Última actualización: 17/05/2020

Nuestro método

14Productos analizados

30Horas invertidas

8Estudios evaluados

89Comentarios recaudados

La Radiofrecuencia es un tratamiento estético que cada día gana más fama por sus maravillosos resultados. Esta tecnología es excelente para mejorar la apariencia de tu piel, mientras que ayuda a tu salud de varias maneras.

Hoy en Reviewbox, te contamos cómo es que funciona la radiofrecuencia, cuáles son sus beneficios, y qué desventajas puede presentar. Sobre todo, te contaremos cómo es que, recientemente, muchas personas deciden comprar uno de estos aparatos en lugar de pagar por un tratamiento en el spa.

Este artículo te servirá, por lo tanto, para informarte sobre los usos de la radiofrecuencia en los tratamientos estéticos, pero al mismo tiempo será una guía de compra para que, si te animas, obtengas tus propios aparatos y tengas una rutina de belleza de primer nivel.




Primero lo más importante

  • La radiofrecuencia es un tratamiento que funciona por emisiones de ondas que traspasan la superficie de la piel y trabajan tanto con la superficie como con las capas donde se almacena la grasa. Es excelente para arrugas, acné, celulitis, y para reafirmar la piel.
  • Existen varios tipos de aparatos dentro de la radiofrecuencia que realizan tareas similares. Nosotros te explicamos cómo funcionan los aparatos para tratamientos faciales contra tratamientos corporales, y qué tomar en cuenta al adquirir estos instrumentos.
  • Si piensas adquirir un aparato de radiofrecuencia, te aconsejamos considerar varios factores que pueden mejorar la efectividad de tu instrumento para el uso que quieras darle. Debes tomar en cuenta aspectos como el tamaño del aparato, la forma de la cabeza, los equipos adicionales incluidos y la zona que quieras tratar.

 Los mejores equipos de radiofrecuencia en el mercado: nuestra selección

Si eres de las personas que prefieren comprar aparatos de tratamientos estéticos en lugar de acudir a un SPA, te gustarán las opciones que presentamos a continuación. En Reviewbox elegimos nuestros tres favoritos productos de radiofrecuencia en casa, con base en las calificaciones de los usuarios y la calidad de los aparatos.

Guía de Compra

Si te decides por uno de estos aparatos para tener en casa, te presentamos a continuación una guía de compra, que va a ser importante para que te decidas por uno que cumpla tus expectativas. Comenzaremos explicando qué es la radiofrecuencia, cómo funciona y qué ventajas y desventajas tiene.

La radiofrecuencia es ideal para rostro y cuerpo, y actúa principalmente en la piel (Foto: pandoraferrari / pixabay)

¿Qué es la radiofrecuencia y qué ventajas tiene?

La radiofrecuencia es un tratamiento estético que puede ser realizado en rostro o en muchas áreas del cuerpo. Actúa en la piel, y se usa también para reafirmar y ayudar a eliminar grasa. Principalmente, su función es enviar ondas electromagnéticas a las capas de la piel para producir colágeno, calentar y despertar las células del área.

El tratamiento tiene muchísimas ventajas, como la producción de colágeno, la mejora del metabolismo, de la circulación sanguínea y la segregación de elastina. Además, es una forma excelente para combatir el exceso de líquidos y células muertas, por lo que elimina arrugas, acné, celulitis, irregularidades, y ayuda a eliminar medidas.

Por otro lado, es súper importante que tengamos cuidado, ya que está contraindicado para gente con obesidad, con problemas de coagulación, enfermedades cardiovasculares, o mujeres embarazadas. Esto es principalmente porque el tratamiento va a afectar nuestra circulación, usualmente de forma positiva, pero es un tratamiento delicado.

Ventajas
  • Producción de colágeno y elastina, combate arrugas
  • Mejora el metabolismo
  • Mejora la circulación
  • Ayuda a eliminar medidas
  • Combate celulitis
Desventajas
  • Contraindicado para personas con obesidad
  • Puede alterar circulación de personas con enfermedades cardiovasculares
  • No puede aplicarse a mujeres embarazadas o lactando
  • No recomendado para personas con problemas de circulación

Radiofrecuencia facial o corporal - ¿A qué debes prestar atención?

Aunque la mayoría de los aparatos pueden utilizarse tanto en rostro como cuerpo, hay algunos que están diseñados para funcionar mejor en determinadas áreas. Esto dependerá de varios factores, que te presentamos a continuación.

Radiofrecuencia facial. Si la zona que quieres tratar es tu cara, los aparatos que utilizarás tendrán un área y tamaño menor para tratar puntos muy específicos con una mayor focalización de la frecuencia. Estos aparatos tienen forma de lápiz.

Radiofrecuencia corporal. Para los tratamientos corporales, los aparatos normalmente incluyen otros tratamientos como cavitación o masaje. Estos aparatos tendrán una cabeza en forma plana o con superficies que sobresalen de la cabeza, que es más amplia que la de los tratamientos faciales.

Radiofrecuencia facial Radiofrecuencia corporal
Punta o cabeza De “lápiz” Con cabeza plana o con varias puntas
Focalización Focalizado Más radial
Funciones Radiofrecuencia Varios incluyen cavitación, masajes, u otros

¿Existen efectos secundarios en los tratamientos de radiofrecuencia?

Una de las preguntas más frecuentes es si existen efectos secundarios. Nuestra respuesta es no, siempre y cuando se utilicen los aparatos de forma correcta. Algunos de los efectos secundarios más comunes son los hematomas, ya que estos aparatos funcionan en el nivel circulatorio.

Despues del tratamiento, debes mantanerlo con dieta y ejercicio para que el efecto siga

Otro efecto que podríamos llamar “secundario” es que el cuerpo regresa a su estado anterior. Estos tratamientos no son tan efectivos como una liposucción o botox. Hay que mantener los resultados con dieta y ejercicio, y con productos antiarrugas en los casos de tratamientos en rostro.

Te recomendamos que, al adquirir uno de estos productos, leas bien los instructivos y te informes de su funcionamiento mediante otras fuentes como tutoriales, o con la ayuda de un experto. Ten en cuenta que tendrás que adquirir elementos adicionales cuando lo compres, como un buen gel conductor.

¿Cuánto cuesta la radiofrecuencia?

Los precios de los aparatos de radiofrecuencia varían dependiendo de varias cosas, como si incluyen otro tipo de tratamientos o si son únicamente para un objetivo en especial. También varían en la potencia, aunque esto no será muy diferente entre aparatos a menos que se busque uno muy especializado.

Un aparato de radiofrecuencia facial normalmente cuesta unos 3,000 a 4,000 MXN, pero pueden encontrarse instrumentos más simples desde los 1,000 MXN si no se necesitan resultados tan drásticos. Nosotros te recomendamos adquirir uno de mayor precio ya que será más efectivo y duradero.

Los aparatos para cuerpo son más baratos, ya que los objetivos son más fáciles de alcanzar en el cuerpo. Se pueden encontrar desde 800 MXN, aunque recomendamos que consigas uno que tenga varias funciones para que veas mejores resultados. Los más complejos pueden costar más de 15,000 MXN.

¿Dónde comprar una radiofrecuencia?

Es bastante complicado conseguir aparatos de radiofrecuencia en tiendas físicas, ya que los que tienen buena calidad se venden principalmente por internet. Sitios como Magic Beauty venden aparatos muy especializados para gente que quiere poner una clínica.

Si quieres adquirir uno para uso personal, sin embargo, te recomendamos que busques por Amazon. Otro sitio para conseguir este tipo de aparatos (aunque también venden los más especializados) es Lasertech. Estos aparatos, sin embargo, serán un poco más caros.

Los mejores resultados para el cuerpo se obtienen mezclando radiofrecuencia con cavitación y masajes (Foto: pandoraferarri / pixabay.com)

Criterios de compra: factores que te permiten comparar y calificar los distintos modelos de radiofrecuencia

Ya que has decidido que quieres un aparato de radiofrecuencia, aquí te otorgamos una guía paso a paso para que consideres todo lo que necesitas saber sobre los tipos de aparatos, y cómo elegir el que funcionará mejor para tus objetivos.

  • Tamaño del aparato
  • Forma del aparato
  • Equipos adicionales
  • Zona a tratar

Tamaño del aparato

El tamaño del aparato, aunque incluye la cabeza con la que realizamos la radiofrecuencia, se refiere más al tamaño total, es decir, incluyendo la máquina en sí. Considerar esto es muy importante porque determinará qué tipo de aparato podremos comprar.

Portátiles. Si no tenemos mucho espacio en casa y queremos guardar nuestro aparato en el baño o en lugares pequeños, lo que nos conviene es un aparato portátil. Estos aparatos muchas veces tienen la máquina en el mismo cabezal.

Semi portátiles. Si queremos una máquina un poco mejor pero que no ocupe mucho espacio, te recomendamos una semi portátil, que son las que incluyen una máquina separada del cabezal donde se regulan las actividades. Este tipo de aparatos de radiofrecuencia son de mejor calidad, sin quitarte mucho espacio.

Aparatos de clínica. Si quieres una máquina que incluya muchos cabezales con diferentes ondas y funciones para delinear el cuerpo mientras que también contiene equipo facial, te recomendamos adquieras un equipo de radiofrecuencia entero, aunque necesitarás un espacio grande para guardarlo. Estos se compran más comúnmente en clínicas.

https://www.instagram.com/p/B1q-AcLgXou/

Forma del aparato

La forma del aplicador es uno de los aspectos más importantes en la compra de uno de estos instrumentos, ya que determinará qué áreas podremos trabajar mejor. Esto depende del tamaño de la cabeza, ya que habrá algunos aparatos para tratamientos más focalizados y otros para áreas más grandes.

Cabeza en forma de « lápiz ». Los aparatos en forma de lápiz o con aplicador pequeño son especiales para el rostro, ya que pasaremos la radiofrecuencia por arrugas y lugares más pequeños, esto ayudará a que exista una mayor concentración de ondas sobre áreas específicas para mejores resultados.

Cabeza plana. Este tipo de cabeza es común en los aparatos de cavitación, que es un sistema similar a la radiofrecuencia para eliminar grasa. Sin embargo, muchos aparatos de radiofrecuencia también usan esta forma de cabeza, y sirve para zonas amplias como las piernas.

Cabeza con puntas. Las cabezas con puntas son especialmente útiles cuando estamos trabajando áreas como los brazos o el abdomen, ya que son áreas amplias pero que recibirán ondas focalizadas en cada una de sus puntas. Este es el tipo más común de cabeza, incluso se usa para tratar la flacidez del rostro.

Equipos adicionales

Especialmente en los tratamientos corporales, es muy común encontrar aparatos que incluyan otro tipo de equipos. Algo que se recomienda mucho para moldear el cuerpo es combinar radiofrecuencia con cavitación y ultrasonido, o masaje linfático. Si quieres comprar algún instrumento adicional, asegúrate de saber qué funciones tiene.

Cavitación. La cavitación funciona por ondas que actúan, más que nada, en la capa de la piel donde se almacena la grasa. Este tratamiento es ideal para grasa “vieja”, es decir, grasa difícil de bajar con dieta y ejercicio ya que se ha vuelto demasiado indisoluble. La cavitación facilita la eliminación de grasa haciéndola más blanda.

Masaje de drenaje linfático. Muchos aparatos incluyen un masajeador, que va a servirnos para mover la grasa hacia nuestros puntos de eliminación más cercanos. Este masaje debe aplicarse al final de los tratamientos. No debemos olvidar, sin embargo, que toda la grasa que estamos moviendo debe ser eliminada con dieta y ejercicio.

Ondas ultrasónicas. El ultrasonido se utiliza principalmente en tratamientos faciales, ya que tiene un tipo diferente de onda a la RF (radiofrecuencia). Básicamente, al tener distintos alcances de onda, los diferentes tratamientos actúan mejor sobre distintas capas de la piel. Este es un buen complemento para eliminar arrugas.

Los cabezales pequeños de tres puntas sirven para realizar lifting facial (Foto: pandoraferrari / pixabay.com)

Zona a tratar

Finalmente, y como resumen de nuestra guía de compra, podemos notar que el tipo de aparato que compremos va a depender casi totalmente de nuestra zona a tratar, junto con el espacio que podamos otorgarle al aparato.

Tratamiento facial antiarrugas. Si tu objetivo es mejorar las arrugas y líneas de expresión, te recomendamos adquirir un aparato de radiofrecuencia con forma de lápiz o con cabezal pequeño, que sirva para realizar el tratamiento en las áreas específicas de tu cara.

Tratamiento facial lifting. Si lo que quieres es un efecto lifting, por ejemplo, en los cachetes, te recomendamos que adquieras un aparato de radiofrecuencia con varias puntas, ya que será más fácil pasarlo por estas áreas del rostro. Sin embargo, un aparato de cabezal pequeño también funciona.

Tratamiento corporal celulitis. Para un tratamiento de celulitis, te recomendamos un cabezal grande, ya sea plano o con puntas pero que tenga tamaño suficiente para poder cubrir las áreas más grandes de tu cuerpo, como piernas y glúteos.

Tratamiento corporal pérdida de grasa y reafirmante. Finalmente, si quieres un tratamiento completo que además de mejorar tu piel te ayude a perder tallas, te recomendamos adquirir un tratamiento con complementos de cavitación y masaje.

En Reviewbox, esperamos que este artículo haya sido de ayuda y que tengas una excelente experiencia con tus tratamientos de radiofrecuencia. No olvides que la clave es que todos los tratamientos funcionarán mejor con una dieta balanceada y ejercicio. ¡Hasta la próxima !

(Foto de imagen destacada: pandoraferrari / pixabay.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?