Última actualización: 19/11/2019

Nuestro método

15Productos analizados

25Horas invertidas

7Estudios evaluados

82Comentarios recaudados

¡Bienvenido a ReviewBox! Los lentes de contacto son cada vez más utilizados debido a su practicidad y comodidad, muy superior en varios aspectos a los lentes tradicionales. La pregunta es ¿cuál de todos los modelos y marcas es mejor?

En ReviewBox te mostraremos los distintos tipos de lentes de contacto y sus características, para que elijas el que te resulte mejor de acuerdo a tus intereses y presupuesto. Es importante que tengas en cuenta cada detalle para tomar la mejor decisión de compra.




Lo más importante

  • Los lentes de contacto son unas lentillas de uso oftalmológico que se apoyan sobre el lagrimal del ojo y corrigen distintos problemas de visión.
  • También hay lentes de contacto de uso estético que vienen en distintos colores, y al colocarlos sobre la superficie del ojo modifican el color natural del mismo.
  • Las lentillas pueden ser desechables o reutilizables, y de textura rígida o blanda.

Las mejores cajas para lentes de contacto: nuestras recomendaciones

El mejor kit para llevar de viaje

Estos lentes de contacto vienen en una caja de viaje, con un formato delicado y vistoso, que además trae un espejo especial, botella de líquido de lactancia y pinzas. Este set está diseñado para viajes o actividades al aire libre, ya que permite llevar a cualquier sitio las lentillas y los accesorios necesarios para su colocación.

Las mejores cajas para lentes de contacto para niños

Estos lentes de contacto, originales y novedosos, vienen en una presentación única y divertida, ya que su estuche tiene forma de insectos, conocidos como “catarinas”. Además, su creativo diseño permite que sean distinguibles, y su pequeño tamaño facilita el traslado de un sitio a otro. Están indicados para todas las edades.

La mejor caja para lentes de contacto para la limpieza

Estas lentillas vienen en un envase de plástico diseñado para almacenar, limpiar y desinfectar varios tipos de lentes de contacto. Además es ideal para los viajes, ya que permite trasladar las lentes y mantenerlas protegidas. Con sólo girar la tapa se pueden limpiar las lentes de contacto (que vienen incluidas), por lo cual es un sistema muy sencillo y efectivo.

Kikkerland Contact Case, la caja para lentes de contacto más creativa

Estos lentes de contacto vienen en una presentación original y divertida, ya que el formato de la caja es un llamativo submarino amarillo. Este novedoso estuche, que incluye las lentes, es funcional y fácil de trasladar, debido a que es pequeño y liviano. Está indicado tanto para niños como adultos.

Guía de Compra: lo que necesitas saber de los lentes de contacto

Los lentes de contacto son unas lentillas de uso oftalmológico que se apoyan sobre el lagrimal del ojo y corrigen distintos problemas de visión. (Foto: iakovenko/ 123rf.com)

¿Qué son los lentes de contacto y qué ventajas ofrecen?

Los lentes de contacto, también conocidos como lentillas, son unas lentes correctoras o cosméticas que se colocan en los ojos, concretamente sobre la capa lagrimal. Son finos, curvados y transparentes, pero a veces se le aplica un ligero tinte de color para facilitar su manejo. También hay lentes de color diseñadas para uso netamente estético.

Los lentes de contacto de uso oftalmológico pueden corregir miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia; pueden ser duros o blandos. Éstos últimos son los que se utilizan más hoy en día, dado que están hechos de un material rico en humectación llamado hidrogel, que es más respirable y permite que el oxígeno pase a través de ellas para mantener los ojos sanos y frescos.

Una de sus principales ventajas es que aportan comodidad y amplitud de visión, ya que al estar en la retina abarcan todo el campo de visión que permite el ojo, al contrario de los lentes tradicionales que enfocan con precisión la región situada enfrente del globo ocular, pero pierden nitidez en los costados cuando no se gira la cabeza.

Ventajas
  • Aportan comodidad y amplitud de visión
  • No se empañan a causa del calor o vapor de agua
  • Dan mayor libertad de movimiento
  • Hay distintas variedades de lentillas que se adaptan a cada uso y necesidad
  • Se pueden realizar actividades físicas o deportivas con los lentes de contacto puestos
  • Las lentes tradicionales pueden resultar molestas, incómodas y, para algunas personas, antiestéticas, pero las lentillas son imperceptibles
Desventajas
  • Al principio cuesta mucho poner los lentes de contacto correctamente en el ojo
  • Si no tienen una higiene adecuada pueden causar infecciones en el globo ocular
  • Si se tienen muchas horas puestos pueden causar resequedad e irritación
  • Es peligroso dormirse con los lentes de contacto puestos, ya que pueden pegarse al ojo
  • Hay personas que pueden presentar intolerancia a las lentillas
  • Son costosos
  • Tienden a perderse con facilidad porque son muy pequeños, finos y transparentes
  • No se pueden utilizar con graduación oftalmológica baja
  • Suelen resecarse cuando estamos en un sitio con aire acondicionado o calefacción alta
  • No son aconsejados para personas impresionables

Lentes de contacto Blandos o Rígidos - ¿A qué debes prestar atención?

Los lentes de contacto se pueden dividir en dos tipos: blandos y rígidos. Dependiendo el motivo por el cual los quieras adquirir, deberás prestar atención a algunos aspectos:

Blandos Rígidos
Son los más utilizados actualmente Son los lentes de contacto más antiguos, utilizados desde la década del 70
Son muy cómodos y fáciles de aplicar Son permeables a los gases y permiten una mayor flexibilidad y oxígeno para pasar a través del lente a la córnea, sin dejar de mantener su forma en el ojo
Permanecen en su lugar y son más simples de ajustar que los lentes de contacto rígidos Al ser permeables a los gases, ayudan a desacelerar el desarrollo de la miopía en adultos y jóvenes
Están hechos de un plástico flexible combinado con agua, que permite que el oxígeno fluya entre el lente y la córnea Son muy duraderos y fáciles de utilizar y cuidar
En la mayoría de los casos, los lentes de contacto blandos se utilizan para corregir miopía, hipermetropía, astigmatismo o visión borrosa, y la pérdida de visión de cerca relacionada con la edad Ofrecen una visión clara y nítida, y pueden corregir la mayoría de los casos de astigmatismo
Los lentes blandos son desechables, y hay variedades disponibles que se pueden usar durante varios días antes de que sea necesario quitarlas y desecharlas Tienen la desventaja de que se pueden desacomodar fácilmente del centro del ojo
Otra desventaja es que para acostumbrarse a ellos hay que usarlos con continuidad

Estas son sólo algunas características a tener en cuenta a la hora de decidir cuáles lentes de contacto son mejores para ti; más adelante hablaremos de otros factores que debes considerar para hacer una buena elección de compra.

¿Cuánto cuestan los lentes de contacto?

El mercado ofrece una amplia variedad de precios de lentes de contacto, que varían de acuerdo a sus características y modelos.

Los lentes de contacto pueden ser descartables o reutilizables, de uso oftalmológico o estético, rígidos o blandos; pueden traer uno o varios pares, y de acuerdo a estos factores variará el precio, que ronda entre los $100 y $1000, según las particularidades antes mencionadas, entre otras.

¿Dónde comprar lentes de contacto?

Los lentes de contacto son cada vez más utilizados por su practicidad y comodidad, por eso se pueden encontrar fácilmente en ópticas como Devlin, Ottica Micromega, Cooper Visión, Cocrey, Lenticon, Óptica Turati, Óptica Espadas Montejo, Bella Vista Lentes, Fyka Lentes, Agata88 y Rosedal Ópticas, entre otras.

También se pueden conseguir en línea en Amazon, Walmart, Ebay y Mercado Libre, que tienen como ventaja extra la comodidad de comprar desde casa, donde además se puede recibir el pedido.

Las lentillas pueden ser desechables o reutilizables, y de textura rígida o blanda.
(Foto: iakovenko/ 123rf.com)

Criterios de compra

Al ser tan amplia la oferta de este producto en el mercado, a veces puede resultar complicado decidir cuál es mejor comprar. Por eso es importante tener en cuenta determinados factores para adquirir los lentes de contacto.

En esta lista encontrarás los principales factores a tener en cuenta al comprar lentes de contacto:

Blandos o rígidos

Los lentes de contacto pueden ser blandos o rígidos, y sus características serán importantes a la hora de comprar la lentilla adecuada para ti.

Los lentes de contacto blandos están hidratados con agua entre sus componentes para dejar pasar el oxígeno a los ojos. Además son delgados y flexibles, por lo que se adaptan fácilmente a la forma de los ojos.

Las lentes blandas pueden ser desechables, de uso diario o extendido. Aparte no se desplazan del centro del ojo, lo que las hace confortables y fáciles de asimilar.

Estas lentes suelen durar menos, por lo que necesitan reemplazarse frecuentemente; además pueden no ser tan efectivas como las lentes rígidas en casos de astigmatismo pronunciado.

Los lentes de contacto rígidos son los primeros que aparecieron en el mercado y, como su nombre lo indica, son más duros, lo cual hace que sean más resistentes y duraderos que las lentes blandas.

Estos lentes mantienen su forma y permiten una visión más clara para ciertos tipos de patologías oftalmológicas.

Su desventaja es que toma más tiempo acostumbrarse a ellos, porque no son cómodos al principio y necesitan ser utilizados con frecuencia para su adaptación. Además, a diferencia de las lentes blandas, suelen desplazarse fácilmente.

Los lentes de contacto de uso oftalmológico pueden corregir miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia.
(Foto: melpomen/ 123rf.com)

Desechables o reusables

Los lentes de contacto pueden ser desechables diarios, es decir, los usas una vez y los tiras, o reusables, es decir, los retiras, los limpias al final de cada día, y luego los vuelves a usar.

Para saber cuál es el más indicado para ti, debes tener en cuenta lo siguiente:

Los lentes de contacto desechables diarios resultan un método muy eficiente para corregir tu visión y son realmente cómodos. Además, un par de lentes nuevos cada día es la forma más higiénica y conveniente de usar lentillas.

Por otro lado, no es necesario limpiarlos y guardarlos, y son una buena alternativa si usas lentes de contacto medio tiempo o sólo en ocasiones.

Los lentes reusables son cómodos y fáciles de cuidar, ya que pronto te acostumbrarás a limpiarlos y guardarlos como parte de tu rutina diaria. Aparte son la opción más económica de lentes de contacto para uso diario.

Prescripción médica

Aunque el oftalmólogo será quien de la última palabra, es importante también que tengas una opinión personal al respecto, ya que serás tú quien utilice las lentillas.

Por eso, es interesante que pienses en la frecuencia con la que desearías cambiar las lentes por otras nuevas, ya que con las lentes de contacto diarias utilizará un par nuevo cada día. Esto significa que no tendrá que limpiarlas a diario, ni tendrá que comprar soluciones para su limpieza, lo cual hace que esta opción sea muy práctica.

Por otro lado deberás evaluar los gastos, ya que las lentes de contacto reutilizables son más económicas.

Lo ideal sería, si son tus primeras lentillas, que vayas a una óptica y te las pruebes primero (en la mayoría de las tiendas especializadas tienen unas lentes de contacto sin aumento utilizadas para eso), ya que no todas las personas se sienten cómodas con lentes de contacto, o necesitan algún modelo o tipo específico.

Mucha gente es impresionable al contacto con el ojo, o la lente le causa irritación, o le cuesta mucho colocársela. Por eso, si bien el proceso requiere práctica y paciencia, lo recomendable es que no compres ninguna lentilla hasta estar seguro que sea la más indicada para ti, y que te sientas cómodo con ella.

(Foto de imagen destacada: Ryzhov/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Daniela Yacub Periodista
Daniela es periodista y psicóloga social, sin embargo, ha sabido llevar su carrera a la par de sus deberes como madre de familia. Su principal hobby es la lectura; para ella es mundo de las palabras es, sin duda, su lugar favorito, aunque también en su tiempo libre disfruta del yoga. Ha escrito artículos periodísticos sobre actualidad política y cultural.