Última actualización: 25/10/2021

Nuestro método

15Productos analizados

19Horas invertidas

5Estudios evaluados

65Comentarios recaudados

Cada vez más, las empresas adoptan el trabajo a distancia, haciendo que las personas trabajen en régimen de home office. En este escenario, tener un ordenador portátil es esencial. ¿Pero sabes cómo elegir el mejor portátil para trabajar en tu profesión? ¡Bienvenido a Reviewbox! En el artículo de hoy, te ayudaremos a analizar la configuración de un portátil y a comprar el que se ajuste a tus necesidades.




Lo más importante

  • El portátil para el trabajo tiene que ser ligero, compacto, rápido y, sobre todo, eficiente.
  • El formato y el procesador son los principales aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegir el mejor portátil.
  • Para comprar el portátil adecuado para tu profesión y tu bolsillo, debes observar también el tamaño y la resolución de la pantalla, la duración de la batería y la memoria RAM e interna.

Portátiles para el trabajo: nuestra recomendación de los mejores productos

Guía de compra

Para elegir un portátil adecuado para realizar tu trabajo debes tener en cuenta el uso que le vas a dar. Esto se debe a que el portátil más potente no siempre es necesario para la tarea que necesitas realizar. Para ayudarte a elegir el mejor portátil para trabajar, entre tantas opciones, hemos creado esta Guía de Compra. A continuación, responderemos a las principales preguntas que pueden surgir en el momento de la compra.

Homem sentado em sofá usando notebook.

El portátil de trabajo permite la movilidad en el día a día. (Fuente: StartupStockPhotos/ Pixabay.com)

¿Qué es lo que define a un cuaderno para trabajar?

Los tiempos han cambiado y hoy, más que nunca, la mayor parte del trabajo se puede realizar con una sola herramienta: el cuaderno. Ya sea en el trabajo, de viaje o incluso en casa, tener un cuaderno para trabajar puede aportar eficiencia y movilidad a tu rutina. Pero, ¿sabes qué caracteriza a un portátil de trabajo?

Mulher usando notebook.

Un portátil de trabajo debe tener configuraciones compatibles con tus necesidades de uso. (Fuente: StockSnap/ Pixabay.com)

En general, un portátil de trabajo tiene que ser ligero y compacto, para garantizar su fácil transporte, y tener una pantalla y un teclado adecuados y cómodos. Además, el portátil tiene que ser duradero para que no se estropee en poco tiempo. Pero lo más importante es que el portátil de trabajo tiene que ser un dispositivo con una configuración compatible con las tareas que vas a realizar. Y esto varía mucho.

Portátil para el trabajo o PC: ¿cuál es la mejor opción?

A la hora de comprar un equipo de trabajo, es importante considerar todas las opciones para elegir no sólo la más eficiente, sino también la que ofrezca la mejor relación coste-beneficio.

En el caso de un portátil para el trabajo, siempre es interesante compararlo con un ordenador de sobremesa. Esto se debe a que las diferencias entre ambas máquinas van mucho más allá de la movilidad.

Está claro que tener un portátil es más ventajoso ya que, con él, se puede trabajar en diferentes entornos de oficina, en la oficina en casa y en los viajes.

Además, el portátil es delgado, ligero y compacto, e incluso puede tener características que lo conviertan en una tableta, como es el caso del portátil 2 en 1.

El ordenador, al estar fijo en el escritorio, no permite la movilidad. Sin embargo, debes saber que, dependiendo de tu área de trabajo, encontrar un portátil eficiente puede costar mucho.

Esto ocurre porque las piezas que hacen que un ordenador sea tan robusto suelen ocupar espacio. Por eso es fácil encontrar PCs más potentes. De todos modos, con el avance de la tecnología, ahora hay portátiles que funcionan con la misma eficacia que los PCs. Para resumir, echa un vistazo a las principales diferencias entre estas dos máquinas:

Portátil para el trabajo Ordenador para el trabajo
Ventajas Ofrece más movilidad, es ligero y compacto Tiene más potencia, se puede actualizar y puede durar más
Desventajas Los componentes son más débiles, la actualización es difícil y es más cara Ocupa más espacio y no permite la movilidad

¿Existe un portátil para cada tipo de trabajo?

Sí, existe un portátil para trabajar específicamente para cada profesión y esto se define según la configuración del dispositivo. Para elegir el mejor portátil para tu área de trabajo, el primer paso es entender bien cómo vas a utilizar la máquina. Por ejemplo, si trabajas con diseño gráfico, tu portátil debe tener una buena configuración para ejecutar bien los programas. Pero para trabajar con 3D y edición de vídeo, esta configuración debe ser aún mejor.

Notebook, foto e celular.

Quien trabaja con imágenes necesita un portátil con una configuración eficiente. (Fuente: ptra / Pixabay.com)

Ya un portátil que se va a utilizar para trabajar con fotografía, Autocad y Corel Draw, por ejemplo, necesita poder ejecutar bien los editores y programas de renderizado con mayor eficiencia.

Es decir, en función del rendimiento y la velocidad que necesites para trabajar es necesario tener en cuenta la calidad del procesador, la tarjeta de vídeo y ajustes como la RAM y la memoria interna.

Sin embargo, si vas a trabajar con tablas sencillas, editores de texto y programas ligeros, te bastará con un portátil con procesador y configuraciones más básicas.

¿Qué procesador debe tener un portátil de trabajo?

Como hemos visto, una de las configuraciones más importantes de un portátil de trabajo es el procesador. El procesador debe ser rápido para que puedas ejecutar varios programas al mismo tiempo, sin que la máquina se bloquee. Además, el procesador debe ser eficiente en el consumo de energía para garantizar la movilidad.

Por tanto, la elección del procesador también dependerá del uso que le des al portátil. El procesador más famoso es el de Intel, con las familias i3, i5, i7 e i9. En este caso, cuanto mayor sea el número, más potente será el procesador. Pero no siempre es necesario invertir en el mejor procesador para trabajar.

Las líneas Core i7 e i9, por ejemplo, sólo están indicadas para quienes necesiten editar imágenes y vídeos o se ocupen del modelado 3D. Es decir, si vas a trabajar con editores de texto, hojas de cálculo y navegar por internet, un procesador i3 o i5 será suficiente.

¿Cuáles son los formatos de los portátiles para trabajar?

El formato del portátil es otro aspecto importante que merece tu atención a la hora de elegir una buena máquina para trabajar. Al fin y al cabo, como hemos visto, lo ideal es que este tipo de portátiles sean ligeros y compactos. Pero hay opciones que pueden facilitar aún más tu trabajo. Consulta lo siguiente:

  • Convencional: El portátil tradicional tiene un diseño básico, pero suele ofrecer un mejor sistema de ventilación;
  • Ultraplano: El ultraplano es un portátil fácil de transportar y que evita el sobrecalentamiento. Pero, precisamente por eso, puede acabar ofreciendo un procesador menos potente;
  • 2 en 1: Este modelo es uno que también puede usarse como tableta. Por tanto, es el más adecuado para quienes viajan por trabajo, utilizan el dispositivo para hacer presentaciones y también quieren un portátil para el ocio.

¿Qué precauciones de seguridad debemos tomar con un portátil para el trabajo?

Cuando estás en la oficina, suele haber elementos de seguridad y software para proteger los datos y la información con la que trabajas en el ordenador. Así que, al utilizar el portátil para el trabajo, también hay que tener cuidado tanto para que la máquina funcione bien como para proteger la propia información del trabajo. Consulta algunos consejos para que el uso del portátil sea más seguro

  • Utiliza mochilas o maletines adecuados para transportar y proteger el cuaderno;
  • Utiliza contraseñas, candados o encriptación de datos para evitar el acceso indebido de otras personas;
  • Haz una limpieza periódica para evitar el sobrecalentamiento y los problemas de rendimiento;
  • Ten siempre un antivirus de calidad para proteger el portátil de ataques y archivos contaminados;
  • Da preferencia al almacenamiento de contenidos en la nube y haz una copia de seguridad diaria de la información;

Criterios de compra: Cómo analizar el portátil para

el trabajo Hasta aquí, hemos visto que, para elegir el mejor portátil para el trabajo, debes tener en cuenta tu actividad profesional, el formato del portátil y el procesador. Pero no te equivoques. Debes ir más allá y evaluar otros aspectos para diferenciar un portátil de otro. Son:

A continuación, entenderás mejor cómo considerar cada uno de estos temas.

Tamaño de la pantalla y resolución

Un portátil de trabajo puede tener una pantalla que oscila entre las 11 y las 15,6 pulgadas. Por supuesto, cuanto más grande sea, mejor será tu experiencia de visualización. Pero ten en cuenta también que un portátil con una pantalla grande puede acabar siendo más difícil de transportar, lo que comprometerá tu movilidad.

Los portátiles con pantallas muy pequeñas pueden dificultar tu trabajo.

Por otro lado, los portátiles con pantallas muy pequeñas pueden dificultar tu trabajo, especialmente si tienes en cuenta el uso de tablas e imágenes. En caso de duda, elige modelos con una pantalla intermedia, de 14 pulgadas. Entonces, comprueba también la resolución de la pantalla. Generalmente, la resolución será Full HD o 4k. En este caso, la resolución más alta, 4k, está indicada para los que trabajan con vídeos e imágenes.

Teclado y touchpad

Un portátil de trabajo necesita necesariamente un buen teclado y un touchpad que responda. Algunos modelos tienen teclados especialmente fabricados para una escritura más cómoda. En cuanto al touchpad, observa si el portátil ofrece una respuesta rápida, un gran tamaño y sensibilidad a la presión.

¿Sabías que los portátiles más baratos no suelen venir con almohadillas táctiles de buena calidad? Así que, a menos que quieras utilizar un ratón externo, elige un portátil de trabajo intermedio o avanzado en cuanto a tecnología y rendimiento.

Conectividad

La mayoría de los portátiles de trabajo vienen con conectividad Wi-Fi de doble banda y Bluetooth. Pero hay diferencias en cuanto a la disponibilidad de puertos. Por ejemplo, los portátiles ultrafinos suelen tener menos puertos físicos, y esto puede requerir el uso de adaptadores para conectar accesorios como un ratón y un cable HDMI. Así que elige un portátil de trabajo que venga con el mayor número de entradas, incluyendo USB, HDMI y ranuras para tarjetas de memoria.

Memoria y almacenamiento

Los expertos recomiendan que un portátil de trabajo tenga al menos 8 GB de RAM para que puedas abrir varios programas al mismo tiempo y sin que se cuelguen. Los modelos más avanzados, con 16 GB, son incluso mejores para quienes trabajan con programas pesados. En cuanto al almacenamiento interno, puedes elegir entre un portátil con HD interno, SSD o ambos.

Batería

Por último, no olvides tener en cuenta la eficiencia de la batería del portátil. Especialmente si vas a trabajar en lugares públicos o sin enchufe, compra un portátil con muchas horas de autonomía.

(Fuente de la imagen destacada: Free-Photos/ Pixabay.com)

Evaluaciones