Bienvenido a ReviewBox! Este post lo dedicamos a aquellas personas que no pueden soportar la aparición esporádica de insectos en su hogar, oficina, jardín u otros espacios. Para lograr deshacernos rápidamente de ellos, hoy mostramos las mejores opciones de insecticidas que te ayudarán a mantener las plagas en control.

Los insecticidas no solo acaban con los insectos en sitios puntuales, sino que sirven como acción preventiva para la reproducción y nuevas apariciones de estos en pro de la higiene, salud y pulcritud de tu casa o lugar de trabajo.

A lo largo de esta lectura encontrarás las mejores opciones de insecticidas en el mercado actual, los tipos de insecticidas que convienen según cada espacio y ocasión, y todas las características que podrás tomar en cuenta antes de elegir la opción que más se adapte a tus necesidades.

Primero lo más importante

  • Los insecticidas son productos diseñados especialmente para aniquilar uno, varios o un gran grupo se insectos en una zona determinada. Algunos de ellos atacan directamente la plaga, mientras que otros crean un ambiente incómodo para que esta se aleje del lugar.
  • Encontrarás básicamente 3 tipos de insecticidas comerciales y de fácil obtención: aquellos con trampas de pegamento para atrapar retener a los insectos, aquellos en aerosol para rociar directamente sobre los bichos y aquellos que tecnología de ultrasonido para ahuyentarlos.
  • Antes de comprar el primer insecticida que veas, es importante tomar en cuenta el tipo de plaga al cual te enfrentas, el lugar donde planeas esparcirlo, la función que necesitas que este cumpla y los mecanismos de seguridad que ofrece para ti y para los tuyos.

Ranking: Los 4 mejores insecticidas

Seguramente ya has comprado algún insecticida para tu hogar o has visto algún otro en funcionamiento, pero no te convence su modo de uso, resultado, duración, olor y otra característica. Te mostramos aquí aquellos que figuran como las mejores opciones en la actualidad.

1er Lugar – BIOPURE – Kit de trampas de pegamento para cucarachas

Estas trampas hechas de material reciclado contienen un pegamento aromático que atrae a las cucarachas y otros insectos hacia su interior. Deberán ser reemplazadas una vez estén llenas de cucarachas o transcurran 3 meses, lo que podrá observarse con facilidad, gracias a su diseño.

Es ideal colocarlas en lugares donde se hayan observado cucarachas previamente, como cocinas, baños y armarios. No contienen venenos ni pesticidas, por lo que son seguras para niños y mascotas, y cuentan con garantía de satisfacción de 30 días después de su compra.

2o Lugar – Glückluz – Ahuyentador Plaga Ultrasónico Repelente de Insectos

Este producto utiliza la energía ultrasónica para el control de plagas y asegura eliminar los insectos en 2 o 3 semanas luego de su instalación. Para su funcionamiento es necesario enchufar el dispositivo a un tomacorriente en el área a resguardar, a unos 30 u 80 centímetros del suelo. La parte frontal del producto debe estar despejada.

Este kit cuenta con 4 dispositivos para distribuir en diferentes ambientes. La marca asegura que luego de los primeros días, los mosquitos estarán más activos e irán desapareciendo progresivamente. La frecuencia de este producto es inofensiva para mascotas y niños.

3er Lugar – COMLIFE – Lámpara de Mosquitos de Trampa Plug-in

En este caso no se trata de una lámpara que se deshace de insectos voladores a través de impulsos eléctricos, sino que su luz ultravioleta los atrae y quedan atascados en sus láminas internas e intercambiables de pegamento, por lo que no habrá chispas ni sonidos de zapping. Gracias a sus rejas, es seguro para niños y mascotas.

Cada empaque incluye 10 láminas de pegamento ultrafuerte para evitar que el insecto escape, y podrá ser cambiado cada mes o cuando esté lleno de mosquitos. No incluye pesticidas, olores ni químicos dañinos. Además, cuenta con una salida USB para conectar y cargar dispositivos móviles.

4o Lugar – Neatmaster – Repelente Ultrasónico

A través de tecnología ultrasónica y electromagnética, este dispositivo busca eliminar plagas y ahuyentarlas de su radar que va entre los 240 y 360 metros. Su sonido repelente es inaudible para el oído humano y para mascotas, por lo que logra que los insectos se alejen fácilmente.

Es necesario colocar uno en cada habitación, ya que no funcionan propiamente a través de paredes. Se recomienda emplear una unidas en cuartos medianos y más de una en habitaciones grandes como áticos y garajes. Los resultados pueden tomar 2 o 3 semanas, dependiendo de la infestación.

Guía de Compra

Son muchas las opciones que tenemos a la vista cuando de insecticidas hablamos, pero no basta solo con conocer los productos más destacados sin conocer a fondo de qué se tratan estos productos y cuáles son los que podemos encontrar. A continuación te hablaremos más de ellos.

Cuando las plagas son más grandes de lo que un producto básico pueda atacar, es importante consultar con profesionales (Foto: Andriy Popov / 123rf.com)

¿Qué es un insecticida y qué ventajas tiene?

Se conoce como insecticida una sustancia o producto diseñado químicamente para matar insectos y así prevenir enfermedades o infestaciones. Sin embargo, en esta oportunidad hablamos también de aquellos productos que ahuyentan insectos y que, en algunos casos, no cuentan con compuestos químicos.

Son varias las bondades que estos productos pueden traer a nuestra vida diaria, desde higiénicas hasta estéticas y de salud en general. Es por ello que te mostraremos a continuación las principales ventajas que encontrarás al equipar tu hogar con insecticidas.

Ventajas
  • Ahuyentan plagas
  • Fomentan la higiene
  • Previenen infestaciones futuras
  • Previenen enfermedades
  • Hay opciones aptas para niños y mascotas
Desventajas
  • Algunos pueden ser tóxicos
  • Pueden ser poco estéticos
  • No todos funcionarán en cada espacio
  • A veces es necesario emplear más de uno

Insecticida de pegamento, aerosol o ultrasonido – ¿A qué debes prestar atención?

Cada vez se presentan diferentes maneras más avanzadas de acabar con los molestos insectos, por lo que hoy en día tenemos una amplia variedad de formatos cuando de insecticidas se trata. Ahora te mostraremos las variables más frecuentes.

Pegamento. Se trata de láminas pegajosas o tubos con pegamento ultrafuerte (usualmente no tóxico) que se ubican en espacios en los que los insectos suelen estar y los cuando entran en contacto con él. Su efectividad suele durar de 2 a 3 meses o hasta que el espacio con pegamento esté lleno de insectos.

Como punto en contra, este tipo de procesos requiere que el usuario se deshaga de las láminas luego de que uno o varios animales entren en contacto con él, por lo que puede ser desagradable mientras esté colocado y al momento de desechar.

Aerosol. Es una de las opciones de más rápida acción, pero también una de las más tóxicas, ya que se aplica directamente sobre los insectos y lugares por donde transcurren. El efecto es inmediato y puede durar un par de días si no se limpia con productos potentes, por lo que no se recomienda su uso cuando existen niños y mascotas.

Se puede emplear sobre cucarachas, hormigas, arañas y similares, y funciona muy bien cuando se atacan grupos de insectos. Esto requiere que se deban retirar los insectos luego de su aplicación y efecto satisfactorio.

Ultrasonido. Esta es una de las modalidades más higiénicas e inofensivas con humanos y mascotas, ya que el sonido que se emite no mata al insecto, sino que lo ahuyenta debido a lo molesto que resulta. Su alcance cubre una habitación completa siempre que no se interrumpa la salida del sonido y no se interpongan paredes.

No es necesario limpiarlo y se mantendrá enchufado al tomacorriente, por lo que no causará grandes molestias. Puede ser empleado con mosquitos, cucarachas y arañas principalmente, pero no es recomendable cuando se trata de grandes infestaciones, a menos que se coloquen en cada habitación.

Pegamento Aerosol Ultrasonido
Alcance Localizado Localizado Amplio
Duración del efecto 2 o 3 meses 1 o 2 días Mientras esté encendido
Limpieza Desechar junto a los insectos en él No necesaria No necesaria
Apariencia No estética Invisible Estética
Plagas Ratones, cucarachas, mosquitos, moscas, etc. Cucarachas, hormigas, arañas, etc. Mosquitos, cucarachas, arañas, etc.
Toxicidad No No

¿Cuánto cuesta?

Dependiendo de la presentación y naturaleza del insecticida, los precios variarán grandemente. Por ejemplo, puedes encontrar pegamentos y trampas desde 70 MXN o 100 MXN. Por el contrario, los equipos de ultrasonido los encontrarás a partir de 200 MXN. Las opciones más avanzadas podrán alcanzar los 800 MXN o más de 1,000 MXN.

¿Dónde comprar?

Puedes encontrar insecticidas en comercios dedicados a los productos de limpieza, farmacias, tiendas veterinarias, productos químicos y para el hogar, dependiendo del modelo que necesites. Verás varias opciones en Walmart, Syngenta, CodeQuim y más.

También puedes revisar una mayor cantidad de opciones en un tiendas virtuales como Amazon y Mercado Libre, y comprar desde la comodidad de tu hogar aprovechando las ofertas y envíos gratuitos que se ofrecen en muchos casos.

Los insecticidas que funcionan al conectarlos a un tomacorriente suelen proteger una habitación, pero su efecto no alcanzará espacios contiguos (Foto: serezniy / 123rf.com)

Criterios de compra: factores que te permiten comparar y calificar los distintos modelos de insecticidas

Te mostraremos a continuación 4 de los principales criterios que deberás tomar en cuenta antes de elegir el insecticida predilecto. Además de conocer el formato en que lo prefieres, estas especificaciones te ayudarán a solventar cualquier duda que aún tengas sobre estos productos y su efectividad.

  • Función
  • Seguridad
  • Uso
  • Tipo de plaga

Función

Antes de comprar un insecticida, es importante que tengamos en cuenta qué función queremos que este cumpla. Claro, queremos deshacernos de los insectos que tenemos cerca, pero toca decidir si preferimos ahuyentarlos o matarlos.

Para ahuyentar. Existen dispositivos que se encargan de formar un ambiente tan molesto para que los insectos que no tengan otra salida que buscar espacios alternativos, como el ultrasonido. Recomendamos utilizarlo cuando vivas en una zona plagada con mosquitos, para que resguardes tus espacios más próximos de ellos.

Para atacar. Cuando deseas eliminar de raíz la plaga, es importante acabar con ellos y prevenir futuras apariciones. Los insecticidas con pegamento se recomiendan cuando hay una sola amenaza, por ejemplo, un ratón. Si la amenaza es mayor, como una guarida de cucarachas, es preferible combinarlo con aerosoles y fumigaciones.

Seguridad

Antes de emplear un insecticida, es importante que leas detalladamente su modo de uso y precauciones. Afortunadamente muchos de ellos cuentan con tecnología inofensiva para mascotas y niños, pero es de suma importancia conocer esto y qué tan vulnerable es tu entorno a ello. Te explicamos más:

Químicos. Dependiendo de su presentación, pueden afectar más o menos. Los pegamentos no afectan a menos que se entre en contacto con ellos, por lo que no deberían estar al alcance de niños y mascotas. Muchos de ellos no son tóxicos, pero sí muy fuertes y pueden causar irritaciones o heridas en la piel al intentar retirarlos.

Cuando hablamos de aerosoles o fumigaciones, se recomienda alejar a niños, mascotas y (en algunos casos) también a adultos; todo dependiendo de lo invasivo del tratamiento a emplear. La mayoría de los aerosoles cuentan ahora con olores discretos y tecnología amigable con el ambiente, los animales domésticos y los humanos.

Ultrasónicos. Luego de revisar que cumplan con una tecnología que no afecte a tus mascotas y tus niños, puedes emplearlos en las habitaciones. Estos equipos suelen ‘alborotar’ a las plagas para luego ahuyentarlas, por lo que se recomienda que se coloque en las habitaciones infantiles antes de la llegada de los bebés pequeños.

Uso

Cuando hablamos de insecticidas nos enfocamos principalmente en aquellos aptos para el hogar, pero si queremos combatir o evitar plagas en espacios externos como jardines, debemos ubicar productos muy diferentes. Te hablamos un poco de ellos:

Interior. Como te comentamos, las 3 opciones que hemos revisado son aptas para uso interno, ya que solo afectan a los insectos que queremos atacar si los empleamos de manera certera. Podemos utilizarlos sin problemas en habitaciones, garajes, oficinas, salones y similares.

Estos insecticidas se destinan a plagas como cucarachas, ratones, hormigas, arañas, mosquitos, moscas y similares que puedan encontrarse en ambientes cerrados o semicerrados; ya que la mayoría de ellos son poco tóxicos para el humano y funcionan bien en espacios limitados.

Exterior. En caso de necesitar insecticidas para plagas en jardines y patios, no serán efectivos los mencionados anteriormente, debido a que se trata de zonas al aire libre y, posiblemente, existan plantas que queremos cuidar.

Es necesario seleccionar pesticidas curativos o preventivos que se adapten a las plantas o el ambiente que tengas, y pueden ser en aerosol, líquidos (para fumigar) o para ingestión (de los insectos). Se emplean usualmente cuando existen insectos en la maleza, orugas, insectos masticadores y hongos.

Tipo de plaga

Aunque los insecticidas van dirigidos a insectos principalmente (como su nombre lo indica), existen varios tipos de plagas que podemos combatir con ellos, y es importante conocer sus características para elegir el insecticida perfecto que pueda acabar con ellas. Aquí te mostramos las más comunes.

Rastreros. Las cucarachas, hormigas y similares no son tan rápidas como los ratones y mosquitos, por lo que es factible emplear sobre ellas (si no hay niños y mascotas) insecticidas en aerosol. Esto ocasionará su muerte casi instantánea, pero probablemente no acabe con la raíz del problema.

Puedes acompañar este insecticida con equipos de ultrasonido en las zonas más vulnerables como habitaciones, cocinas y baños; y trampas en zonas menos transitadas como sótanos, azoteas, garajes y similares.

Arácnidos. Las arañas pueden ser imperceptibles y aun así tejer sus redes en lugares inhóspitos de tu hogar, por eso se recomienda emplear equipos ultrasónicos para prevenir su llegada y ahuyentar aquellas que ya estén cerca. Al ubicarlas, podrás usar insecticida en aerosol sobre ellas.

Voladores. Los mosquitos y moscas pueden ser una real molestia, sin contar sus efectos en contra de nuestra salud e higiene. Se recomienda no emplear insecticidas en aerosol con ellos, ya que vuelan con mucha rapidez de una habitación a otra. En este caso, es mejor utilizar mecanismos de ultrasonido y trampas eléctricas.

Roedores. Aunque no son insectos, los ratones son especialistas en escabullirse y es difícil lograr atraparlos. Los insecticidas ultrasónicos pueden ayudarte a librarte de ellos en algunas habitaciones, pero si permanecen en tu casa, es recomendable emplear trampas de pegamento en lugares donde suelan estar, como cocinas y garajes.

(Foto de imagen destacada: serezniy / 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?