Última actualización: 18/02/2020

Nuestro método

14Productos analizados

25Horas invertidas

6Estudios evaluados

52Comentarios recaudados

¡Bienvenido nuevamente a ReviewBox! En esta ocasión te hablaremos del insecticida orgánico, un producto fabricado para eliminar plagas concretas del huerto, sin contaminar la cosecha ni dañar a los insectos. Este repelente de origen natural actúa en total armonía con el ecosistema.

A diferencia de los plaguicidas químicos, que contienen pesticidas que contaminan el cultivo y la salud de quienes los consumen, los insecticidas orgánicos son totalmente inocuos y coherentes con el medio ambiente; por ello resultan una gran opción para cuidar tus plantas y vegetales de manera ecológica.

En este artículo te contaremos cuáles son las distintas variedades de insecticidas orgánicos que puedes encontrar en el mercado, para qué sirven, y qué debes tener en cuenta al momento de utilizarlos, entre otros aspectos importantes que te serán de gran ayuda para realizar la mejor elección de compra.




Lo más importante

  • Los insecticidas orgánicos son productos de origen natural, fabricados con componentes vegetales, totalmente inocuos. Además, estos productos preservan las propiedades de las frutas y verduras, ya que no poseen pesticidas ni ninguna otra sustancia química.
  • Hay distintos tipos de insecticidas orgánicos, compuestos por diferentes sustancias que determinan sus características principales y sus variedades puntuales. Entre ellos están los botánicos, los minerales, y los microbiales, entre otros.
  • Es importante que a la hora de comprar un insecticida orgánico tengas en cuenta determinados factores, como pueden ser sus distintos usos y funciones, como así también su posible toxicidad, y las opciones más naturales que te brinda el mercado.

Los mejores insecticidas orgánicos del mercado: nuestras recomendaciones

Garden Safe Hg-93179 Neem Oil, el insecticida orgánico más versátil

No products found.

El aceite de Neem se extrae de las semillas de los frutos del árbol de Neem (o Nim), y es uno de los componentes más utilizados para los insecticidas orgánicos, ya que además de ser sumamente efectivo para combatir todo tipo de plagas es totalmente inocuo.

Lo puedes utilizar para eliminar los insectos más invasivos que destruyen las plantas domésticas (sobre todo las rosas), los arbustos y los árboles ornamentales y frutales. También es excelente para proteger la huerta sin dañar tu salud ni el medio ambiente.

Organic Neem Oil (8 oz), 100% Pure Cold, el insecticida orgánico ideal para las plantas

No products found.

Este fantástico aceite de Neem es cien por ciento puro y orgánico, por lo que actúa de manera efectiva sobre las plagas, sin perjudicar a las otras especies de insectos o animales, ni contaminar las cosechas, y por ende a quienes las consuman.

Por ello este excelente producto, que viene en distintos tamaños y presentaciones, es una opción perfecta para cuidar tus plantas, frutas y vegetales sin dañar el medio ambiente. Además, al ser totalmente natural, no altera el sabor ni las propiedades de los alimentos.

Dr. Killigan's Trampas para polillas, la ideal para las plagas pequeñas

Este innovador insecticida orgánico es una trampera que atrae polillas por medio de feromonas de origen natural. Las polillas masculinas se acercan atraídas por el olor característico de los feromonas y quedan pegadas, literalmente, en la trampa.

Este magnifico plaguicida natural es una excelente opción para mantener las maderas de tu hogar o jardín en perfecto estado, sin recurrir a productos tóxicos. Además no ocupan mucho lugar, y el aroma solo es perceptible para las polillas, por lo que no lo sentirás cerca tuyo.

Dyna-Gro Pure Neem Oil 8 Ounces, el insecticida orgánico ideal para los terrenos grandes

Este bidón extra grande de aceite puro de Neem es ideal para utilizar en terrenos amplios, ya que rinde varias aplicaciones. Además es cien por ciento puro y natural, y no contiene ningún componente químico, como pesticidas u otras sustancias tóxicas.

Aparte resulta muy simple de usar y es biodegradable, por lo que no contamina el medio ambiente ni la cosecha. Este fantástico producto es una alternativa muy conveniente para erradicar las molestas plagas, ahorrar dinero, ganar tiempo, y cuidar la naturaleza

Guía de compras: lo que necesitas saber sobre los insecticidas orgánicos

El objetivo principal de esta guía de compra es proporcionarte información útil acerca del producto que te interesa comprar. Por ello te comentaremos cuáles son las características más importantes de los insecticidas orgánicos, incluyendo sus ventajas y aquellos aspectos no tan beneficiosos.

Los insecticidas orgánicos no poseen pesticidas ni agrotóxicos. (Foto: pahham / 123rf.com)

¿Qué son los insecticidas orgánicos y qué ventajas tienen?

Los insecticidas orgánicos son productos elaborados para eliminar una plaga concreta, por lo que no acaban con todos los insectos del huerto ni contaminan la cosecha; por lo tanto, estos repelentes contribuyen a mantener la armonía natural del medio ambiente.

En las últimas décadas ha crecido notablemente el uso de plaguicidas químicos, dado que actúan con mayor rapidez y drásticamente; sin embargo, sus componentes resultan sumamente tóxicos para los animales y las personas. Y cada vez son más los casos de cáncer causados por los pesticidas.

Es por ello que los insecticidas orgánicos tienen enormes beneficios para el ecosistema y para quienes lo habitan, ya que son totalmente inocuos. Además, también los puedes elaborar de manera casera con productos o alimentos que consumes habitualmente.

Ventajas
  • No contaminan el medio ambiente
  • No dañan la salud
  • Son fáciles de preparar
  • Preservan las propiedades de los alimentos
Desventajas
  • Pueden Actúan de forma más lenta que los pesticidas químicos
  • Requieren más tiempo de uso y dedicación
  • Si la fórmula no es la correcta disminuye su efectividad

Insecticidas orgánicos minerales, botánicos o microbiales- ¿A qué debes prestar atención?

Los insecticidas orgánicos provienen de sustancias naturales, y se clasifican según los componentes de procedencia. Los mismos se pueden dividir en minerales, botánicos y microbiales. A continuación te hablaremos de ellos para que conozcas sus particularidades.

Minerales. Estos insecticidas orgánicos están elaborados a base de minerales como el azufre, el cobre, la cal, etc., que sirven para controlar plagas como los hongos, por ejemplo, muy perjudiciales para las plantas, sobre todo para las distintas variedades de rosales.

Botánicos. Los insecticidas orgánicos botánicos provienen de las plantas, y se obtienen a través de la fermentación, pulverización o disolución de las mismas. Los más utilizados son los que están elaborados en base a la familia botánica Alliaceae, es decir, las cebollas y los ajos.

Microbiales. Estos insecticidas orgánicos derivan de bacterias, hongos, algas, virus, etc. Entre los hongos más conocidos se encuentran los entomopatógenos como Beauveriabassiana, por ejemplo. Entre las bacterias se destaca el BacilusThuringiensis (Bt), que se caracteriza por ser uno de los insecticidas más seguros e inocuos.

Minerales Botánicos Microbiales
Origen Minerales Plantas, árboles, arbustos Bacterias, virus, etc.
Componentes Azufre, cobre, cal, etc. Plantas como la cebolla, el ajo, etc. Hongos , algas, etc.
Algunos tipos Aceite de parafina, Aceite de verano, jabón potásico, Azufre en polvo o micronizado Aceite de Neem, Piretrina natural, Quassia Amara Beauveriabassiana (hongos), BacilusThuringiensis (bacterias)

¿Hay insecticidas orgánicos caseros?

La respuesta es si, hay insecticidas orgánicos caseros sumamente efectivos para erradicar las indeseables plagas que consumen las plantas y cosechas. A continuación te mencionaremos algunos de ellos para que conozcas sus funciones y las apliques de manera casera o a través de productos que contengan estos componentes naturales.

Ajo. El ajo es uno de los insecticidas naturales más utilizados para repeler todo tipo de plagas (sobre todo el pulgón), ya que es fácil de adquirir, simple de usar, económico, y muy efectivo. Solo hay que triturarlo, diluirlo en agua, dejar reposar la mezcla por un día y luego aplicarla sobre las plantas.

En el mercado también puedes encontrar gran variedad de insecticidas orgánicos elaborados con ajo, ya sea solo o combinado con otras sustancias naturales. Si no tienes tiempo o ganas de prepararlo en tu casa, la opción comercial puede ser una solución más práctica para ti.

Tomate. Las hojas de tomate son ricas en alcaloides, un repelente natural de insectos, principalmente de gusanos, orugas y pulgones. Solo tienen que triturar las hojas de este alimento, agregarle agua, dejar reposar durante la noche y aplicar sobre las plantas con un rociador.

Huevo. Las cáscaras de huevo son utilizadas desde tiempos remotos para mejorar la huerta, ya que cumplen doble función: repelen caracoles y orugas, a la vez que fertilizan y abonan la tierra. Solo tienes que romper las cáscaras y crear una barrera alrededor del cultivo.

Cebollas. Para las arañuelas, moscas blancas y pulgones, no hay nada mejor que las cebollas, ya que su aroma ácido actúa como repelente natural para deshacerse de estas molestas plagas. Debes procesar estos vegetales, agregarles agua, y rociar luego las plantas afectadas.

¿Cuánto cuesta un insecticida orgánico?

Los precios de los insecticidas orgánicos varían, principalmente, de acuerdo a componentes, funciones y tamaños. En el siguiente párrafo te mencionaremos los distintos costos de este producto para que tengas una referencia de sus valores comerciales.

En el mercado puedes encontrar insecticidas orgánicos desde 60 MXN hasta 1,000 MXN, o incluso más, dependiendo de las características antes mencionadas. Sin embargo, también hay productos de excelente calidad a precios intermedios.

¿Dónde comprar insecticida orgánico?

Los insecticidas orgánicos son cada vez más utilizados por las personas que quieren eliminar plagas, pero al mismo tiempo cuidar el ambiente y preservar su salud; por ello puedes conseguir gran variedad de este producto en tiendas especializadas como Bioamin, Rey Tlaloc, Cultiva, Agri Avi, etc.

También puedes encontrar insecticidas orgánicos en internet, por medio de páginas virtuales como Amazon, Ebay, Linio, y Mercado Libre, entre otras. La compra online aparte te brinda el beneficio adicional de hacer el pedido desde tu casa, donde además puedes recibirlo.

Los insecticidas orgánicos no contaminan el medio ambiente y contribuyen a su desarrollo natural. (Foto: KichiginAleksandr/ 123rf.com)

Criterios de compra

En esta última sección del artículo te comentaremos cuáles son los criterios de compra que tienes que aplicar al momento de escoger un insecticida orgánico. Esta información te será de gran ayuda para seleccionar el producto más indicado de acuerdo a tus intereses y necesidades.

Según los tipos de plagas

Los insecticidas orgánicos suelen estar elaborados para combatir plagas específicas, dado que de esta manera no se contamina todo el ambiente como suele pasar con los plaguicidas químicos. A continuación te comentaremos qué productos se utilizan según el tipo de plaga.

Cochinillas y moscas blancas. El jabón potásico es un insecticida orgánico muy vendido, ya que es muy eficaz para combatir cochinillas y moscas blancas, además de pulgones, arañas rojas, etc. El gran beneficio de este producto, aparte de su efectividad, es que es totalmente inocuo.

Escarabajos, ácaros. El aceite de verano es un insecticida orgánico sumamente utilizado para eliminar escarabajos y ácaros, además de pulgones y moscas blancas. A diferencia de otros plaguicidas, se colocan sobre los huevos y larvas como tratamiento preventivo.

Pulgones. La quassia amara es un insecticida orgánico de origen vegetal utilizado frecuentemente para erradicar pulgones, pulgas, y también algunos tipos de escarabajos.
La quassia amara también se utiliza como producto natural contra la pediculosis.

Orugas, gusanos. El pelitre es un aceite muy efectivo para repeler gran variedad de insectos, entre ellos las orugas y los gusanos. Además es uno de los insecticidas orgánicos más seguros, y se degrada rápidamente, por lo que no se acumula en el medio ambiente.

Extractos cítricos. Los aceites o extractos cítricos, solos o combinados con otras sustancias naturales, son muy utilizados para combatir plagas, principalmente hormigas y cucarachas. En el mercado se pueden encontrar distintos insecticidas orgánicos elaborados con estos componentes.

Los insecticidas orgánicos combaten plagas específicas, sin dañar al resto de las especies. (Foto: encierro/ 123rf.com)

Presentaciones

Los insecticidas orgánicos vienen en distintas presentaciones y tamaños, dependiendo del uso que se les de, y de las preferencias personales de cada usuario. A continuación te comentaremos cuáles son los diferentes formatos en los que puedes encontrar estos productos.

Spray. El spray es, sin dudas, una de las presentaciones más comunes y vendidas de insecticidas orgánicos, ya que resulta muy práctico de aplicar gracias a su rociador. Además no desperdicias el producto, y puedes conseguirlo en envases plásticos de distintos tamaños.

Frasco con tapa. Los insecticidas que vienen en estos envases normalmente se mezclan con agua, por lo que se pasan del frasco a una botella común o a un vaporizador para facilitar su aplicación. En general la tapa suele ser el medidor exacto de la cantidad necesaria de insecticida.

Los frascos de insecticidas orgánicos pueden venir en envases plásticos de 100 ml, 300 ml, 500 ml, 1 litro, etc. Hay determinadas plagas que se erradican con muy pocas aplicaciones de plaguicidas, y otras que necesitan varias dosis para ser eliminadas (y del uso dependerá el tamaño más apropiado de envase).

Bidón. El bidón es una opción muy útil cuando necesitas aplicar el insecticida en espacios muy amplios. Si bien estas botellas plásticas (que pueden tener hasta 10 litros o más) son bastante más caras, rinden mucho más y te permiten ahorrar dinero a mediano o largo plazo.

Efectividad

Como mencionamos anteriormente, los insecticidas orgánicos son muy efectivos para combatir las plagas que destruyen nuestro huerto, campo o jardín; sin embargo hay ciertos aspectos que debes tener en cuenta para entender cómo actúan estos componentes y sacarles el máximo provecho.

Tiempo para ver los resultados. Debes saber que si utilizas insecticidas orgánicos tardarás más en ver los resultados que si usas componentes químicos. Las sustancias de origen natural trabajan más lento, pero no contaminan la cosecha ni dañan el entorno.

Producto indicado. Es importante escoger el producto correcto para la plaga que queremos eliminar, ya que el uso de otro insecticida orgánico podría disminuir, o incluso anular, los resultados. Por eso debes mirar bien la etiqueta al momento de comprar.

Horario de aplicación. La aplicación de los insecticidas orgánicos debe realizarse a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde, cuando la luz aún es tenue; de lo contrario los rayos solares podrían quemar las hojas con el producto todavía húmedo, y el mismo no cumpliría efecto.

Toxicidad

Los insecticidas orgánicos son la mejor opción para combatir las plagas de manera natural. Sin embargo puede haber productos comerciales con ciertos componentes nocivos o contraindicados para el entorno; por ello es importante mirar bien las etiquetas.

En muchos casos, los insecticidas orgánicos son inocuos para los seres humanos, pero altamente perjudiciales (o incluso letales) para determinadas especies, como las aves, los peces, o las abejas, por ejemplo. Aquí te mencionaremos las dos sustancias naturales más tóxicas:

Insecticidas con rotenona. La rotenona es una sustancia de origen vegetal utilizada en algunos casos como insecticida orgánico. A pesar de su origen natural, este componente es sumamente tóxico y contraproducente para plantas, insectos, animales, y cosechas.

Insecticidas con sabadilla. La sabadilla es un insecticida orgánico obtenido de las semillas del lirio, que es muy eficaz para combatir plagas, pero que puede resultar altamente tóxico para mamíferos. A pesar que los productos orgánicos utilizan una dosis muy baja de esta sustancia, aún así existe un riesgo latente.

Los insecticidas orgánicos no alteran las propiedades nutricionales de los frutos y vegetales. (Foto: IrinaKryvasheina/ 123rf.com)

Insecticidas orgánicos más seguros

A pesar de que el riesgo provocado por los insecticidas orgánicos es muchísimo más bajo que el que pueden causar los componentes químicos, es importante buscar las opciones más naturales de todas para evitar efectos secundarios, aunque sean leves. A continuación te sugeriremos algunos productos.

Jabón potásico. Como mencionamos anteriormente, este es uno de los insecticidas orgánicos más seguros que hay, ya que resulta totalmente inofensivo para abejas, animales y humanos. Posee ácidos grasos a base de potasio que rompen las membranas celulares de las plagas.

Aceite de neem (o nim). Este aceite vegetal se extrae de las semillas de las frutas del árbol de neem (o nim). Es uno de los productos más vendidos comercialmente para combatir todo tipo de plagas de manera natural y no tóxica, por lo que lo puedes conseguir fácilmente en las tiendas especializadas.

Bacillus thuringiensis (Bt). Este insecticida microbiano es una bacteria que paraliza el sistema digestivo de ciertas especies. Resulta sumamente nocivo para las plagas que combate, pero es totalmente inocuo para las especies que no ataca, razón por la que se utiliza frecuentemente.

(Foto de imagen destacada: encierro/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Daniela Yacub Periodista
Daniela es periodista y psicóloga social, sin embargo, ha sabido llevar su carrera a la par de sus deberes como madre de familia. Su principal hobby es la lectura; para ella es mundo de las palabras es, sin duda, su lugar favorito, aunque también en su tiempo libre disfruta del yoga. Ha escrito artículos periodísticos sobre actualidad política y cultural.