Última actualización: 24/02/2020

Nuestro método

17Productos analizados

24Horas invertidas

8Estudios evaluados

91Comentarios recaudados

Bienvenue à ReviewBox! No, no te equivocaste de sitio. En esta ocasión, te platicaremos acerca de uno de los países con mayor diversidad cinematográfica y cuyo estilo ha trascendido las barreras lingüísticas y culturales. ¿En qué piensas cuando escuchas el término “cine francés?

La nación gala tiene el reconocimiento internacional de haber gestado varias corrientes artísticas a lo largo de la historia, como el barroco del siglo XVII y el pop vanguardista en los años 60. No es menor mencionar que Francia es la génesis del séptimo arte, pues fueron los hermanos Lumière los creadores del cinematógrafo en 1895.

Por esta y otras razones, el cine francés se ha consolidado como una opción atractiva para los amantes de las películas. Por ello, en este artículo encontrarás toda la información que necesitas para elegir una opción adecuada y disfrutar de todo lo que ofrece la nación peninsular en productos audiovisuales.




Lo más importante

  • Las películas francesas son producciones nativas del país galo que han destacado históricamente por su concentración en la condición humana y la exaltación de las emociones. Siendo el punto de partida de la historia del cine, constantemente han marcado tendencia en la industria a nivel internacional.
  • La historia del cine se clasifica por épocas y movimientos artísticos que, a su vez, se vieron influenciados por el entorno social. Como dos ejes principales podemos distinguir las películas francesas clásicas y las modernas, mismas que atraviesan una evolución constante que es visible en las producciones más recientes.
  • Las películas francesas son mucho más que postales de la Torre Eiffel y escenas románticas. De hecho, puede haber todo un universo contenido en una misma cinta debido a su complejidad y ambición artística. Te recomendamos tomar en cuenta el género, estilo y medio de distribución para que puedas tener una experiencia completa y memorable.

Las mejores películas francesas: nuestras recomendaciones

Amelie (Jean-Pierre Jeunet)

Probablemente la película francesa más popular del siglo XXI. Este largometraje recorre la vida de Amelie Poulain, una chica de veintidós años que, tras vivir diferentes tragedias a lo largo de su vida, descubre que su misión en la vida es ayudar a otros sin que se den cuenta.

Esta cinta es garantía de calidad y entretenimiento. Recibiendo cinco nominaciones al Óscar y un sinfín de premios en festivales y academias, Amelie es una excelente comedia llena de referencias artísticas y con un diseño visual impecable. Puedes disfrutarla en DVD o Blue-Ray.

Vie en Rose (Olivier Dahan)

Édith Piaf fue una de las voces más prodigiosas en la historia de Francia. Su legado ha trascendido por generaciones desde su muerte en los años 60. Por eso, en esta biopic de 2007, se rinde un justo tributo a la vida de quien fuera conocida como “el alma de París”.

En este DVD no solo encontrarás una actuación magistral por parte de Marion Cotillard (quien ganó el Óscar a Mejor Actriz), sino también una selección de escenas que no formaron parte de la versión exhibida en cines. Disfruta de esta producción de HBO en su idioma original con subtítulos al español.

Amigos (Olivier Nakache & Éric Toledano)

Esta maravillosa historia se convirtió en la segunda película más taquillera en la historia de Francia. Basada en hechos reales, relata la historia de Philippe Pozzo di Borgo, un hombre que sufre un accidente que lo deja cuadraplégico, y Abdel Sellou, quien pasa de ser su asistente a su auténtico compañero de vida.

Con una docena de premios en su haber, así como una valoración de 8.5 en el portal IMDb, se le considera un clásico instantáneo del nuevo cine francés. Disfruta de esta película entrañable en formato Blue-Ray, el cual incluye comentarios de los directores y contenido exclusivo.

Guía de compra: Lo que necesitas saber sobre las películas francesas

El cine, como cualquier otra manifestación artística, se disfruta más cuando se comprende y conoce adecuadamente. Si bien este artículo no pretende convertirte en un experto del cine franco, es nuestra intención proveerte de las herramientas necesarias para elegir una película francesa y apreciar los detalles visuales y sonoros.

Las películas francesas se disfrutan más en compañía. ¡Organiza tu propio ciclo de cine francés! (Foto: dolgachov / 123rf)

¿Qué es una película francesa y qué ventajas tiene?

Las películas francesas son filmes cuyas características van más allá del lugar de origen. Suelen distinguirse por la formación de sus directores, quienes llevan detrás toda la tradición del cine regional. Además, más allá del entretenimiento, las películas francesas son visiones introspectivas de la condición humana.

De ahí parten varias de sus ofertas de valor: tanto comedias como dramas reflejan las emociones más pasionales del ser humano. Además, recurren a elementos de las bellas artes como pintura, escultura y música clásica. Hay quien dice, por tanto, que el cine de autor (también llamado cine de arte) tiene su génesis en la nación gala.

No obstante, estas características también pueden ser vistas como desventajas de mercado. Dado que los temas pueden resultar incómodos o desagradables para algunos públicos no entrenados, el cine francés no recibe tanta difusión comercial en nuestro país. Considérese el lenguaje y el bagaje cultural como otros factores adversos.

Ventajas
  • Abundan en la categoría de cine de autor
  • Tienen estructura diversa
  • Visualmente son atractivas
  • Suelen remitir al arte clásico
  • Abordan temáticas complejas
Desventajas
  • No son fáciles de conseguir
  • No todas están dobladas o subtituladas
  • Pueden requerir cierto bagaje cultural para comprenderse
  • Los temas pueden no ser del agrado de públicos sensibles

Películas francesas clásicas o modernas - ¿A qué debes prestar atención?

Con más de un siglo de cine en nuestro haber, es complicado clasificar las películas clásicas y las modernas como dos rubros diferentes. Todo lo nuevo tiende a tomar recursos de lo viejo, pues, según la creencia popular, “lo de antes era mejor”. Para desmitificar este hecho, aquí tienes una breve comparación entre épocas.

Clásicas. Los primeros ensayos cinematográficos son vistos como pruebas que llevaron a la consolidación de cánones estéticos. El cine clásico francés se distingue por albergar la época dorada del cine mudo, así como el nacimiento de los estudios que aportaron teatralidad a los filmes. La narración eficaz era el principal objetivo.

Modernas. La nueva ola de películas francesas tuvo lugar a finales de los años 50, una vez que los últimos estragos de la Segunda Guerra Mundial comenzaban a disiparse. Se caracteriza por la incorporación de sentimientos de libertad ideológica y técnica, así como por un perfeccionamiento de la producción.

Clásicas Modernas
Objetivo Eficacia narrativa Experimentación (cine de autor)
Recursos técnicos Monocromía, auge del cine mudo Efectos visuales, sonoridad compuesta
Estructura Secuencias Guión, rodaje
Técnica Cuidado del espacio, nacen los estudios Libre, nace el cine independiente y nuevas teorías

¿Cuánto cuesta una película francesa?

Como hemos mencionado, son pocos los títulos que logran convertirse en éxitos internacionales de taquilla y distribución digital. Por ello, las películas francesas pueden ser ligeramente más costosas que sus similares americanas o mexicanas. Un Blue-Ray de este tipo de cintas oscila entre los 200 y 400 MXN.

Una buena noticia es que los recintos que reciben el Tour de Cine Francés mantienen precios económicos para sus públicos. La entrada a estas salas se encuentra entre 45 y 75 MXN, tal como las salas comerciales. De igual forma, los festivales suelen recaudar fondos de recuperación que, en promedio, rondan los 50 MXN dependiendo del lugar.

Las películas francesas son producciones nativas del país galo que han destacado históricamente por su concentración en la condición humana y la exaltación de las emociones.
(Foto: delcreations/ 123rf.com)

¿Dónde comprar una película francesa?

El Circuito Cultural de México ofrece anualmente un Tourde Cine Francés que recorre varios países de Latinoamérica. Estos ciclos tienen lugar en recintos independientes y comerciales, como las Salas de Arte de Cinépolis. De igual manera, la Cineteca Nacional suele incorporar a su cartelera películas francesas nuevas y antiguas.

Los festivales internacionales de cine son una oportunidad inigualable para realizar un consumo cosmopolita. Por supuesto, la presencia gala suele brillar en muchos de estos eventos por su versatilidad temática y otras cualidades mencionadas anteriormente. En México destacan los Festivales de Morelia, Guadalajara y el Cervantino.

Puedes consultar los portales en línea de Mixup o Tower Records, quienes realizan ventas físicas y en línea. De igual forma, Amazon y MercadoLibre cuentan con un amplio catálogo de títulos que pueden llegar hasta tu puerta. Ahora, si lo tuyo es el streaming, consulta la cartelera mensual de Mubi con lo mejor del cine de autor.

Criterios de compra

Ahora que hemos establecido algunas pautas elementales de lo que distingue a las películas francesas del resto de las producciones fílmicas, vale la pena añadir algunas precisiones. Ten en mente los siguientes factores de decisión para que tu siguiente salida al cine o maratón de películas tenga un toque francés inolvidable.

Género

A pesar de mantener cánones estéticos reconocidos a nivel mundial, las películas francesas pueden variar su enfoque y técnica en función del género cinematográfico. Así como las comedias mexicanas y las películas americanas de acción son distintivas de estos países, estos son los géneros más populares en la nación franca.

Comedia. La comedia francesa se caracteriza por su humor universal con toques ácidos. A diferencia de las prácticas en otros países, las producciones galas no vuelcan todo su esfuerzo en referencias de la cultura de masas propia del país, sino que recurren al ingenio y a las situaciones disparatadas para cautivar a las audiencias.

Drama. Como hemos abordado anteriormente, el cine francés se caracteriza por la exaltación de las emociones en un tono profundo y oscuro. Los dramas son el género ideal para ello: se promueve la introspección a través de la construcción de personajes complejos e hiperreales con los que todos se pueden relacionar.

Documental. El cine documental en Francia ha inspirado la práctica de miles de cineastas alrededor del mundo. El abordaje de temas complejos a través de diferentes técnicas visuales y sonoras ha transformado el concepto del filme documental para volverlo más dinámico y enriquecedor.

En casa, en cines comerciales o proyecciones especiales: las películas francesas se disfrutan en cualquier parte. (Foto: marctran / 123rf)

Estilo

Hasta ahora, hemos mencionado algunas de las categorías y épocas que han marcado a las películas francesas. Algunos de estos estilos o corrientes tienen inspiraciones en la literatura y el teatro, mientras que otras se nutrieron de los acontecimientos sociales de la época. Aquí te dejamos tres estilos clave, siendo un consecución del otro.

Cine mudo. En un inicio, se consideró que el cine estaba hecho para el deleite exclusivamente de la retina. La posibilidad de sonorizar las cintas era del desagrado de un amplio sector que prefería los formatos hasta entonces existentes. Por ello, se consideró que las películas francesas mudas eran potenciadoras de la imaginación.

Cine independiente. El término “independiente” es utilizado en la actualidad para referirse a todo aquello que no puede clasificarse dentro de los estándares estéticos convencionales. En esta categoría encontrarás películas que se vieron influenciadas por las corrientes artísticas e ideológicas de los años 70. Cintas ideales para gustos exigentes.

Cine de autor. Como contraparte de la tendencia anterior, el cine de autor se caracteriza por recuperar las percepciones del arte propias del Renacimiento: la obra vale por quién la realiza. En este caso, son los creadores quienes destacan y realizan aportaciones significativas a la industria cinematográfica.

Distribución

Ya hemos hablado acerca de los sitios y formas en que se puede tener acceso a películas francesas. No obstante, es importante recalcar que cada uno de estos canales de distribución tiene implicaciones en el contenido que se consumirá, así como la percepción de la audiencia y la atmósfera que envolverá su experiencia.

Festivales. Estas exhibiciones son muy especiales, pues no solo podría representar una oportunidad de conocer al quienes participaron en la cinta, sino que supone un maratón móvil de películas que, si son de bajo presupuesto, podrían no volver a ser vistas. ¡Aprovecha al máximo tu visita a los festivales y mantente siempre atento!

Salas selectas. Los diferentes recintos que albergan películas francesas y de cualquier origen que no sea consideradas “comerciales” tienen algunas bondades. En ocasiones, existen actividades como pláticas y debates posteriores a la proyección. Además, está casi garantizado que el ambiente lo compondrán amantes del buen cine.

Streaming. Algunos directores se declaran enemigos del streaming por varias razones. Lo cierto es que representa la opción indicada para tener acceso a miles de títulos desde la comodidad de tu sillón. Te recomendamos utilizar sistemas de audio y video adecuados para disfrutar al máximo tu película.

(Fuente de la imagen destacada: Dmvasilenko77/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Beto es Licenciado en Comunicación especializado en periodismo multimedia y producción sonora. Desde 2012, se ha dedicado a escribir columnas de opinión y sobre futbol, reseñas de discos, ensayos literarios y cuentos cortos. Se considera a sí mismo una persona curiosa, que disfruta de escuchar y conocer música nueva, así como leer y salir a correr.