Última actualización: 07/04/2020

Nuestro método

14Productos analizados

23Horas invertidas

7Estudios evaluados

83Comentarios recaudados

Te damos la bienvenida a ReviewBox. Queremos que no solo te sientas bien en tu mente y corazón, sino que tu cuerpo refleje esa energía, entusiasmo y sensualidad. Por ello te hablaremos de un artículo que ha ganado su fama mundial por su capacidad de moldear nuestro cuerpo de la mejor manera: las fajas colombianas.

No se trata de un simple trozo de tela que nos hace lucir más delgadas, sino de toda una estructura creada para moldear tu figura de manera sutil, pero firme, adaptándose a cada una de las necesidades que las usuarias requieran. Por esta razón, hoy en día son conocidas por muchas como el compañero perfecto de ese evento especial.

Hoy no solo te mostraremos los mejores modelos de fajas colombianas que puedes encontrar, sino que ahondaremos más en cada una de las características que pueden ayudarte a obtener la figura que deseas, los tipos de fajas que podrás encontrar, su material de fabricación y muchos más detalles.




Lo más importante

  • Las fajas colombianas son derivados de las fajas de compresión que se encargan, principalmente, de moldear el cuerpo a gusto del usuario en cuestión de segundos. También pueden ser empleadas para realizar actividad física o como implemento médico.
  • Existen básicamente 4 tipos de cierres para las fajas colombianas: las de velcro, gancho o hook & eye, cremallera o aquellas que no tienen sistema de cierre alguno. Cada uno brindará resultados y experiencias diferentes que te contaremos más adelante.
  • Antes de realizar tu compra, es importante tomar en cuenta el modelo de la faja que elegirás, el uso que deseas darle o el objetivo que quieres alcanzar con ella, el sistema de garantía con el que cuenta, el proceso de elección de talla y el material con el cual fue fabricada.

Las mejores fajas colombianas: nuestras recomendaciones

Faja Colombiana de Látex de Lujo

Este producto no solo moldea el abdomen, sino que afina tu cintura y espalda para lograr una figura deseada y mantenerte en una postura firme y derecha. Además, su diseño se vuelve imperceptible bajo la ropa, por lo que podrás utilizarla tanto en momentos casuales como en eventos importantes.

Está creada con exterior de látex y forro interno de algodón para permitir la transpiración de tu piel y para crear una flexibilidad que permite que no se doble con tus movimientos. La cinturilla cuenta con 3 niveles ajuste para seleccionar aquel con el que te sientas más segura.

Fajas Galess - Faja de Latex

Esta faja de latex tiene cubierta interna de algodón para mayor comodidad y respiro de tu cuerpo a través de la transpiración. Cuenta con 3 hileras de cierre de gancho (hook & eye) para reducir centímetros de la cintura y el abdomen de manera instantánea, en el ajuste más cómodo.

Este modelo cuenta con varillas flexibles que permitirán acompañarte en cada movimiento de manera firme sin doblarse. Es una buena opción para emplear durante la realización de ejercicios o las rutinas del día a día, gracias a su comodidad.

Faja moldeadora de cintura y abdomen

Con esta prenda podrás corregir tu postura mientras ti cintura y abdomen pierden medidas al instante. Su tejido perforado de poliéster permite la correcta transpiración de la piel a través de su estructura de 24,5 centímetros de altura.

Cuenta con una fórmula o guía de tallas para que puedas conocer qué talla será la más adecuada según tu caso. Se trata de un modelo de tela fina y mucha flexibilidad, por lo que podrá ser utilizada de manera cómoda durante tus actividades rutinarias.

Ann Chery - Angelina Faja Colombiana

Este tipo de fajas que cubren parte de las piernas son ideales no solo para el uso diario, sino también para el periodo posquirúrgico y posparto. Al colocarla, observarás inmediatamente cómo se reducen medidas en la cintura, abdomen, caderas y espalda.

Además, su elegante diseño garantiza libertad de movimiento y comodidad en nuestra piel junto a una compresión que ayuda a eliminar líquidos, acelerar la desinflamación, reducir medidas, realzar busco y levantar los glúteos. Contiene una abertura en la entrepierna para poder ir al baño sin preocupaciones de retirarla.

Guía de compra: Lo que necesitas saber sobre las fajas colombianas

Ya que hemos revisado los modelos más solicitados, es importante que echemos un vistazo hacia las características de las fajas colombianas que se adaptarán mejor a nuestro caso. Conocer los detalles nos ayudará a realizar una compra certera.

Las fajas colombianas pueden emplearse con diferentes objetivos, pero el principal será moldear la figura. (Foto: Chutima Chaochaiya / 123rf)

¿Qué son las fajas colombianas y qué ventajas tienen?

Las fajas colombianas son una variación de las fajas de compresión con el fin principal de moldear el cuerpo y reducir medidas de manera instantánea. Se caracterizan por poseer un material que favorece la transpiración y un diseño tan sutil que resulta imperceptible bajo la ropa.

Estas fajas no solo son útiles para obtener una figura deseada al instante, sino que también son muy utilizadas durante la realización de ejercicios y durante los periodos posoperatorio o de posparto. Aquí te dejamos una lista de sus principales ventajas.

Ventajas
  • Favorecen la transpiración
  • Crean una figura moldeada al instante
  • Son ajustables
  • Diversidad de modelos según necesidad
  • Son flexibles
  • Son duraderas
Desventajas
  • No todas resultan cómodas
  • No funcionan en casos graves de obesidad
  • Las tallas pueden no ser precisas
  • El exceso de compresión puede ser dañino para la salud

Fajas colombianas de cremallera, gancho o velcro - ¿A qué debes prestar atención?

El sistema de cierre o fijación de las fajas colombianas es un punto importante a considerar, tomando en cuenta que es este el que nos dará la firmeza y compresión que necesitamos obtener. A continuación, te mostramos las opciones de cierre más comunes que podrás encontrar.

Cremallera. Suelen tener solo un grado de ajuste, por lo que será importante elegir la talla ideal. Es una buena opción para utilizar con prendas de vestir ajustadas, ya que no se notará debajo. Suelen ser duraderas, a menos que sufran aislamiento o atascos. En caso de ejercicios, solo se recomienda su uso en personas delgadas.

Gancho. También conocidos como hook & eye, esta modalidad puede tener de 2 a 4 grados de ajuste, para encontrar la posición más conveniente, por lo que puedes seguirla empleando si aumentas o disminuyes de talla. Dependiendo de su fabricación, podría o no ser notoria bajo la ropa. Son muy duraderas y muy utilizadas para actividad física.

Velcro. El grado de ajuste del velcro se extiende a la cantidad de este material que exista, por lo que es buena opción si no conoces bien tu talla. Es recomendado para realizar actividad física, pero no para utilizar bajo prendas de ropa, a menos que sean gruesas. Suelen tener una larga vida útil siempre que se cuide el estado del velcro.

Sin cierre. Algunas opciones no traen cierre en lo absoluto, por lo que será necesario colocarlas mediante presión. En estos casos solo existe 1 ajuste, por lo que se deberá escoger la talla correcta. No se recomiendan para realizar ejercicios, pero sí para utilizar bajo otras prendas. Su duración dependerá del cuidado.

Cremallera Gancho Velcro Sin cierre
Apariencia Invisible bajo ropa Puede ser notoria Notoria Invisible bajo ropa
Ajuste Único Variado Variado Único
Durabilidad Depende del cuidado Alta Depende del cuidado Depende del cuidado
Ejercicios Apta solo para delgados Apta Apta No apta

¿Cuánto cuestan las fajas colombianas?

Las fajas colombianas podrán tener un precio variante, dependiendo del material de su fabricación, de su marca, de la cantidad de zonas que cubra y otros aspectos referentes a su elaboración. Puedes encontrar los modelos más simples a partir de los 200 MXN.

Sin embargo, los modelos que han hecho que el nombre de fajas colombianas resalte por encima de otros superan este monto. Podrás ubicar opciones entre los 700 MXN y los 2,500 MXN. Otros modelos más elaborados y distinguidos alcanzarán los 3,500 MXN.

Las fajas sin costuras son una excelente elección para emplear debajo de la ropa, ya que permanecerá imperceptible. (Foto: 123artfotodi/ 123rf)

¿Dónde comprar fajas colombianas?

Puedes ubicar fajas colombianas en establecimientos de ropa íntima, de artículos de salud (en el caso de las posoperatorias y posparto) de artículos para deportistas, de productos para bajar de peso y similares. Algunas opciones son Satisfashion, Leonisa,

Fajas Colombianas México, Bellaform, entre otras.
También puedes optar por ubicar modelos de manera fácil y rápida a través de plataformas como Amazon, Fajas Colombianas MX, Mercado Libre y las tiendas en línea de los comercios mencionados anteriormente (en caso de que aplique).

Criterios de compra

Las fajas colombianas son relativamente fáciles de ubicar, pero quizá no la información calificada sobre ellas. Por eso tenemos una lista de criterios que te ayudarán a conocer los tipos de fajas que puedes encontrar y cuál de ellos se adaptará más a ti.

Modelo

El modelo de faja que elijas determinará las zonas que esta cubrirá, realzará o presionará. Te presentamos a continuación una lista de los modelos más comunes que podrás encontrar y cómo actuará cada uno de ellos.

Cinturilla o corsé. Estas suelen cubrir únicamente el abdomen, cintura y parte de la espalda. Se emplean cuando la grasa principal se acumula en el abdomen, cuando queremos realzar la cintura o cuando necesitamos realizar presión luego de una intervención quirúrgica.

Son una buena opción para realizar ejercicios puntuales y para emplear luego de una operación o parto, para evitar hematomas y sentir mayor seguridad al caminar. Ubícalas más fácilmente con cierre de velcro o gancho.

Panty. Estos modelos son empleados para reducir medidas de la cintura y abdomen (y en algunos casos, cadera) de forma más sutil que una cinturilla. Suelen emplearse por personas que no tengan mucha grasa acumulada, pero de igual forma deseen realzar la zona.

Usualmente, estos modelos carecen de cierre, ya que su colocación es igual al de un bikini, con la diferencia de que la parte superior se extenderá hasta la cintura o un poco más por encima. Es importante ubicar una talla que no ejerza más presión que la necesaria.

Cuerpo entero. Estas fajas suelen ser unas de las más solicitadas, ya que pueden cubrir desde la parte superior de las rodillas, muslos, glúteos (en algunos casos), abdomen, espalda y brazos (en algunos casos). Puedes encontrar opciones con cremallera, ganchos o sin cierre.

Hoy en día es común encontrar modelos sin costuras que puedan resultar totalmente invisible por debajo de la ropa, por lo que es importante ubicar un modelo que se adapte a las prendas que utilizarás. En algunos casos, ayudarán a levantar los glúteos y a generar un aspecto tonificado en los brazos.

Chaleco. Estas fajas van desde las caderas (en forma de short o bikini) hasta el área del busto, pero cuentan con unas mangas que la ayudarán a sostenerse de mejor manera en tus hombros. De esta manera, podrás obtener una buena apariencia tanto en la parte delantera como trasera de tu torso, ya que logra realzar también la espalda.

Puedes encontrar estos modelos con cierre de cremallera, ganchos o sin cierre alguno, dependiendo del estilo que prefieras. Es importante asegurarte de que cuentan con abertura en la parte inferior, o de lo contrario deberás retirarla por completo cada vez que necesites ir al tocador.

Levantamiento. Algunas fajas tienen como fin principal el realzase o levantamiento de los glúteos. Estas suelen ubicarse sin costuras y sin cierres molestos como cremalleras, velcro o ganchos, ya que solo cubrirán parte de las piernas, tus glúteos y caderas.

Es una buena opción para utilizar en caso de tener glúteos prominentes, pero flácidos; o en caso de poseer pocos glúteos, ya que algunos modelos incluirán un sistema de levantamiento o aumento (con almohadillas) para lograr un resultado óptimo.

Uso

El uso que debas darle a tu faja colombiana dependerá directamente del objetivo que desees alcanzar, bien sea sentirte más segura, perder más peso o lograr una figura ideal en segundos. Aquí te hablamos del tipo de faja para cada ocasión.

Uso diario. En este caso, es importante escoger un modelo resistente con el que te sientas cómoda, se ajuste bien bajo tu ropa y puedas retirarlo y colocarlo con facilidad. Las fajas tipo chaleco son ideales ya que te ayudarán también a mantener una postura erguida.

Actividad física. En estos casos, es importante que ubiques una faja que no solo ejerza presión, sino que permita que tu cuerpo transpire con libertad y se mantenga cómodo mediante la flexibilidad de la prenda. Se recomiendan cinturillas con ajuste, por lo que las opciones con velcro o ganchos son ideales en estos casos.

Posoperatorio. Se debe generar presión en un área específica por distintas razones (evitar hematomas, mantener tejidos unidos, evitar inflamación, ayudar a la cicatrización). Por lo que será importante conseguir un ajuste adecuado. Consulta a tu médico el modelo indicado según tu tipo de cirugía y prefiere opciones con ajuste de gancho.

Posparto. La faja colombiana puede ayudarte luego de dar a luz, no tanto para bajar de peso, pero sí para sentirte más segura al caminar y ayudar a tu piel a mantenerse en su lugar. Se recomiendan opciones ajustables como cinturillas de velcro o ganchos, o modelos de chaleco panty, según recomiende tu médico.

Material

El material de tu faja podrá influir el su duración y método de fabricación, pero principalmente será determinante en tu experiencia al utilizarla y cómo responda tu cuerpo a ella. Existen básicamente 2 materiales que podrás encontrar con mayor frecuencia.

Látex. Es el material por defecto de estas prendas, ya que resulta muy elástico, flexible y permite generar el calor suficiente para incentivar la transpiración, la cual ayudará a perder grasa con mayor facilidad, en caso de ser empleada con fines estéticos y físicos.

Además del látex, estos modelos cuentan con lycra (de común uso en ropa interior y deportiva) por sus propiedades elásticas, y algodón para garantizar que nuestra piel respire se manera libre, cómoda y segura. Son las opciones más buscadas cuando de actividad física hablamos.

Poliéster. También encontrado bajo el nombre de powernet, suelen encontrarse con una fabricación de 80 % de este material y 20 % de algodón. Esta tecnología permite que la piel respire y su estructura se adhiere “como una segunda piel”, por lo que será menos visible al colocarle prendas encima. Es una buena opción para personas alérgicas al látex.

Gracias a su presión constante (que cede menos que en el caso de las fajas de látex), es muy utilizada por la comunidad médica, por lo que es posible encontrar este material con frecuencia cuando hablamos de fajas posoperatorias.

Elección de la talla

Elegir la talla correcta puede ser un completo desafío, especialmente porque las tallas pueden variar según cada tipo de fabricación que las fajas colombianas tengan. Por esta razón, es muy importante consultar si vendedor o distribuidor cuenta con guía de tallas confiable.

En caso de ser así, solo deberás tomar tus medidas y compararlas con la fórmula que esta guía presenta para ti. En caso de que tu resultado no señale completamente una talla (que quede entre 2, por ejemplo), deberás elegir la opción más grande. Recuerda que debes elegir el modelo según tu talla actual, no según la talla que quieras tener.

Garantía

Algunas de las fajas más conocidas o que cuenten con un proceso de creación más elaborado tendrán garantías que podrás utilizar. Ya que no puedes probarla antes de comprarla, será importante asegurarte de que estas cuentan con garantía en caso de imperfecciones o defectos.

También es relevante consultar sobre posibles cambios de talla en el caso de que no hayas elegido la talla correspondiente a tu cuerpo. Los modelos que habiliten estas opciones serán seguramente los más confiables y seguros.

(Foto de imagen destacada: ximagination / 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Periodista y Social Media Manager enfocada en temas relacionados al área de tecnología, salud, innovación y educación. Cuando no está redactando, seguramente está alimentando su loca pasión por el cine y las series, o iniciando un nuevo curso online.