Te damos la bienvenida a ReviewBox.com.mx. En esta oportunidad, queremos reseñar un producto que no puede faltar en nuestras habitaciones o salas de estar para que nuestra estancia sea lo más acogedora posible y nuestra temperatura se mantenga cálida durante los días más templados. Sí, estamos hablando de las mantas.

Por muy básico que este producto pueda parecer, hay una amplia gama de diferentes opciones entre las que puedes elegir. Lo más importante será que sea un modelo que pueda no solo arroparte durante tus sueños y días fríos, sino también decorar tus espacios y acompañar tus experiencias.

En este artículo encontrarás todo lo referente a las mantas, sus características principales y los elementos que deberás poner sobre la mesa al momento de elegir la mejor opción para tu hogar, para ti y para los tuyos. Te invitamos a acompañarnos durante esta lectura.

Primero lo más importante

  • Las mantas son cobertores textiles que nos brindan cobijo y una temperatura estable cuando el ambiente está muy templado. Son aquellas que te permitirán dormir de una manera acogedora aun cuando las condiciones de tus espacios no estén aptas, por lo que es importante realizar una buena elección.
  • Entre la variedad de mantas que encontrarás, están las de materiales como algodón, fibra polar, poliéster o lana. Cada una de ellas cuenta con características específicas y cuidados especiales que te ayudarán a decidir la opción que se adapte mejor a tus necesidades.
  • Antes de escoger la manta perfecta para ti, deberás tener en consideración si necesitas que incluya propiedades hipoalergénicas, si sus dimensiones son compatibles con tu cama, si su capacidad de brindar calor es lo suficientemente amplia para tus necesidades y si se adaptará a tus sistemas de lavado.

Ranking: Las 3 mejores mantas

Queremos que tu cuerpo y mente se mantengan en equilibrio y calientitos siempre, por ello hemos creado una lista de las 3 mantas más destacadas entre las que podrás conseguir en el mercado. Conócelas y verifica si representan la mejor opción para ti.

1er Lugar – DII Farmhouse Manta Rústica

Esta suave y ligera manta hecha 100 % de algodón mide 127 por 152 centímetros, por lo que funciona perfectamente tanto para abrigarte como para decorar tus espacios, especialmente sobre una silla o sofá. También puede emplearse en espacios exteriores gracias a su dinámico diseño.

Puedes encontrarla en colores azul marino, blanco y gris para acentuar tu decoración. A pesar de su ligero peso (menos de medio kilogramo), es lo suficientemente gruesa para abrigar con eficacia. También es apta para lavadoras (ciclo suave y agua fría) y secadoras (ciclo suave).

2o Lugar – Pinzon Manta Suave

Esta elegante y sobria manta de poliéster te brinda la sensación de terciopelo de felpa te brindará un confort total, gracias a su tecnología micropush suave, flexible y duradera. Viene presente en color arena, berenjena, chocolate, azul marino y gris, para que selecciones la variedad que se adapte mejor a los colores de tu hogar.

Este modelo mantiene el calor en su material por mayor tiempo, por lo que es ideal para las temporadas frías. Mide 127 por 152 centímetros y pesa unos 590 gramos, por lo que resulta bastante ligera para transportar a cualquier lugar. También se adapta fácilmente a lavadoras.

3er Lugar – AmazonBasics Manta Reversible

Lo mejor de esta manta es que está diseñada para cada tamaño según tu cama (twin, queen y king) y viene disponible en azul marino, crema, chocolate, celeste, gris, entre otros. Está fabricada 70 % de poliéster y 30 % de viscosa, y tiene tonalidades reversibles para escoger el lado que se adapte a la decoración del momento.

Se trata de una manta más fina, pero con una amplia cobertura y acción, y su peso se acerca a los 2 kilogramos y sus bordes cosidos le brindan un toque extra de resistencia y durabilidad. Es apta para lavado y secado en máquina (con agua fría y ciclos suaves)

Guía de Compra

Las mantas son piezas fundamentales en nuestro dormitorio y, en algunos casos, también en otros espacios como en nuestra sala de estar, oficina y demás ambientes en los que el frío pueda impedirnos tener un equilibrio térmico. Es por ello que hoy te daremos las claves para que conozcas a fondo todo sobre ellas.

La manta perfecta podrá ayudarnos a mantener una temperatura estable ante temporadas templadas (Foto: Timothy Eberly / Unsplash.com)

¿Qué son las mantas y qué ventajas tiene?

Lo que conocemos como manta no es más que un elemento textil que nos ofrece abrigo y cobijo durante épocas o contextos fríos, con el fin de mantener nuestra temperatura estable y de brindarnos mayor comodidad en nuestros espacios.

Están elaboradas con materiales que resultan cómodos al contacto con el cuerpo y que pueden brindarnos sensación de calor mientras se utilicen, especialmente durante las horas de sueño. La mayoría de ellas puede ser lavada y secada en máquina, por lo que nos ahorra gran parte de nuestro tiempo.

A continuación te detallamos una lista de las ventajas que tendrás desde el primer día que obtengas la manta ideal para ti, para que comiences a planificar desde ya tu próxima compra en pro de tu salud, bienestar y comodidad.

Ventajas
  • Estabilizan nuestra temperatura
  • Sus materiales son cómodos
  • Funcionan como pieza decorativa
  • Su lavado es sencillo
Desventajas
  • No todas brindan el mismo resultado
  • Algunos materiales son muy delicados
  • Algunas deben lavarse a mano
  • Cubren mucho espacio

Mantas de algodón, lana, poliéster o fibra polar – ¿A qué debes prestar atención?

Las mantas pueden fabricarse partiendo de una infinidad de materiales, que incluyen origen vegetal o, animal o sintético. Hoy hemos seleccionado los materiales más frecuentes para que puedas elegir la mejor opción según tus necesidades y realidad.

Algodón. Los implementos de algodón brindan durabilidad y suavidad instantánea. Este material permite respirar la humedad de los cuerpos y mantener una sensación fresca. Puede lavarse a máquina sin problemas y es amistoso con personas alérgicas. Utilízalas cuando las temperaturas no sean tan severas para estar fresco o cuando se trata de bebés pequeños.

Lana. Es uno de los materiales tradicionales para las mantas tejidas y su efectividad es alta, además de ser decorativa. No solo nos protege del frío, sino que retiene el calor producido por el cuerpo para mantenernos estables. Para evitar deformaciones, se recomienda lavar a mano. Utilízalas si el frío incrementa mucho para mantenerte resguardado.

Poliéster. Es un material sintético que ofrece suavidad y textura agradable. Son menos pesadas que las mantas de lana o algodón y súper resistentes a decoloraciones o roturas. Esta tela es apta para personas alérgicas y puede lavarse sin problemas en máquinas. Empléalas a diario para tener a mano una manta ligera que no cause alergias a los niños.

Fibra polar. Es una gran opción para espacios muy templados o personas con mucha sensibilidad a bajas temperaturas. Vienen en distintos grosores y logran aislar el frío de muy buena manera. Su textura es muy suave y acogedora, y puede lavarse a máquina. Úsalas en climas muy fríos si no sufres de alergias y no existen chimeneas cerca, ya que es inflamable.

Algodón Lana Poliéster Fibra polar
Textura Suave Suave Muy suave Muy suave
Durabilidad Resistente Puede deformarse Muy resistente Resistente
Lavado Máquina A mano Máquina Máquina
Alergias Hipoalergénico Puede causar alergias Hipoalergénico Hipoalergénico

¿Cuánto cuesta?

En general, las mantas suelen ser elementos bastante accesibles para cualquier persona, siempre dependiendo de su material de fabricación, su marca, su proceso de elaboración, entre otros. Puedes encontrar los modelos más básicos a partir de 250 MXN, y los precios irán aumentando según su complejidad.

Cuando hablamos de mantas tejidas a mano, más amplias, o hechas con materiales más exclusivos, los precios pueden incrementar a 800 MXN o incluso 1,500 MXN, cuando se trata de modelos elaborados de mayor distinción. Independientemente de esta brecha de precios, es posible encontrar excelente opciones por montos asequibles.

A pesar de que los costos de las mantas pueden variar según el tamaño y material, la mayoría de ella suelen ser bastante adaptables a cualquier presupuesto. (Foto: ErikaWittlieb / Pixabay.com)

¿Dónde comprar?

Puedes encontrar mantas de una gran variedad de estilos en comercios dedicados a productos para el hogar, decoración y algunas tiendas textiles. Encuentra diversos modelos en las sedes de Linio, Walmart, La Palestina, entre otras.

Además, puedes revisar muchas más opciones de manera virtual y realizar tu compra en línea desde Amazon, Mercado Libre (donde también encontrarás algunos modelos artesanales), y las plataformas virtuales de las tiendas nombradas previamente. La mayoría de ellas ofrece, en muchos casos, envíos gratuitos.

El arte del descanso es una parte del arte de trabajar. – John Steinbeck.

Criterios de compra: factores que te permiten comparar y calificar los distintos modelos de mantas

Luego de conocer las ventajas de poseer las mejores mantas y los materiales a que pueden adaptarse a tu comodidad y satisfacción, te enumeraremos otros aspectos que deberás estudiar previamente para que tu elección sea lo más exitosa posible.

  • Tamaño
  • Lavado
  • Cobertura
  • Propiedades hipoalergénicas

Tamaño

Aunque todas las mantas tienen un tamaño estándar (usualmente 127 por 152 centímetros) es importante conocer las dimensiones de tu cama y la estatura de la persona que lo va a utilizar para garantizar una cobertura completa. El tamaño estándar se adaptará a una cama individual.

Si tu estatura sobrepasa por mucho el metro y medio o cuentas con cama twin o más amplia, te recomendamos adquirir una manta de mayores dimensiones para un mayor alcance. Puedes ubicar mantas más amplias o comprar dos de ellas, si prefieres que cada persona posea una individual.

Lavado

Como te mencionamos previamente, no todas las mantas permiten un lavado y secado a máquina debido a la naturaleza de sus materiales y sus requerimientos de limpieza. Te indicamos las especificaciones de ambos tipos de lavado.

A mano. Aunque algunas piezas de ropa solicitan lavado a mano, no es lo mismo lavar una pieza de ropa que una manta entera, debido al cansancio, esfuerzo y espacio que requeriría. Esta técnica de limpieza es necesaria en mantas tejidas de lana, para evitar deformaciones y maltratos que puede generar una máquina.

A máquina. La mayoría de las mantas pueden adaptarse a lavadoras y secadoras, sin embargo, se sugiere aplicar ciclos suaves y agua fría para evitar el desgaste de estas telas y conservar el producto por mucho más tiempo. Esto aplica a mantas de algodón, poliéster, fibra polar y otras similares.

Cobertura

Dependiendo del clima, de tu sensibilidad al frío, de la temperatura de tu hogar y otros aspectos similares, deberás elegir la manta que represente mayor utilidad.

Por ejemplo, si vives en una zona mayormente cálida, en la que tienes cortos periodos de frío, es preferible elegir modelos frescos y ligeros, como mantas de algodón y poliéster.

Si por el contrario, eres muy sensible a temperaturas templadas y estás en un ambiente mayormente frío, te sugerimos optar por mantas de mayor grosor que puedan abrigarte efectivamente y mantener tu calor corporal por mucho más tiempo, como las mantas de fibra polar o de lana.

Propiedades hipoalergénicas

Aunque para muchos este podrá no ser un gran problema, para las personas alérgicas ciertas mantas pueden jugar en contra de su tranquilidad y descanso. Las mantas comunes no están diseñadas para contrarrestar los efectos de los ácaros o polvo que se adhieren a ellas.

Conociendo que las horas de sueño nocturno son las más importantes del día para una correcta recuperación de energía, elige mantas de poliéster o algodón si serán utilizadas por personas con alergias, y procura lavarlas frecuentemente para evitar la propagación de cualquier agente alergénico.

Alguna vez tendré que escribirte que te portes bien o que te abrigues. – Julio Cortázar

(Foto de imagen destacada: Kelly Sikkema / Unsplash.com)

Califica este artículo


30 Voto(s), Promedio: 4,50 de 5