Última actualización: 17/03/2020

Nuestro método

13Productos analizados

20Horas invertidas

4Estudios evaluados

70Comentarios recaudados

Los papeles y documentos, tanto en la oficina como en el hogar, suelen ser un desorden, ya sea porque no tienes un espacio determinado donde colocarlos, o una herramienta que te ayude a organizarlos. Debido a esto, los recopiladores pueden ser tus salvavidas ¡Aprende de ellos a través de este artículo en ReviewBox México!

Tener un objeto designado para la protección de tus documentos es, sin duda, indispensable, pues es normal que cuando más necesitas alguno de estos, no sepas donde buscarlo o incluso lo hayas perdido. Sin duda, la pérdida de un documento pude ser extremadamente grave, y la puedes evitar empleando el recopilador correcto.

Muy probablemente, si este es un producto nuevo para ti, no tengas una idea clara sobre cómo comprarlo, ya que hay muchos modelos diferentes disponibles en el mercado, con características que no sabes comparar. Si este es tu caso, no te angusties demasiado, en esta guía de compra aprenderás lo necesario.




Lo más importante

  • Un recopilador es, en resumidas cuentas, una herramienta de organización de documentos, que permite su almacenamiento, protegiéndolos de cualquier daño o pérdida. Permite normalmente la clasificación categórica.
  • Dentro del mercado hay muchas variantes en cuanto a los modelos de recopiladores, y cada una puede resultar más o menos beneficiosa. Dos a las que debes prestar atención son los recolectores con pinza, que son fáciles de abrir; o los de anillos, que son más seguros.
  • Antes de tomar tu decisión, es importante que conozcas ciertos aspectos que te permitan compara diversas opciones, con el fin de que elijas la mejor para ti. Factores como el tamaño, material, los bolsillos o la seguridad debes tomarlos en cuenta.

Los mejores recopiladores: nuestra selección

El mejor recopilador con anillos y cierre de Five Star

En el primer lugar, tenemos un modelo perteneciente a la marca Five Star, el cual presenta una estructura con anillos, los cuales mantienen en su lugar a los papeles, hojas o documentos que se coloquen dentro de él, así mismo, posee un toque extra de seguridad, ya que tiene un cierre que sella por completo todo adentro.

Aunado a esto, tiene por fuera y por dentro bolsillos, los cuales te permitirán tener contigo todos los materiales que necesitarás durante el día, es duro y firme, hechos de plástico con un revestimiento a prueba de agua.

El recopilador por categorías ideal de Cardinal

En un segundo lugar tenemos este modelo, presentado por Cardinal. Este recopilador permite la clasificación por categorías u orden alfabético de los documentos. Los protege a cada uno con unos bolsillos, donde no correrán riesgo de daños por agua u otro agente externo común.

En este producto se pueden guardar cualquier tipo de documentos, incluyendo títulos o reconocimientos. No daña la tinta, por lo que sus documentos se mantendrán en el tiempo sin dificultad. Tiene una capacidad de hasta 100 hojas por cada pestaña o bolsillo presentes en el diseño.

El favorito de los usuarios online

Como último integrante del top, se encuentra de nuevo un modelo de la marca Five Star, esta vez es un recopilador sencillo con sistema de anillado. No posee seguridad extra, lo cual lo hace un poco menos confiable, pero sí fácil de manejar diariamente. Es una excelente opción para estudiantes que quieran usarlo de libreta.

Los anillos tienen un acabado muy resistente, garantizando hasta un año de funcionamiento sin problemas. Los documentos o papeles se mantienen seguros, sin necesidad de agujerarlos con hoyos muy gruesos, pues los anillos son finos y delicados, pero resistentes, al fin y al cabo.

Guía de compras: lo que necesitas saber sobre los recopiladores

Después de conocer el top tres de los mejores recopiladores en el mercado actual, puede que tu mente esté más clara, comprendiendo la utilidad del producto y el estándar de calidad al que debes aspirar. No obstante, es recomendable que, antes de que ejecutes la compra, conozcas ciertos términos que envuelven a dicho producto.

Mantener el orden de los documentos, tanto en casa como en la oficina, permiten una mayor efectividad en la rutina diaria. (Foto: racorn / 123rf.com)

¿Qué son los recopiladores?

Un recopilador es, básicamente, una carpeta, archivero o folio, el cuál tiene la capacidad de condensar dentro de sí documentos y papeles de importancia, clasificándolos por categoría para hacer la búsqueda de estos más sencilla, en caso de que se necesiten. Impiden que se caigan, reduciendo el riesgo de pérdida considerablemente.

Su forma es rectangular, con un interior relativamente ancho, para poder soportar grandes cantidades de documentos. Puede ser fabricados entre una mezcla de tela y plástico. Algunos modelos contienen cierres o broches para mayor seguridad, así como espacios especialmente diseñados para lápices y borradores.

¿Qué ventajas tienen?

Entre las múltiples ventajas de los recopiladores está la organización de los documentos. Están diseñados para almacenar y proteger tus papeles más importantes y preciados, por lo que impiden que cualquier agente externo los dañe directamente, así como también evita que se salgan de donde están, de modo que no se pierdan.

Probablemente a estas alturas te parezca que los recopiladores son el producto ideal y, a decir verdad, son extremadamente útiles y funcionales. Sin embargo, al igual que cualquier otro producto en el mercado, estos tienen ventajas y desventajas, las cuales es preferible que conozcas bien, para que sepas realmente que estas comprando.

Ventajas
  • No permite que los documentos se salgan
  • Puede almacenar por categorías varios documentos
  • Son muy resistentes
  • Son sencillos de apilar y organizar entre ellos
Desventajas
  • Son grandes, por lo que son tediosos de llevar
  • Algunos pueden ser muy pesados
  • El agua los puede dañar fácilmente

Recopiladores de pinza o de anillos - ¿A qué debes prestar atención?

Cuando llega el momento de comprar, lo más probable es que te expongas a muchos modelos diferentes de recopiladores. Esto puede resultar confuso para ti, y hay dos vertientes que, debes conocer, ambos son muy funcionales, pero cada uno es recomendable para ciertos casos: los recopiladores de pinza y los recopiladores de anillos.

Recopiladores de pinza: Son de los modelos más prácticos y fáciles de manejar. Su diseño se basa en una pinza que se encuentra al lado izquierdo del borde donde se ubican los documentos, dentro del recopilador. Esta se encarga de prensar con fuerza (sin romper) el o los documentos, evitando que se caigan del interior.

Este tipo de diseños son excelentes para documentos que constantemente debas estar sacando, pues se liberan con solo subir la pinza, para que deje de hacer presión. Si bien es muy segura, no es la mejor opción para documentos extremadamente importantes o confidenciales, debido a la facilidad con la que se pueden extraer.

Recopiladores de anillos: Este diseño es el más típico en oficinas o en zonas administrativas. Cuando se habla de recopiladores de anillos, son aquellos que, en la parte donde van ubicados los documentos, tienen entre dos y tres anillos o argollas de seguridad, las cuales se abren con un seguro, y allí se insertan los papeles.

Es un modelo extremadamente seguro, pues la presión con la que cierran las argollas es muy fuerte, además, el papel está insertado en ellas, por lo que es casi imposible que se salgan, a no ser que los saquen voluntariamente. Son perfectas para documentos muy importantes, aunque un defecto es que se debe agujerear el papel para colocarlo.

Recopiladores de pinza Recopiladores de anillos
Nivel de seguridad Medio-alto Muy alto.
Integridad del papel No se afecta de ninguna forma Es afectada ya que se debe agujerear
Practicidad Alta. Media-alta
Resistencia Mediana, la pinza pierde fuerza con el tiempo. Alta, el seguro de los anillos dura mucho tiempo
Cantidad de papel Poca, no recibe una resma de hojas completa Mucha, hasta más de una resma

¿Cuánto cuesta un recopilador?

Al momento de adquirir el producto, es entendible que uno de los puntos que más te intrigue o preocupe es el precio. En el caso de los recopiladores, el coste es muy asequible, ya que es un elemento que se necesita en casi cualquier lado, para mantener el orden.

Si estas pensando en comprar un modelo con pinza, sencillo para almacenar algunos documentos, el precio lo encontrarás entre 100 MXN y 200 MXN. En caso de que desees los modelos con anillos o argollas, con mayor capacidad, el precio puede aumentar hasta 400 MXN e incluso 600 MXN dependiendo del modelo.

¿Dónde comprar un recopilador?

El lugar donde decidas adquirir tu recopilador es importante, pues debes contar con una amplia variedad de modelos, para que puedas tomar la decisión más acorde a tu necesidad. En el caso de las tiendas físicas, hay múltiples opciones, como lo son la papelería Dabo y la papelería El Globo.

Si eres del tipo de cliente que prefiere las compras por internet, hay diferentes opciones en la web que pueden funcionar para encontrar tu recopilador ideal. Páginas como Lumen, Papelería Económica y Papelería Cornejo son algunos ejemplos que pueden resultarte útiles durante tu proceso de compra.

Otras excelentes opciones siempre serán Amazon México y Mercado Libre México, donde no solo podrás realizar la compra desde casa, sino con seguridad, ya que podrás ver las opiniones del público y reputación del vendedor. Aunado a ello, contarás con la protección de la página sobre tu orden de compra, en caso de inconvenientes.

Criterios de compra

En este momento puede que tengas una idea bastante clara sobre que es un recopilador, e incluso ya sepas cuál es el más conveniente. No obstante, es importante que tengas en cuenta ciertos aspectos que te permitan comparar varias opciones, haciendo más fácil el proceso de selección y compra.

Material

Dentro de las variedades de modelos, también hay distintos materiales en los que están fabricados los recopiladores, y por ello, es bueno que conozcas las características de cada uno de ellos, para que tomes tu decisión.

Tela/cuero: Este tipo de material es el más común. Es suave y moldeable, muy cómodo de manejar y llevar. Normalmente se desgasta y ensucia con mucha facilidad, y se puede manchar, haciendo tediosa la limpieza. En el caso del cuero, se puede comenzar a despellejar. Es excelente para uso personal.

Plástico/cartón: Son duros y resistentes, perfectos para ambientes laborales o de oficina. Estos modelos suelen tener un alto índice de durabilidad, protegiendo a los documentos contra caídas y agua. Pueden ser pesados e incómodos de llevar, pero excelentes para grandes cantidades de documentos.

Seguridad

Si bien las pinzas o argollas son un medio de seguridad, hay otros métodos que emplean los recolectores para ser aún más seguros, protegiendo completamente tus documentos. Cada medio tiene su ventaja y desventaja, por lo que te puede convenir más uno u otro dependiendo de lo que necesites.

Seguro con cierre de cremallera: En este caso, además de la pinza o los aros para asegurar los documentos, el recolector se cierra completamente con una cremallera, evitando que cualquier objeto dentro de este salga. El cierre puede perjudicar los bordes del papel, pero evita pérdidas. Excelentes para documentos personales.

Seguro con broche: Este tipo de medida de seguridad es un poco menos fiable, pero más sencilla de manejar, ya que son solo desprender el broche tienes acceso a los documentos. No perjudica al papel, como normalmente pasa con las cremalleras. Es perfecto para documentos de uso frecuente.

La rutina en la oficina puede ser mucho más sencilla con el recopilador adecuado, ya que tendrás todo lo necesario para tus actividades en un solo lugar. (Foto: lightfieldstudios / 123rf.com)

Bolsillos

Los recopiladores cuentan con ciertas características internas, como son la integración de bolsillos o ranuras para guardar lápices, borradores o cualquier otro elemento que pueda resultar de utilidad al momento de usar los papeles que se encuentran en su interior. Este tipo de modelos son excelentes para uso escolar.

Los bolsillos pueden ser una ventaja o desventaja, dependiendo de cómo los utilices. El llenarlos demasiado puede hacer que sea más pesado aún el recopilador. No obstante, son muy útiles para guardar aparte elementos iguales o más importantes. Si no se tiene bolsillos, se puede usar mejor el espacio, además de preservar los documentos.

Tamaño

Por último, el tamaño del recopilador es un punto de importancia, pues determinará el tamaño en el que el documento podrá estar para que se almacene. Debes considerar entonces cuál es, normalmente, la medida empleada para impresiones que más usas.

Medida estándar: La medida más común para los recopiladores es el tamaño carta, ya que suele ser el más utilizado para la impresión de documentos. Si deseas guardar cualquier tipo de papel personal o empresarial, estas no deben faltar.

Medidas extremas: Al referirnos a medidas extremas, es que no tienen un punto medio, o son muy pequeñas o son muy grandes. En el caso de las pequeñas, puedes encontrar recopiladores de tamaño media carta, perfecto para notas. Mientras que en el caso de los grandes, está el de tamaño oficio y extra oficio, para todo tipo de papel.

(Foto de imagen destacada: allexxandar/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Sara León Redactora
Sara es Lic. en Pedagogía, con especialidad en Necesidades Educativas Especiales. Su amor por los niños la ha llevado a trabajar con distintas fundaciones que atienden a niños con Síndrome de Down. Ama el arte, en especial la pintura. También disfruta de juegos de mesa en familia y con amigos, y su gusto culposo es cocinar comida italiana.