Última actualización: 16/05/2020

Nuestro método

14Productos analizados

24Horas invertidas

5Estudios evaluados

78Comentarios recaudados

Bienvenido nuevamente a ReviewBox! En esta oportunidad te hablaremos del rubor, un producto cosmético utilizado para definir, enmarcar y afinar el rostro, principalmente en el área de los pómulos y las mejillas. Además disimula imperfecciones e ilumina la piel.

Este fantástico accesorio de maquillaje se puede encontrar en gran variedad de colores, texturas, formatos, marcas y calidades, adaptados a cada estilo y presupuesto. A lo largo del artículo te comentaremos cuáles son las distintas variantes de este producto para que escojas la que más se adecue a tus preferencias.

También te informaremos acerca de los modelos de rubores mejor valorados y más vendidos en internet, sus diferentes costos, y los sitios comerciales donde puedes adquirirlos, para que realices las mejor elección de compra de acuerdo a tus intereses y necesidades.




Lo más importante

  • El rubor es un accesorio cosmético utilizado para mejorar la apariencia del rostro y destacar determinadas áreas del mismo, principalmente en la zona de los pómulos y las mejillas. Este producto además disimula imperfecciones, ilumina y rejuvenece la piel.
  • Hay gran variedad y surtido de rubores, entre los que se destacan los polvos, las cremas, los líquidos y los geles, que se diferencian entre sí, principalmente, por su poder cubritivo, modo de aplicación, duración, los tipos de pieles para los que están indicados, etc.
  • Es muy importante que antes de adquirir un rubor tengas en cuenta algunos factores relevantes, como puede ser tu color y tipo de piel, edad, y los modos correctos de aplicación de acuerdo a la variante de rubor que elijas, entre otros aspectos destacados.

Los mejores rubores: nuestras recomendaciones

A continuación te brindaremos un listado con los 5 rubores mejor valorados por los usuarios en internet, y te describiremos sus principales características para que puedas compararlos entre sí y elegir el modelo más apropiado para ti de acuerdo a tus gustos, necesidades y posibilidades de compra.

E.L.F Cosmetics Polvo Iluminador Y Rubor

Este excelente cosmético está compuesto por Highlighter, que es un rubor en polvo que ilumina y da brillo a la piel y Blush, que le da el toque de color final para que tu rostro quede perfecto. Sus tonos rosados son sumamente naturales y delicados, por lo que resultan ideales para usar durante el día.

Este fantástico producto de maquillaje, de primera calidad y larga duración, está enriquecido con jojoba, girasol, albaricoque y uva, que nutren e hidratan la piel. Solo necesitas aplicar un poco de rubor en polvo en las mejillas y luego agregar el iluminador sobre los pómulos, frente y escote para que tu cutis quede luminoso y suave.

Rubor Facial Dream Matte Blush Maybelline

Este fabuloso rubor en crema de Maybelline tiene un acabado mate natural que deja la piel libre de brillo y grasa. Su textura cremosa cubre todo tipo de imperfecciones, como lineas de expresión, barritos, o poros abiertos, dejando una apariencia totalmente natural.

Además, su aplicación resulta muy sencilla, es a prueba de agua, y dura muchas horas puesto sin correrse ni manchar tu piel. Por otra parte, sus colores rosados vibrantes se adaptan a las distintas tonalidades de cutis, otorgando luz e intensidad al rostro.

E.L.F Cosmetics Paleta de Rubores en Crema

Esta estupenda paleta de rubores en crema ofrece cuatro tonalidades cálidas de la gama de los rosas y marrones, que dan un efecto suave, natural y luminoso en la piel. Su textura cremosa es fácil de mezclar y permite combinar los distintos pigmentos y crear tus propios tonos.

Estos colores clásicos y atemporales quedan bien con todos los estilos y looks, ya que dan un aspecto fresco y natural al rostro. Este magnífico producto cosmético resulta una opción perfecta para disimular imperfecciones, destacar tus mejillas y pómulos, y lucir mucho más joven.

L'Oréal Paris Rubor En Polvo

Este bellísimo rubor en polvo tiene una fómula que lo hace muy fino e ideal para cubrir imperfecciones e iluminar la piel, sin dejar una apariencia pesada y artificial en el rostro. Su tono durazno es muy delicado, y queda excelente en todas las tonalidades de cutis.

Este increíble producto tiene además la garantía de calidad que le da una marca premium como lo es L´Oréal Paris. Una magnífica alternativa para el maquillaje diario de larga duración, adaptable a todos los estilos personales, edades, tipos de piel, y momentos del día.

Revlon Rubor en Polvo para Mejillas

Estos hermosos rubores de Revlon están diseñados en distintas variantes para ajustarse a todos los tipos de pieles y estilos personales; por ello los puedes encontrar en acabados mates, satinados y luminosos. Además vienen en gran variedad de tonos, desde pasteles hasta colores intensos.

Estos productos de maquillaje se caracterizan por su calidad, duración y versatilidad. Aparte tienen una formula suave y sedosa que deja la piel rejuvenecida y libre de imperfecciones y oleosidad, por lo que son una opción magnífica para cualquier momento del día.

Guía de compra: Lo que necesitas saber sobre el rubor

Esta guía de compra tiene como principal objetivo informarte acerca de las características más importantes del producto que te interesa comprar. Por ello te contaremos cuáles son las particularidades principales de los rubores, incluyendo sus ventajas y sus aspectos no tan beneficiosos.

Los rubores iluminan el rostro y mejoran la apariencia de la piel. (Foto: warrengoldswain / 123rf.com)

¿Qué es el rubor y qué ventajas tiene?

El rubor es un producto de maquillaje que se suele aplicar con brocha, pincel o esponja, y sirve principalmente para iluminar, afinar o destacar el área de los pómulos y las mejillas. También se utiliza para homogenizar la tonalidad del rostro y mejorar el aspecto de la piel a través de sus múltiples texturas y colores.

Este artículo cosmético es ideal para disimular imperfecciones y definir los rasgos de acuerdo a nuestras preferencias; por ello en el mercado se pueden encontrar infinidad de modelos, formatos, tamaños, marcas y tipos de rubores adaptados a cada estilo, necesidad y presupuesto.

Entre sus numerosas ventajas, este fantástico producto de cuidado personal es sumamente versátil, práctico y cómodo, ya que lo podemos transportar en el bolso o cartera, y llevarlo a cualquier sitio, donde podremos aplicarlo en pocos minutos y lograr una apariencia natural, fresca y juvenil en nuestro rostro.

Ventajas
  • Disimula imperfecciones
  • Ilumina el rostro
  • Otorga una apariencia más fresca y juvenil
  • Es práctico, cómodo y versátil
  • Hay gran variedad y surtido de texturas y colores
Desventajas
  • Algunas texturas son demasiado grasosas
  • En ciertos casos el efecto dura poco tiempo
  • Puede resultar difícil de aplicar al principio
  • Hay texturas que pueden manchar la piel
  • Algunos colores quedan artificiales

Rubor en polvo, en crema, líquido o en gel - ¿A qué debes prestar atención?

Hay gran variedad de modelos y texturas de rubores, adaptados a cada gusto y necesidad. A continuación te describiremos sus particularidades más importantes para que los compares entre sí y escojas la variante que más se ajuste a tus gustos y estilo personal.

Rubor en polvo. Este rubor es el más común, básicamente porque es el más sencillo de usar y de encontrar en el mercado; además queda bien en todo tipo de pieles. Para su aplicación solo tienes que esparcirlo suavemente con una brocha en las zonas que deseas retocar o iluminar (sin excederte con la cantidad).

Rubor en crema. El rubor en crema deja la piel con más brillo y luminosa, y se puede aplicar con los dedos, una esponja de maquillaje, o una brocha (aunque no es lo más común ni recomendable). Es ideal para pieles secas y maduras, pero no así para el cutis graso, ya que podría generar mayor oleosidad.

Rubor líquido. Este tipo de rubor, que funciona para todo tipo de pieles, tiene larga duración y es a prueba de agua, por lo que resulta una buena opción para estar maquillada todo el día. Sin embargo es un poco complicado de aplicar y puede dejar manchada la piel si no se esparce bien.

Rubor en gel. A pesar que su consistencia es más húmeda, este rubor está recomendado para pieles mixtas y grasas, ya que la mayoría son libres de aceite y se secan muy rápido una vez que se aplican, por lo cual resultan difíciles de esparcir en las pieles secas. Al igual que el rubor en crema, se suele aplicar con los dedos o esponja.

En polvo En crema Líquido En gel
Complejidad de uso Poca complejidad Complejidad media Complejidad media a alta Complejidad media
Tipo de piel Todo tipo de piel Piel seca Todo tipo de piel Piel mixta o grasa
Efecto Natural Luminoso Natural (si está bien aplicado) Natural
Modo de aplicación Pincel o brocha Dedos o esponja Variable Dedos o esponja
Duración Duración media Larga duración Larga duración Corta duración

¿Cuánto cuestan?

Los precios de los rubores varían de acuerdo a sus texturas, colores y marcas, entre otros aspectos. En el siguiente párrafo te comentaremos cuáles son los costos aproximados de este producto para que tengas una referencia de los valores comerciales.

En el mercado puedes encontrar rubores desde 100 MXN hasta 1,400 MXN, o más, dependiendo de las características antes mencionadas. Sin embargo, también hay excelentes modelos y marcas de rubores a precios intermedios de entre 300 MXN y 500 MXN.

¿Dónde comprar?

Los rubores son un producto cosmético muy utilizado por las mujeres en todo el mundo; por ello se pueden conseguir fácilmente en tiendas comerciales como Liverpool, Sears, y El Palacio de Hierro, entre otras, donde encontrarás gran surtido de modelos y precios.

También puedes encontrar una amplia variedad de rubores por internet, a través de páginas virtuales como Amazon, Ebay y Mercado Libre, entre otras. El sistema online además te brinda la ventaja extra de realizar la compra desde tu casa, donde aparte tienes la opción de recibir el pedido.

Criterios de compra

En esta última sección del artículo te contaremos cuáles son los criterios de compra que no debes perder de vista al momento de elegir un rubor, ya que entre tanta variedad de modelos te puede resultar complicado escoger el tipo perfecto para ti. ¡Esta información te será de gran ayuda!

  • Color de piel
  • Tipo de piel
  • Aplicación
  • Edad

Color de piel

Uno de los aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de escoger un rubor es la tonalidad de tu piel, ya que de acuerdo a ella podrás elegir un color que se adapte e integre de manera natural y estética. Aquí te daremos algunas sugerencias, aunque la decisión final tendrá que ver con tus preferencias personales.

Piel clara o blanca. El rosa pálido es por excelencia el color más recomendado para las pieles blancas, aunque también puedes elegir tonos como el melón, durazno o marrones claros, que se integran muy bien, aportando suavidad, delicadeza y luminosidad al rostro.

Lo importante es que cuanto más clara sea la piel más claro sea el rubor, ya que quedará más natural y sutil, a diferencia de los colores muy oscuros que generan demasiado contraste, endurecen las facciones y dan una apariencia artificial y demasiado sobrecargada.

Piel morena. Para las pieles morenas quedan muy bien los colores terracota, durazno oscuro, bronce, o ámbar; sin embargo también se ven fantásticos los tonos los rosas intensos y rojos, ya que esta tonalidad de cutis es la que mejor combina con los múltiples colores de rubor.

Piel oscura. Si tu piel es oscura, lo ideal es que escojas tonos de rubor mandarina, fucsia, uva y café, entre otros, dado que para esta tonalidad de cutis quedan muy bien los colores vivos e intensos. Lo importante es que realcen e iluminen tu color natural de piel.

El tono de rubor debe ser compatible con tu color de piel para quedar natural. (Foto: Daria Minaeva / 123rf.com)

Tipo de piel

El tipo de piel que tengas determinará la variante de rubor más indicada para ti, ya que ciertas presentaciones pueden ser contraproducentes para determinados cutis. A continuación te aconsejaremos qué productos son más convenientes de acuerdo a las características de tu dermis.

Piel seca. Para las pieles secas se aconsejan los productos más grasos, como los rubores en crema, ya que puedes esparcirlos con mayor facilidad sin que deje tu cutis graso. Los rubores en polvo y los líquidos están recomendados para todo tipo de pieles, por lo cual también son una muy buena opción.

Piel grasa. Para las pieles grasas los rubores más recomendados son las variantes en gel, ya que a pesar de ser más húmedas se secan con mayor rapidez y no suelen contener aceites (como mencionábamos en el cuadro de variables). También puedes usar polvos o productos líquidos.

Piel mixta. Las pieles mixtas suelen tener una zona del rostro grasa, que normalmente incluye la frente, la nariz y la barbilla, y el resto de las áreas con tendencia a resecarse. Por ello debes escoger un rubor que se ajuste al tipo de piel que poseas en la zona del rostro en que lo utilices.

Si lo vas a usar en toda la cara mezcla distintos productos: por ejemplo puedes usar un rubor en crema para la zona de las mejillas y pómulos, y un rubor en gel para el área de la frente, la nariz, y la barbilla. También puedes utilizar rubores en polvo o líquidos, que son para todo tipo de pieles.

Aplicación

El tipo de rubor que utilices deberá ser aplicado con un determinado elemento complementario, como puede ser una brocha, pincel, esponja húmeda o de maquillaje, o tus propios dedos. A continuación te comentaremos cuáles son los elementos correctos a la aplicación de cada rubor.

Brocha o pincel. El rubor en polvo siempre se aplica con pincel o brocha, lo que facilita y agiliza la aplicación. Lo recomendable es que antes de utilizar el pincel o la brocha sacudas el excedente de maquillaje que haya quedado para no sobrepasarte con la cantidad de rubor.

En el mercado puedes encontrar gran variedad de pinceles y brochas para aplicar el rubor. Para seleccionar el/la correcto/a debes calcular el tamaño de tu rostro y escoger un producto que sea acorde con el mismo, es decir, ni mucho más grande, ni tampoco pequeño.

Esponja. Los rubores en crema y en gel se aplican con una esponjita húmeda pequeña o, preferentemente, con una esponja de maquillaje. Este elemento es muy práctico para esparcir el maquillaje con mayor fluidez y facilidad, y también para sacarlo más rápidamente.

Dedos. Para algunas mujeres el método más cómodo y sencillo para aplicarse el rubor, sobre todo si es en crema, en gel, o líquido, es usar los propios dedos. Si bien este sistema es más funcional, puede resultar poco higiénico; por ello debes lavarte bien las manos antes de aplicarte el maquillaje de este modo.

Las brochas resultan muy cómodas y prácticas para aplicar los rubores en polvo. (Foto: Petar Dojkic / 123rf.com)

Edad

Con el paso de los años comienzan a aparecer las primeras líneas de expresión, arrugas y pérdida del brillo natural de nuestra piel; por ello hay rubores indicados para cada edad y necesidad. Cabe aclarar que no todas las mujeres atraviesan los mismos procesos de envejecimiento.

Entre 20 y 30 años. En este margen de edad la piel se ve joven, fresca y suave, por lo cual no es recomendable usar rubores pesados (como los de crema). Si tienes acné puedes usar rubores líquidos o en gel, sino solo será suficiente con un producto es polvo liviano, que no endurezca tus facciones.

Entre 30 y 40. Si bien en esta etapa no suelen presentarse aún arrugas profundas, sí pueden aparecer las primeras líneas de expresión y la pérdida de luminosidad. En este caso es recomendable es que utilices un rubor en crema para dar brillo al rostro y tapar imperfecciones.

Entre 40 y 50. A partir de los 40 años empiezan a aparecer las primeras arrugas notorias; por ello lo ideal es que uses un rubor líquido, por ejemplo, que tiene buen poder cubritivo y su efecto te dura todo el día. Ten en cuenta que este tipo de rubor no es tan simple de aplicar al principio.

60 años en adelante. Como mencionábamos previamente, no todas las mujeres se ven igual a la misma edad, por lo cual los rubores que seleccionemos dependerán principalmente de cómo nos veamos. Recuerda que no es conveniente sobrecargar, ya que podría generar un efecto adverso, pronunciando más las arrugas.

A partir de los 60 años puedes combinar distintas opciones de rubores, como líquidos y polvos, teniendo precaución de no exagerar con la intensidad de los colores. Más allá del estilo personal, lo recomendable es que realces tus rasgos más atractivos y luzcas natural.

(Foto de imagen destacada: Olena Yakobchuk / 123fr.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Daniela Yacub Periodista
Daniela es periodista y psicóloga social, sin embargo, ha sabido llevar su carrera a la par de sus deberes como madre de familia. Su principal hobby es la lectura; para ella es mundo de las palabras es, sin duda, su lugar favorito, aunque también en su tiempo libre disfruta del yoga. Ha escrito artículos periodísticos sobre actualidad política y cultural.