Última actualización: 25/08/2021

Nuestro método

15Productos analizados

16Horas invertidas

3Estudios evaluados

64Comentarios recaudados

¡Bienvenido! Hoy vamos a hablar de un objeto sencillo, pero que forma parte de la rutina de muchas personas desde hace muchos años: la esponja de baño.

Si la utilizas con frecuencia, sabrás que la esponja de baño es una gran aliada en la rutina de limpieza, sobre todo para exfoliar la piel.

Sencilla y funcional, añade al baño un momento más íntimo, cuidado y agradable. En la siguiente guía hablaremos de sus ventajas y explicaremos qué efectos puede producir en tu piel.




Lo más importante

  • La esponja de baño es la opción perfecta para enjabonar, masajear y, sobre todo, exfoliar. Asegura la renovación de las células e intensifica la circulación sanguínea.
  • Hay más de un tipo de material con el que se fabrica la esponja. Las sintéticas están hechas de plástico o nylon, mientras que la esponja natural se extrae de una planta trepadora.
  • Es muy importante que tu esponja sea suave y lisa. Aléjate de las opciones que arañan o provocan molestias en la piel.

Esponja de baño: nuestra recomendación de los mejores productos

Guía de compra

La hora del baño es casi sagrada, ¿no? Y no hay nada más agradable que utilizar productos que sean buenos para tu piel y que permitan que este momento sea aún más acogedor.

En el caso de la esponja, además de tener varios beneficios para el cuerpo, es suave y tiene un tacto blando. En la siguiente guía te explicaremos por qué no debes dejarla fuera de tu momento de limpieza.

Foto através do vidro do box embaçado e molhado, que mostra uma mulher tomando banho de olhos fechados, e cabeça virada pra cima.

El uso de la esponja de baño hace más agradable el momento de la limpieza. (Fuente: wilkernet/ Pixabay)

¿Qué es una esponja de baño?

Aunque parezca sencillo, la esponja de baño puede ser un poco compleja, porque hay varios tipos diferentes, sobre todo en cuanto a su material.

Las esponjas son básicamente artículos que se utilizan a la hora del baño para exfoliar y masajear la piel. Son suaves y ligeramente ásperas, perfectas para provocar la relajación, además de estimular la circulación sanguínea y renovar las células.

Algunas son sintéticas, fabricadas con sustancias derivadas del petróleo, y otras son naturales, extraídas de una planta del género Luffa.

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene la esponja de baño?

La hora del baño suele ser un momento placentero y acogedor, y la función de la esponja es precisamente intensificar estas sensaciones favoreciendo la limpieza y la relajación.

Está dotada de fibras que aseguran no sólo la limpieza de los poros sino también la eliminación de las células muertas, siendo un excelente exfoliante corporal.

Otra ventaja es que estas esponjas, especialmente las de origen vegetal, ayudan a prevenir la celulitis y activan la circulación sanguínea en las zonas masajeadas.

Además, tienen un tacto suave y liso, lo que garantiza esa sensación de relajación que hace que tu baño sea aún más especial.

A pesar de todas las ventajas, es importante que sepas que las esponjas deben cambiarse a menudo, y que requieren algunos cuidados básicos.

Como sirven para eliminar las células muertas de tu cuerpo, es importante que las laves muy bien después de usarlas, y que las dejes secar fuera del ambiente húmedo del baño.

Si te saltas este paso, las células muertas pueden acumularse, crecer en las fibras húmedas de tu esponja y convertirse en potentes bacterias que, al entrar en contacto con las heridas, pueden provocar una infección.

Por eso es importante que la mantengas bien seca y que te deshagas de ella cuando sientas que empieza a desgastarse, ¿vale?

[/cross_list]

Ventajas
  • Favorece la relajación
  • Tacto suave, liso y ligeramente rugoso
  • Elimina las células muertas
  • Activa la circulación sanguínea
  • Limpia
  • Ayuda a prevenir la celulitis
Desventajas

Algunas tienen cerdas muy duras; Algunos kits no son completos

¿Cuál es la diferencia entre los tipos de esponja de baño?

La esponja de baño no es un producto lleno de detalles, sin embargo, hay más de un tipo. Las más conocidas son las sintéticas, pero las de nylon y las naturales también son buenas opciones.

Esponjas naturales

La esponja de baño natural, también conocida como esponja vegetal, se extrae de una planta trepadora alta del género Luffa. Al ser una fruta y ser biodegradable, es la opción más sostenible.

Sus fibras son enmarañadas y ásperas, de un tono beige. Es una gran opción para quienes buscan exfoliación, mejora de la circulación sanguínea e hidratación de la piel.

Esponjas sintéticas

La esponja sintética es la más común que se encuentra en el supermercado. Está hecha de poliuretano (plástico derivado del petróleo), y tiene dos caras: una más áspera y otra más suave.

A pesar de no ser ecológica, es una buena opción para quienes buscan una opción que promueva más la relajación, ya que es el modelo que tiene un tacto más suave.

Foto de várias esponjas sintéticas com espumas coloridas.

Las esponjas sintéticas, a pesar de no ser sostenibles, son las mejores opciones para quienes buscan opciones más suaves. (Fuente: Hans/ Pixabay)

Esponjas de nylon

Ya este tipo de esponja tiene una estructura de nylon que imita la esponja natural. Aunque el nylon no es un componente orgánico y sostenible, se presenta en un formato enredado que da lugar a un tacto muy similar al de la versión vegetal.

Esta esponja suele presentarse en diferentes colores, con un cordel para colgarla en el baño.

Esponja natural Esponja sintética Esponja de nylon
Estructura Fibras vegetales enredadas Suele tener dos caras: uno más áspero y otro bastante suave Enredo de fibras de nylon
Material Fruto extraído de una planta trepadora Plástico derivado del petróleoo Nylon
Sostenibilidad Factible Insostenible Insostenible
Suavidad Ligeramente suave Tiene un lado más bien blando Ligeramente suave

Criterios de compra: cómo comparar esponjas de baño

Todo producto debe ser bien analizado antes de ser comprado, y con la esponja de baño no es diferente. Teniendo esto en cuenta, hemos seleccionado algunos factores que marcan la diferencia a la hora de elegir la tuya:

Ahora explicaremos un poco mejor cada uno de estos puntos

Material

Como ya hemos dicho, hay esponjas de tres materiales diferentes. Ninguna de ellas es considerablemente dura con la piel, sin embargo, la esponja natural sale ganando, ya que es orgánica y, por tanto, aporta más a la piel.

Foto de uma mulher relaxando em uma banheira com água esbranquiçada, e só a cabeça para fora.

Un baño relajante es esencial en un día ajetreado. (Fuente: Bruce Mars/ Pexels)

Suavidad

Lavarse y masajearse con la esponja debe ser un momento agradable y relajante, por lo que es importante que tenga un tacto suave y liso.

Si es posible, antes de comprarla, tócala y siente sus fibras, para saber si aporta el confort necesario a tu cuerpo. Evita las esponjas que pican o rascan!

Tamaño

¿Cuál es el tamaño ideal de la esponja de baño? La respuesta es sencilla: la que se adapte bien a tus manos.

Las esponjas demasiado pequeñas son difíciles de manejar y no tienen una buena superficie de contacto, y las opciones grandes suelen ser un poco toscas. Busca el término medio, ¿vale?

Diseño

Cualquiera que tenga niños pequeños en casa sabe que éste es un criterio importante. Hay esponjas con formas divertidas y colores más vivos, que pueden ser un diferencial a la hora de atraer a tu hijo al baño.

(Fuente de la imagen destacada: congerdesign / Pixabay)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones