Última actualización: 25/08/2021

Nuestro método

12Productos analizados

15Horas invertidas

3Estudios evaluados

59Comentarios recaudados

¡Bienvenido! Si trabajas con muebles o artesanías complejas en madera, sabes lo fundamental que es el acabado. Todo queda mejor con los tornillos incrustados en la pieza, y no expuestos, ¿no? Por eso necesitas un avellanador!

Los avellanadores, que también pueden ser brocas de avellanado, deben utilizarse en taladros u otras herramientas similares. Con ellos, el agujero perforado en la madera se ensancha en la punta. Pero, ¿por qué deberías tenerlas? ¿Cómo elegir los mejores? Quédate con nosotros para ver estas respuestas!




Lo más importante

  • Muy importantes para quienes trabajan con la madera, los escariadores pueden ayudar eventualmente en los servicios de acabado en otros materiales.
  • Puedes elegir entre un escariador y una broca de avellanar. Ambas opciones son fiables y ofrecen sus ventajas, siendo la decisión una cuestión de preferencia.
  • No tiene sentido tener un gran escariador, pero no saber manejar una broca. Esta herramienta también es indispensable en el proceso de escariado.

Escariador: nuestra recomendación de los mejores productos

Guía de compra

Puede que tengas muchas preguntas sobre el escariado, los escariadores, las fresas y otras cosas que ya hemos mencionado en este artículo. Pero no te preocupes, hemos llegado a la guía de compra.

A continuación responderemos a todas las preguntas frecuentes sobre esta actividad y los accesorios que permiten realizarla.

Imagem mostra um homem trabalhando com uma furadeira em madeira.

Los trabajos de carpintería son mucho más bonitos con un escariador. (Fuente: tdjoric / 123rf.com)

¿Qué es el escariado?

La palabra "escariado" no se refiere exclusivamente a la carpintería: según el diccionario, se refiere al ensanchamiento de los agujeros para la inserción de clavos o tornillos, o incluso a la acción de hacer que los clavos y tornillos queden completamente dentro de un determinado objeto, sin la cabeza en el exterior.

Por tanto, cuando hablamos de avellanar, nos referimos a hacer un agujero más ancho en la punta, para que los tornillos también puedan introducir su cabeza. Esto es importante sobre todo en piezas que necesitan un buen acabado, en artesanías o en productos de alto nivel.

El acto de escarificar se realiza principalmente en la madera, pero también puede hacerse en plásticos, metales, hormigón y otras superficies. Para ello, sólo necesitas las herramientas adecuadas para hacer los agujeros necesarios de forma segura.

¿Sabías que el escariado puede hacerse incluso en grandes superficies o paredes? Existen enormes máquinas capaces de realizar este proceso a escala industrial. John Wilkinson fue el inventor del escariador en 1775.

¿En qué situaciones debes escariar la madera?

¿Cuándo debes escariar la madera de todos modos? ¿Por qué tener herramientas que te ayuden a hacerlo con precisión y seguridad?

  • Acabado artesanal: Ocultar los tornillos de tu artesanía es fundamental para la belleza estética de las piezas. Así que si utilizas madera de gran tamaño y necesitas pasar por una junta, nada como el escariado: ¡tu trabajo tendrá mucha más calidad visual!
  • Trabajo con muebles: El aspecto visual es fundamental a la hora de hacer muebles. Los tornillos al descubierto estorban y hacen que el trabajo final sea insatisfactorio. Tanto en la industria como en la producción artesanal, el avellanado es siempre indispensable en este nicho.
  • Estructuras de madera: En cabañas, suelos o estructuras como bares domésticos hechos con madera, la cuestión no es sólo estética, ya que los tornillos que sobresalen pueden incluso herir a las personas. El escariado también es necesario por motivos de calidad y seguridad.

Cabe mencionar que el escariado también puede realizarse en piezas y situaciones similares con otros materiales, aunque no es tan común.

¿Escarificador o broca escariadora?

Hay dos formas básicas de escariar, y son similares entre sí: utilizando un escariador o una broca escariadora. Ambos requieren el uso de una herramienta como un taladro.

Los escariadores son piezas pequeñas y alargadas que deben sujetarse a los taladros ordinarios. Normalmente, la fijación se realiza con una llave Allen. Tienen límites de compatibilidad de diámetros, pero suelen ajustarse a una gama satisfactoria de accesorios.

Las brocas escariadoras, en cambio, ya están hechas para el escariado, con una punta alargada. Vienen en varios tamaños y diámetros, y sólo hay que colocarlos en el taladro, tal y como harías con los taladros normales.

Tu preferencia debe ser el factor principal a la hora de elegir qué tipo utilizar. Las brocas avellanadas son más prácticas, ya que son más fáciles de cambiar, y duran más, ya que el uso varía mucho. El precio de un kit, en cambio, es más elevado que el de un escariador.

Comparamos los dos tipos en la siguiente tabla:

Escariadores Brocas escariadoras
Forma de uso Pieza separada que debe acoplarse a las brocas simples Brocas variadas que ya tienen la punta extendida
Ventajas Precio más bajo, mayor adaptabilidad a varios tamaños Más fácil de cambiar y manejar, mayor vida útil
Desventajas Mayor tiempo de cambio, sufre un gran desgaste Mayor precio, puede ser difícil encontrar la broca adecuada para la situación

¿Cuáles son las ventajas de tener buenos avellanadores?

Cuando tienes buenas herramientas de escariado, aumentas inmediatamente la calidad de tu trabajo. No importa cuál sea tu sector: los productos bonitos y bien acabados suelen atraer a más clientes.

Las escariadoras de calidad te ayudan a conseguir un acabado perfecto en tus trabajos.

Si compras escariadoras de calidad, podrás conseguir un acabado perfecto en tus muebles y artesanías. Además, los accesorios de mejor calidad duran más, son más resistentes al trabajo constante y son más versátiles, pudiendo trabajar en superficies distintas de la madera.

El mejor acabado de tus trabajos te permitirá cobrar precios más altos por ellos y, en consecuencia, ganar más dinero. Las escariadoras son herramientas sencillas y fáciles de usar que pueden elevar rápidamente el nivel de los materiales producidos por un artesano o carpintero.

Hemos preparado una tabla con las principales ventajas y desventajas de contar con buenos escariadores:

Ventajas
  • Mejoran mucho el acabado y la belleza de las piezas
  • Permiten cobrar precios más altos
  • Son duraderos y resistentes
  • El uso es bastante fácil
Desventajas
  • Son accesorios de uso bastante específico
  • Necesitan taladros para trabajar

¿Cómo utilizar un escariador de forma correcta?

Si optas por comprar brocas de avellanar, el uso es bastante similar al de las brocas ordinarias en un taladro. Debes asegurarlos con el mandril (mediante una llave inglesa o un cambio rápido) y luego utilizarlos. No hay mucho secreto en el proceso.

El avellanador, por otra parte, necesita estar unido al taladro común. Esto suele hacerse con una llave Allen, que puede venir o no con el accesorio. Recuerda que debe ser en la punta de la broca, y no en el centro, ya que sólo al principio el agujero será más ancho.

Los especialistas recomiendan que el escariado se haga antes del agujero, es decir, hay que medir el tornillo que se va a utilizar, encontrar la broca correcta y trabajar sobre esta parte ampliada. También debes utilizar una alta rotación para que el resultado sea el adecuado.

Un taladro y un destornillador de calidad también podrán ayudarte mucho en el trabajo de escariado y atornillado.

Criterios de compra: Factores para elegir

un escariador
Ahora que sabes que debes comprar un escariador o taladro avellanador, es el momento de elegir el modelo ideal. Hemos seleccionado algunos criterios importantes para ayudarte:

¡A continuación, hablaremos con más detalle de cada uno de ellos!

Diámetro

¿Qué tamaños de tornillos sueles utilizar? ¿Las cabezas suelen ser anchas o finas? ¿Sabes las dimensiones exactas?

Los escariadores tienen tamaños de diámetro mínimo y máximo. Indican a qué brocas se pueden acoplar, representando las dimensiones de los agujeros que se van a perforar. Así que siempre hay que observar los valores indicados antes de finalizar la compra.

Las brocas de escariador, por otra parte, tienen diámetros variados, como las normales. Vienen en kits con un elevado número de piezas. Es importante observar si el tamaño necesario lo contempla el juego elegido.

Imagem mostra várias brocas escareadoras lado a lado.

Los escariadores y las fresas de avellanar tienen diámetros variados. (Fuente: Bru-nO / Pixabay.com)

Almacenamiento

Un escariador suele ser bastante pequeño. Las brocas escariadoras son más grandes, pero siguen siendo fáciles de perder, sobre todo si se guardan de cualquier manera. Cualquier compra que hagas debe ayudarte a guardar con seguridad estos accesorios.

Un estuche o maletín de calidad aumenta incluso la durabilidad de los escariadores.

Prefiere siempre los escariadores o taladros que vienen con estuches, maletines o bolsillos que facilitan su transporte y almacenamiento. Esto no sólo mejora la practicidad del día a día al reducir el tiempo de búsqueda, sino que también aumenta la durabilidad de cada pieza.

Si compras un modelo que no facilita el almacenamiento, busca inmediatamente algún lugar de fácil acceso para guardar los accesorios, preferiblemente sin grandes cantidades de otras herramientas juntas.

Ajustes

La fijación de un taladro escariador es muy sencilla, al fin y al cabo, el funcionamiento es el mismo que el de uno común. Lo único que tienes que hacer es presionar la pieza seleccionada en el portabrocas y utilizarla, sin necesidad de ajustarla

En el caso del avellanado, sin embargo, la situación es más compleja: casi siempre es necesario utilizar una llave Allen, una herramienta que no es tan común ni fácil de encontrar. Antes de encender el taladro, comprueba si el apriete ha sido bien hecho y si la pieza está en el lugar correcto.

Los buenos escariadores también permiten ajustar la profundidad de la pieza en el taladro, lo que es importante para quienes quieren dejar el tornillo perfectamente escondido dentro de la madera.

Coste-beneficio

Siempre que compramos artículos que vienen en kits, debemos prestar atención al coste-beneficio. Este es el caso de los avellanados, pero sobre todo de las brocas escariadoras.

Recuerda dividir el precio total del kit de brocas entre el número de unidades ofrecidas. De este modo, sabrás exactamente cuánto pagas por cada una y podrás comparar con mayor eficacia cada una de las opciones.

(Fuente de la imagen destacada: Bru-nO / Pixabay.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones