limitadas, por lo que es una buena idea acudir a las grandes tiendas para artículos de mejora del hogar como Home Depot o Sodimac, que tienen una mayor selección.

Sin embargo, la opción que más recomendamos es comprar por internet, particularmente por Amazon.com.mx debido a su gran catálogo y diversidad de opciones. Las cadenas antes mencionadas también cuentan con tiendas en línea y hacen envíos a toda la república. Comprar por internet es fácil, conveniente y rápido.

Criterios de compra

Existen distintos puntos que debes considerar durante la búsqueda de una engrapadora industrial. Es importante tomar estos factores en cuenta, pues no todas las engrapadoras son aptas para todos los trabajos. Los siguientes puntos te ayudarán a hacer una compra inteligente que sea perfecta para el tipo de trabajo que llevas a cabo.

Tamaño de grapas

La manera universal para expresar las medidas de una grapa es con una fracción. El primer número se refiere al calibre, o sea, el diámetro del alambre. El segundo se refiere a la longitud de las patas. Ambos expresan pulgadas. Considera que algunas engrapadoras aceptan grapas de distintos tamaños. Hay dos categorías de tamaño de grapas:

Uso rudo: Ideales para trabajar con madera, hojas de metal/acero y aglomerados, así como para fijar objetos pesados y contundentes como marcos de puertas, material de aislamiento y tapicería. Algunas medidas comunes de este tipo de grapas son 13/14, 13/10 y 9/16, aunque existe una enorme cantidad de variaciones.

Uso ligero: Son comunes en trabajos que no requieren tantas grapas y que involucran la fijación de objetos no muy pesados. Son ideales para fijar superficies textiles chicas-medianas. No son recomendables para trabajos de construcción/mejora del hogar. Algunas medidas comunes de este tipo de grapas son 1/4, 3/8 y 1/2.

La mejor opción para trabajar con superficies rígidas como madera es la engrapadora industrial.
(Foto: Natallia Khlapushyna/123rf.com)

Comodidad

El factor de la comodidad va de la mano con el tamaño del trabajo y la cantidad de grapas que este requiera. Muchas personas ignoran este punto, sólo para tener que detenerse a la mitad del trabajo por fatiga y dolor en las manos. Por eso, te recomendamos considerar la cantidad de grapas que utilizarás para elegir la engrapadora ideal:

Engrapadoras industriales manuales: Recomendables para trabajos que requieran 50 grapas o menos. Cualquier cantidad considerablemente por encima de esta cifra complicará y ralentizará el trabajo, pues reducirá la comodidad al provocar sensación de fatiga en tu mano. Además, considera que la mayoría no cuentan con agarradera ergonómica.

Engrapadoras industriales eléctricas/neumáticas: Ideales para proyectos que requieran de 50 grapas en adelante. Sus mecanismos facilitan los trabajos arduos, ofreciendo alta comodidad gracias a sus mecanismos que requieren acción manual mínima. Estas engrapadoras también suelen tener agarraderas de goma bastante cómodas.

Portabilidad

Debido a la naturaleza de sus trabajos, muchas personas se ven obligadas a optar por engrapadoras que puedan llevar consigo a todos lados. Es importante considerar este factor para evitar encontrarte en situaciones en las que no puedas contar con una engrapadora cuando la necesites. A continuación analizamos la portabilidad de cada tipo:

Tipo de engrapadora industrial Portabilidad
Manual Alta. Puede usarse en cualquier situación y lugar.
Eléctrica Media. Aunque es ligera, está sujeta a la disponibilidad de un contacto eléctrico.
Neumática Baja. Requiere de un compresor, el cual puede ser bastante pesado y difícil de transportar.

Sistema antiatasque

A todos nos ha pasado con las engrapadoras convencionales: después de accionarlas un par de veces, las grapas se atoran. Aunque a menor escala, esto también sucede con las engrapadoras industriales, lo cual puede resultar un problema considerando que estas se accionan más veces y por periodos más largos de tiempo.

La recomendación en este caso, sin importar el tipo de engrapadora industrial que utilices, es siempre optar por aquellas con sistema antiatasque, lo cual te ahorrará tiempo y frustración. Las que cuentan con esta característica lo manifiestan en el empaque o en la ficha técnica, por lo que es muy fácil identificarlas.

(Foto de imagen destacada: Sergii Petruk/123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Reparar cosas siempre ha sido uno de los pasatiempos favoritos de Martín, y esa fue la razón principal por la que decidió estudiar Ingeniería Industrial. A lo largo de su carrera ha colaborado con distintas empresas en las que ha podido desarrollar productos de gran calidad, integrando la tecnología para facilitar el día a día. Le apasiona la música, los deportes extremos, y las nuevas tecnologías.