Última actualización: 25/05/2019

Nuestro método

Products

12Productos analizados
Hours

23Horas invertidas
Studies

6Estudios evaluados
Comments

67Comentarios recaudados

Bienvenido a Reviewbox México! Actividades como leer, ver una película, estar en clase o escribir un mensaje son indispensables para cualquier persona, ya sea por deseo de aprender o por recreación, éstas junto con muchos más ejemplos, son algunas de las que se encuentran condicionadas cuando se empieza a atrofiar la visión.

Puede ser molesto que, mientras disfrutas de una película en familia, no puedas leer bien los subtítulos, y debas esforzarte demás, lo mismo ocurre cuando quieres leer tu libro favorito, pero tranquilo ¡para eso existen los lentes! Para aliviarte y hacer más sencillo tu día a día.

Es algo complejo acercarse a una óptica a elegir el lente adecuado, y a veces resulta confuso cuando, entre tantos modelos y tipos, no sabes cuál es el adecuado. Pero para eso estamos aquí, y te mostraremos a través de este artículo todo lo que debes saber sobre los lentes.



Primero lo más importante

  • Los lentes son una herramienta correctiva que ayuda a personas con deficiencia visual, ya sea por dificultad de enfoque, o por mala visión de lejos o de cerca. Independientemente del caso, los lentes son indispensables, y ayudan a facilitar el día a día de las personas que presentan estas condiciones ópticas.
  • Los dos tipos más populares son los lentes correctivos y los progresivos. Siendo el primero personalizado para unas deficiencias particulares, mientras el otro está pensado para el ver de cerca, lejos y medio alternando el aumento con el movimiento de la cabeza.
  • Hay ciertos factores que te ayudaran a definir cuál es el modelo adecuado para ti, todo dependiendo principalmente de tu necesidad. Puntos clave como las correcciones a realizar, la resistencia, la fórmula del lente o el manejo del mismo te harán considerar cuál realmente es el indicado para ti, basándote en tu diagnóstico.

Ranking: Los 5 mejores lentes

La mejor forma de conocer un producto es viéndolo en el mercado, por ello, antes de entender realmente qué son los lentes, debes tener una idea sobre cuáles son los más populares de acuerdo al público, así podrás tener una idea básica de qué puedes esperar de acuerdo a calidad, modelos o precio.

1er Lugar – Lentes de lectura rectangular de Foster Grant

Un modelo elegante y ligero, fácil de llevar, perfecto apoyo para el momento de leer. Esta montura queda perfecta en cualquier persona, indiferentemente de su género. Son lentes clásicos y muy bien vistos.

La montura es de acero, lo que hace que sean más resistentes y duraderos, el color metálico es neutro, lo que hace que se vean elegantes. Su forma no es moderna, a comparación con otras monturas, pero sin dudas no pasará de moda, por lo que son una buena opción para cualquier tipo de estilo.

2o Lugar – Lentes sin base para hombre de OCCI CHIARI

Modernidad es una forma de describir este modelo de lentes. Su forma sin base inferior en el cristal hace que se vean más ligeros, cualidad que también se siente al usarlos. El puente ajustable de silicona es excelente para cualquier tipo de nariz, evitando que resbalen.

Su forma es de metal, igual que el modelo anterior, lo que hace que sea muy resistente a caídas. Son de larga duración y se pueden ajustar a la fórmula oftalmológica que manejes, la cual debe ser diagnosticada antes de realizar tu compra.

3er Lugar – Lentes cuadrados con motivo de OCCI CHIARI

Este modelo de lente maneja uno de los estilos más populares que se ha visto en los últimos tiempos: Los lentes cuadrados. La forma hace que pueda lucir moderno, sin ser incómodo. Un estilo que encaja en cualquier persona, siempre y cuando se tomen del tamaño adecuado.

Tiene puente de silicón, perfecto para ajuste de la nariz, en especial si es pequeña, y en la parte de los soportes laterales posee un motivo o estampado que hace lucir un lado atrevido y jovial, dentro de un modelo serio y elegante.

4o Lugar – Lentes cuadrados oftalmológicos para hombre de Tommy Hilfiger

Una montura un poco gruesa y quizá pesada, pero duradera y resistente. Este modelo cuadrado de lente presentado por la reconocida marca Tommu Hilfiger es uno de los que debes considerar. El modelo es cómodo, y permite el uso de cristales de fórmula grande garantizándoles protección hasta en la base.

Pueden usarse de cualquier modo, ya sea fijos o temporales, se ajustan con facilidad a la formula oftalmológica, y pueden resaltar las facciones del rostro si se eligen bien ¡Un precio que vale la pena pagar por unos lentes que vale la pena tener!

5o Lugar – Lentes de montura redonda retro de Cyxus

Puede que lo moderno no sea lo tuyo, y un look “retro” o “vintage” sea más acorde a tu personalidad, si ese es el caso, estos lentes son ideales. Su forma redondeada hace que tengan dicha apariencia, además de ser muy finos.

Son fáciles de llevar, ya que son ligeros, por lo que no te preocupes por tener dificultades al acostumbrarte, ya que ni los sentirás. El puente de ajuste de silicona los hace perfectos para cualquier tipo de nariz, aunque ten cuidado, pueden ser un poco frágiles, pero si eres cuidadoso, no será un problema.

Guía de Compra

Luego de ver los modelos más populares, puedes hacerte una idea de lo que puedes encontrar en cuanto a lentes se refiere, sin embargo, hay aspectos que debes considerar antes de realizar tu compra, y estos los aprenderás en la siguiente guía, para que aclares todas tus dudas antes de pagar por tus lentes.

Los lentes adecuados pueden ser el mejor apoyo mientras estudias o trabajas. Te harán la labor más fácil, ahorrándote dolores de cabeza. (Foto: ACasualPenguin / pixabay.com)

¿Qué son los lentes y qué ventajas tienen?

Los lentes son una herramienta de ajuste para la visión, cuando esta se comienza a deteriorar por diferentes factores (edad, exposición a luz, genética, etc.). No pueden ser considerados accesorios, ya que son indispensables para quienes los necesitan. Ayudan a sobrellevar la pérdida de visión clara.

La ventaja más importante de los lentes son el ajuste que hace en el ojo. Mientras éste va comenzando a deteriorarse, los lentes aumentan a través del cristal, de modo que se ajusten para que el ojo pueda ver perfectamente a través de ellos. De esta manera no te limitas en actividades que amas hacer, como por ejemplo, la lectura.

Todos los productos que encuentres en el mercado presentaran un cuadro de ventajas y desventajas, y esto es completamente normal. Es preferible conocer todos los “lados” de un producto antes de comprarlo, para saber que esperar de él. Recuerda que el hecho de que tenga desventajas, no lo convierte en una mala compra.

Ventajas
  • Mejoran el alcance de la visión
  • Corrigen problemas del ojo
  • Son reajustables de acuerdo a la progresividad del deterioro ocular
Desventajas
  • Pueden ser pesados al rato de usarlos, dependiendo del modelo
  • No son permanentes, por lo que no puedes olvidar llevarlos
  • Generan dependencia

Lentes correctoras y lentes progresivas – ¿A qué debes prestar atención?

Hay dos modelos muy importantes dentro de la oftalmología cuando hablamos de lentes, y es muy importante que conozcas la diferencia entre uno y otro, ya que están diseñados para diferentes casos, y debes elegir el tuyo de acuerdo a tu necesidad personal.

Los lentes han ido evolucionando, buscando la mejora de la comodidad para los usuarios, y actualmente hay dos tipos de lentes muy populares, los cuales difieren en ciertos aspectos. Estamos hablando de las lentes correctoras y lentes progresivas.

Lentes correctoras: Son las que comúnmente ofrecen en las ópticas, ya que el lente está diseñado para el corregimiento personalizado de tu dificultad visual. De acuerdo al resultado de tu examen, se crean los lentes de corrección. Ya sea por astigmatismo, miopía o hipermetropía, el lente se hace especial para el caso.

Este tipo de lentes son los que normalmente se usan, y son muy funcionales para cada persona, ya que son hechos a la medida, sin embargo con el pasar del tiempo si tienes diversos problemas de visión, deberás usar varios, para cada uno de los problemas. La fórmula condensa tus dificultades principales para evitarlo, pero puede suceder.

Lentes progresivas: Si tu problema es que no ves de lejos ni de cerca, por ejemplo, puedes aprender a usar estos lentes y tenerlos para ambos usos, sin necesidad de cambiar, además de que puedes curar la presbicia, que es la visión cansada que se produce normalmente a partir de los 40 años en ambos sexos.

Algo que puede resultar complejo de estos lentes es que debes aprender a “manejarlos”, pues su transición funciona a través del movimiento. Si ves hacia arriba, por ejemplo, verás de lejos; objetos que estén a distancia media, los verás mirando hacia el frente; si miras hacia abajo, podrás ver de cerca.

Lentes correctoras Lentes progresivas
Peso Puede aumentar de acuerdo al cristal Siempre será el mismo.
Correcciones Personalizadas Estandarizadas
Manejo Muy cómodo, el ojo se adapta al instante Lleva tiempo aprender, pero es práctico
Precio Asequible Pueden ser costosos

¿Qué son los lentes de índice alto?

En cuanto a calidad, con el pasar de los años los lentes han mejorado, y los problemas que pudieron presentar los modelos anteriores, se corrigen, con el fin de reducir las incomodidades de los usuarios. Problemas como el peso, el grosor o el aumento desproporcional de los ojos en el reflejo del lente se han corregido.

Si eres de los que piensa invertir en estas mejoras, los lentes de índice alto son los adecuados para ti. Estos lentes, debido al material del cual están hechos, permiten que el grosor sea mínimo, generando lentes más livianos y cómodos para el usuario.

La forma en la que trabajan es simple, ya que desvían la cantidad de luz que el ojo necesita de acuerdo a tu condición óptica, algo que hacen los lentes correctores estándar; no obstante, mientras más alta es la fórmula, el grosor del cristal aumenta, por lo que se vuelven pesados, pero esto no pasa con los lentes de índice alto.

Los lentes de índice alto al ser tan ligeros, puede tener una fórmula amplia sin necesidad de que estos defectos ocurran, y a su vez mantienen el tamaños de tus ojos exactamente como son sin los lentes, en vez de aumentarlos o disminuirlos por culpa del aumento del cristal.

¿Cuánto cuestan un par de lentes?

Cada modelo y marca puede manejar precios diferentes, ya que todo depende de los materiales y el estilo que se ofrezcan del lente. Sin embargo, existen rangos de precios que te pueden aterrizar, para que no te sorprendas al momento de comprar.

Una montura sencilla, algo frágil, pero funcional puede oscilar en precios entre los 200 MXN y 500 MXN. Si estás buscando algo de mayor calidad, con tornillos aseguradores, puedes encontrarlos entre 700 MXN y 1,000 MXN.

Lentes especiales de lectura, con puente de silicona, pueden estar entre 1,000 MXN y 2,000 MXN, mientras que lentes con montura más moderna o personalizada pueden alcanzar hasta los 3,000 MXN.

¿Dónde comprar un par de lentes?

Las ópticas son el sitio ideal para adquirir tus lentes, ya que puedes hacerte el examen en la mayoría de ellas, y de acuerdo a esto, que fabriquen tus lentes con la fórmula y especificaciones que necesitas. “Ópticas Lux” es una excelente opción, con gran variedad en modelos y precios.

Existen opciones por internet, como el caso de “Weblens”, que es una óptica completamente en línea, lo que facilita el proceso sin necesidad de moverte de casa. Maneja diferentes modelos, por lo que podrás elegir el indicado para ti.

Como siempre, cuentas con las opciones estándar de Amazon México y Mercado Libre México que permiten observar las opiniones de compradores, la puntuación del público y la información del vendedor.

Criterios de compra: factores que te permiten comparar y calificar los distintos modelos de lentes

Como último punto, es importante que conozcas ciertos factores que permiten la evaluación y comparación de diversos modelos de lentes. Lo más importante siempre será la necesidad que presentas. Recuerda que una mala elección puede empeorar tu visión.

  • Fórmula
  • Resistencia
  • Manejo
  • Corrección

Fórmula

La fórmula óptica es lo principal que debes tener antes de adquirir tus lentes, ya que en base a eso es que los fabricarán en la óptica. Recuerda que no son un accesorio, sino una herramienta correctiva, por lo que es importante hacerse chequeo oftalmológico antes de realizar cualquier tipo de compra.

La fórmula muchas veces no se entiende, y es normal, pero es importante que comprendas que defectos visuales tienes en cada ojo, ya que así podrás tener mayor seguridad al momento de comprar tus lentes, y evitarás que te vendan algo más costoso con cosas que no necesitas o, peor aún, algo barato que no te ayudará.

Cuando te entregan la fórmula, ésta tiene números que indican el grado de corrección que necesita cada ojo, y este valor puede ser positivo o negativo, todo dependiendo del problema o condición ocular que detectó el oftalmólogo.

Positivo: En caso de que el OD (ojo derecho) o el OI (ojo izquierdo) presenten un valor en positivo, este te indica que necesitas X número (el valor que aparece) de ajuste para ver de cerca. Es decir, que ese puntaje es el que aumentó el lente para ayudarte a ver a corta distancia.

Negativo: Si en el OD o el OI presentan valores negativos, entonces el diagnóstico es opuesto al anterior, ya que el número que te indica es el valor que el lente ajusta para ayudarte a ver de lejos.

Los lentes que ya vienen con fórmula incorporada normalmente tienen estos valores, y pueden resultar más económicos, si no tienes una condición muy compleja y solo necesitas un ajuste ligero, debes prestar atención a los valores para elegir el correcto.

Es muy común que la visión se deteriore. Con los lentes adecuados podrás mejorar tu calidad de vida. La claridad está a dos lentes de distancia. (Foto: Free-Photos / pixabay.com)

Resistencia

Dependiendo del material del cual estén hechos los lentes, la resistencia será mayor o menor, por lo que debes analizar si, en tu rutina diaria, los lentes estarían expuestos a caídas frecuentes o accidentes, para así adquirirlos con la resistencia adecuada.

Acero: Los marcos de acero son una excelente opción. Son modernos, ligeros y muy fuertes, por lo que son perfectos para el uso diario, ya sea porque se exponen a caídas o simplemente porque consideras que eres algo descuidado, para cualquier caso, no debes preocuparte por daños, porque ellos resistirán.

Metal: Si el marco es de metal puro, será más liviano y resistente que el acero, además de que los de metal son menos propensos a generar reacciones alérgicas, cosa que el acero al ser una aleación, no puede asegurar.

Plástico: Un material económico y extremadamente ligero. Con la sudoración puede resbalarse fácilmente, por lo que es preferible usarlo con puente de ajuste de silicona. Su resistencia es poca, pues una caída fuerte puede partirlos o quebrarlos.

Otros factores que pueden determinar la resistencia del lente son ciertos seguros, como los tornillos que pueden presentar en la unión de las varillas con el talón del marco. Si quieres máxima resistencia, adquiérelos con esta características para evitar la separación temprana de las varillas con el cuerpo principal.

Debido a tantos modelos y diseños, al elegir tus lentes ópticos podrás reflejar tu personalidad y gustos, ya que no es solo una herramienta para mejorar la visión, sino un complemento diario para ti.(Foto: Dragan Grkic / 123rf.com)

Manejo

Los lentes comunes están diseñados para una adaptación inmediata del ojo, por lo que no suponen mayor problema, pero si se quitan constantemente el desenfoque puede aturdir un poco.

Debido a esto, el manejo de los lentes debe ir de acuerdo a la condición, por lo que si se necesitan solo para lectura, deben usarse solo para ello, así evitarás una costumbre del ojo al aumento y un desenfoque que te desestabilice.

En el caso de los lentes progresivos, el manejo es un poco más difícil, ya que con el movimiento se cambia el aumento o condición del lente. Un cambio muy brusco puede generar un mareo momentáneo, por lo que para poder usar correctamente estos lentes, debes aprender a manejarlos con calma, así evitarás dolores de cabeza o incomodidades.

Quitar y poner los lentes frecuentemente puede atrofiar más rápido la visión, por lo que es importante que, si no los usarás fijos, moderes la cantidad de veces que los remueves y los vuelves a colocar. Esto no quiere decir que el uso permanente sea la mejor opción si no se te indica en la evaluación ocular, ya que genera dependencia.

Corrección

Dependiendo de la condición, realizarán una corrección diferente, y esto va a determinar la frecuencia de uso. Es más probable que una persona que no ve de lejos mantenga los lentes permanentes a una persona que no ve de cerca, ya que el segundo caso es más fácil de usar solo cuando es necesario leer o ver a esa distancia.

Para ayudarte a entender, te explicaremos las tres condiciones comunes que normalmente ocurren en la población común, cuando se trata de deterioro de la visión. Dependiendo de la corrección a realizar, podrás saber cuál es la frecuencia de uso.

Miopía: Este problema significa qué, básicamente, no puedes ver de lejos. Esto sucede debido a que en la forma del ojo, ocurre una deficiencia que hace que la luz que recibe converja frente a la retina, y la consecuencia de esto es que los objetos que se encuentran lejos se ven borrosos.

En este caso el uso es muy frecuente, e incluso puede ser fijo, ya que diariamente vemos objetos que se encuentran a largas distancias, más que a pequeñas. El diseño para estos lentes debe ser ligero y práctico, con un estilo y resistencia que vaya con tu rutina.

Hipermetropía: En este caso, en vez de la luz converger frente a la retina, lo hace detrás de la retina, lo que provoca que no se divisen bien los objetos que se encuentren cerca o a corta distancia. Normalmente estos lentes se usan cuando son necesarios. Los llamados “lentes de lectura”.

Astigmatismo: Si este es tu diagnóstico, simplemente estás en el medio de las dos anteriores, y tu principal defecto es la dificultad de enfoque. Esto quiere decir que la forma de la córnea es ovalada, en vez de redonda, lo que genera problemas para enfocar un único punto. Estos lentes son permanentes normalmente.

(Foto de imagen destacada: DariuszSankowski / pixabay.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Las artes y la literatura han sido la gran pasión de Valentina, haciendo que entrara en estas disciplinas desde muy joven. Escribir para ella es de las mejores habilidades que ha podido desarrollar, por ello en sus tiempos libres, lee y escribe poesía. Estudia actualmente Diseño Gráfico, para ilustrar las ideas que escribe. En su tiempo libre también sale a entrenar, pasea a su perro y prueba nuevos restaurantes, esto último siendo una de sus actividades favoritas.