Última actualización: 16/02/2020

Nuestro método

16Productos analizados

24Horas invertidas

5Estudios evaluados

74Comentarios recaudados

Gracias por visitarnos en ReviewBox. Queremos ayudarte a que tu hogar sea lo más práctico, cómodo y armónico posible, y sabemos que no solo tú lo notas, sino también tus huéspedes. Hoy pensamos en ellos para hablar de un producto que no solo aporta belleza a tu sala, sino una opción para el descanso de tus invitados: el sofá cama.

Los sofás cama nos ofrecen 2 funciones básicas: funcionan como un sillón corriente para sentarse y puede modificar su forma y estructura para ampliar su tamaño y convertirse en algo similar a una cama para acoger a invitados y brindarles horas de descanso.

A lo largo de este escrito conocerás los tipos de sofás cama que podrás encontrar, las características que se adaptarán a los diferentes contextos en los que puedas encontrarte y, por supuesto, te mostramos cuáles son los modelos más destacados en cuanto a calidad, precio, marca y funcionalidad que podrás encontrar.




Lo más importante

  • Los sofás cama son muebles que funcionan principalmente como sillón, pero que pueden transformar su forma para descubrir un espacio mayor similar al de una cama, en el que pueden reposar visitantes y huéspedes cuando sea necesario.
  • Existen básicamente 2 tipos de sofás cama: los sólidos, que son aquellos que están formados de estructuras sólidas como madera o hierro; y los inflables, los cuales necesitan de aire para adoptar su forma tanto de sofá como de cama. Cada uno de ellos te ofrecerá una experiencia diferente.
  • Existen 4 factores que podrás tomar en cuenta antes de comprar un sofá cama. Hablamos de su mecanismo de abertura, el espacio en el cual desees o puedas ubicarlo, el material de relleno que contiene y el tamaño y capacidad de personas que podrá adoptar.

Los mejores sofás cama: nuestros favoritos

Son muchas las opciones que encontrarás en el mercado, tantas que quizá no veas el mismo modelo en varias ocasiones. Por ello hemos hecho una búsqueda exhaustiva y resumimos brevemente las características de las 5 opciones más destacadas de todas. ¡Disfrútalas!

El mejor sofá cama para la sala

Se trata de un sofá inflable de vinilo que puede moldearse para convertirse en cama de tamaño queen. Cuenta con 2 válvulas para un inflado y desinflado de velocidad. Mide 231 centímetros de ancho, 193 de altura y 71 de profundidad, y puede soportar hasta 272 kilogramos de peso.

Cuenta también con sujetadores de vasos y reposabrazos cómodos. Dependiendo del lugar donde lo ubiques y el tiempo que pase allí, será necesario retocar su inflado cada cierto periodo para que vuelva a llegar a su tope máximo. La pieza total tiene un peso de 9,75 kilogramos.

El mejor sofá cama de diseño moderno

Este compacto y práctico sofá en forma de sillón mide 71 centímetros de altura cuando está contraído. Luego de desarmarlo para transformarlo en cama de forma fácil y rápida, cuenta con 22 centímetros de espesor, 99 de ancho y 179 de largo, lo que podría ser suficiente para una persona de estatura promedio.

Está fabricado con poliuretano y su tonalidad azul podrá adaptarse a tus espacios. Su mejor característica es su tamaño, ya que podrá guardarse con facilidad si no se necesita, o posicionarlo permanentemente en cualquier esquina.

El sofá cama de mejor calidad

Este sofá cama está fabricado de espuma de alta densidad con soporte de certificación CertiPUR, lo que garantizará tu confort. Tiene un espesor de 20 centímetros y una suave cubierta de tela de lino gris. Con solo un movimiento, podrás transformar su aspecto de sofá para varias personas a cama al instante.

Cuando está en modo cama es una excelente opción para acostar niños y adolescentes gracias a su firmeza y comodidad. También se adapta a salas de juego, salas de estar, habitaciones y otros espacios dentro de tu hogar.

El mejor sofá cama para oficinas

Este modelo tiene la apariencia inicial de un sofá para sala de estar común y corriente, pero logra adaptar hasta 3 posiciones reclinables hasta convertirse en una superficie plana para simular una cama. Tiene un peso total de 35 kilogramos y podrás emplearlo para decorar tus espacios mientras no esté desplegado.

Mide 181 centímetros de largo, 95 de ancho y 25 de grosor, y su cubierta de tela de lino o es de color chocolate para que pueda adaptarse de forma elegante a tu decoración. Su tamaño es perfecto para abarcar a una persona adulta.

El mejor sofá cama individual

Perteneciente a la misma marca del 1er lugar, este modelo resulta más compacto, pequeño y práctico. En su forma de sillón, muestra versatilidad para una persona y en su versión de cama se adapta perfectamente para dormitorios estudiantiles, habitación de huéspedes o simplemente espacios estrechos.

Se trata de un modelo inflable con válvulas de alta calidad para su inflado y desinflado. Cuenta con 109 centímetros de ancho, 220 centímetros de largo y 66 de altura, y su peso es de apenas 4.67 kilogramos. Su superficie está forrada con tela aterciopelada e impermeable, y sus laterales con vinilo.

Guía de compras: lo que necesitas saber sobre los sofá cama

Los sofás cama son una opción cómoda para tu sala de estar y práctica a la vez, que podrá ampliarse siempre que tus huéspedes o invitados lo ameriten. Pero ahora es el momento de hablar más a fondo y conocer todos los detalles sobre estos muebles.

Los sofás cama sólidos suelen brindar mucho más confort que los sofás cama inflables (Foto: Freepik / Freepik)

¿Qué es un sofá cama y qué ventajas tiene?

Los sofás cama son una variación de los sofás cuya estructura puede modificarse para convertirse o asemejar una cama. Todo con el fin de conseguir más espacio y darle una utilidad diferente, más allá de un simple sillón.

Estos modelos han conquistado el mundo gracias a su versatilidad y capacidad de tornarse más compacto y pequeño para evitar ocupar espacio. Ahora te nombraremos algunas de las mejorías que conseguirás al adquirir uno y hacerlo parte de tu hogar.

Ventajas
  • Ahorro de espacio
  • Adaptabilidad para diferente cantidad de personas
  • Diferentes modelos para elegir
  • Diversidad en tamaños
Desventajas
  • No son tan cómodos como una cama
  • Algunos materiales pueden ser débiles
  • Algunos necesitarán máquinas para su inflado

Sofá cama inflable o sólidos- ¿A qué debes prestar atención?

Podemos encontrar muchas maneras de transformar un sofá cama, pero antes de conocerlas, debemos conocer las diferencias de los modelos inflables o sólidos, para saber cuál de ellos se adaptará mejor a lo que necesitamos

Inflable. Son ideales para cuando necesitas emplearlos solo esporádicamente y mantenerlos reservados el resto del tiempo; también para lugares con poco espacio. Aunque no son tan resistentes como los modelos sólidos, suelen ser más asequibles. Para su funcionamiento necesitarás una máquina que le brinde el inflado que necesita.

Sólido. Estos modelos tienen como característica que su menor tamaño será aquel que adopten en su postura de sillón o sofá, por lo que podrás ubicarlo en tu sala de estar, estudio o habitación. Su precio suele ser mayor, pero también lo será su resistencia y durabilidad. Cuando necesites emplear la cama, solo deberás transformarlo.

Inflable Sólido
Espacio sin uso Puede desinflarse y guardarse en caja Ocupará un espacio designado
Resistencia Media Alta
Requerimientos de uso Máquina para inflar Listo para usar
Costo Menor Mayor

¿Cuánto cuesta un sofá cama?

Debido a su diversidad de funciones y su habilidad para adaptarse al mueble que necesitas, los sofás cama pueden ser costosos, aunque encontrarás algunas opciones realmente accesibles. Por ejemplo, encontrarás modelos desde 460 MXN.

En general, podrás encontrar un rango de precios que va desde los 1,100 MXN hasta los 5,000 MXN. Aunque las opciones de mayor tamaño, mayor comodidad, mejor material y marca reconocida podrán ubicarse por encima de los 15,000 MXN y 25,000 MXN.

Los sofás cama en modo de sillón son perfectos para acoger a una persona y ahorrar espacio en las habitaciones. (Foto: anikasalsera / 123rf)

¿Dónde comprar un sofá cama?

Si te has decidido y quieres equipar tu casa con un sofá cama, puedes encontrar diversos modelos en establecimientos dedicados a artículos para el hogar, mueblerías y hasta colchonerías. Verás diversas opciones en Linio, Elektra, Walmart, Liverpool, Sears y comercios similares.

Pero si prefieres revisar una mayor cantidad de opciones de manera virtual, apúntate a ver los modelos existentes en Amazon, Mercado Libre, Alameda y las tiendas en línea de las empresas mencionadas en el párrafo anterior.

Criterios de compra

Seguramente lo primero que llamará nuestra atención cuando hablamos de sofás camas será su aspecto para que combine con nuestra decoración. Pero la verdad es que hay varios aspectos a considerar más allá de este. Aquí te dejamos la lista.

Abertura

La manera en la cual se desplegará nuestro sofá para convertirse en cama es una de las variables que pueden hacerlos escoger una u otra opción. Por eso aquí te nombramos las modalidades de abertura más frecuentes.

Clic clac. Este es uno de los modelos más prácticos económicos, ya que solo deberás separar el mueble de la pared en la que esté apoyado y recostar su espaldar para lograr una forma plana. Con los años, este modelo puede deformarse un poco del lado que recibe más peso (donde las personas se sientan).

Futón. El futón es muy similar al modelo clic clac, con la diferencia que su base y su área acolchada son piezas separadas. De igual manera, podrás recostar el espaldar para formar una cama plana en la que, usualmente, cabrán 2 personas.

Deslizante. En este caso, el sofá “guarda” la cama debajo de sí, entre su base. Para descubrirlo, solo será necesario jalar la parte inferior y empujarla cuando necesitemos guardarla. Como beneficio, el área de asiento no suele formar parte necesaria de la cama, por lo que podrá resistir por mucho más tiempo.

Italiano. En este caso, el sofá guarda una cama en su interior, bajo los asientos, por lo que solo deberás moverlos hacia tu cuerpo para descubrir su contenido y lograr el despliegue completo. De todos los modelos, este puede ser el más versátil y duradero, gracias al desarrollo en su tecnología.

Sillón cama. En este caso, se trata de un sillón individual que se desplegará para formar una cama individual. Usualmente es necesario “desenrollar” su asiento para que sea más largo. Suelen ser muy económicos, pero mucho menos cómodos que las opciones anteriores.

Delfín. Este tipo de sofá cama suelen ser más amplios. Una de sus bases resulta ser un cajón que guarda una extensión para los cojines del asiento, por lo que luego de desplegado, quedará un compartimiento en el que pueden guardarse diversas pertenencias como ropa, bolsos o sábanas.

Ubicación

Antes de seleccionar el modelo de sofá cama que prefieres, es importante estudiar con detenimiento en qué lugar planeas posicionarlo. Aquí te dejamos las opciones más recomendadas para los espacios más comunes.

Sala de estar. Si en nuestra sala de estar no contamos con muebles, un sofá cama puede ser el protagonista de nuestra decoración. Los modelos sólidos de abertura italiana y delfín son excelentes opciones, dado a su grado de resistencia (ya que seguramente se emplearán muy a continuo) y variedad de modelos que podrás encontrar.

Habitación. Dependiendo del espacio en la habitación podemos seleccionar varios modelos. Si tienes poco espacio, opta por modelos inflables que puedan guardarse mientras no haya visita. En este caso, el sillón cama es una buena opción tanto para sentarse esporádicamente como para descansar.

Estudio. Puedes ubicar un sofá cama en el estudio para tomar la siesta y descansar de tanto trabajo o para recibir huéspedes. Si deseas que se mantenga permanentemente, puedes optar por sillón cama (si cuentas con poco espacio) o modelos clic clac o futón (si el espacio es más amplio).

Habitación de huéspedes. Ya que esta recámara está creada específicamente para recibir invitados, puedes prepararla con un buen sofá cama deslizante, italiano o delfín; y si el espacio lo permite, mantener cerca un modelo inflable para esos casos en los que la cantidad de huéspedes sea mayor.

Los sofás cama de futón contienen cojines acolchonados que, luego de estirarlos, podrán simular una cama para 2 personas, usualmente. (Foto: Salochin / Pixabay.com)

Material de relleno

El material con el cual esté relleno tu sofá cama y sus cojines y áreas acolchadas dirá mucho sobre su durabilidad, vida útil, comodidad y muchas otras variables. Aquí te dejamos las opciones más comunes en de relleno.

Plumas. Gracias a su flexibilidad, elasticidad y suavidad, el relleno de plumas suele salir triunfante siempre. Este relleno brindará una firmeza al cojín por mucho tiempo, así como una sensación de confort al sentarte y acostarte sobre él. Luego de un periodo, será necesario renovarlas.

Material sintético. Aunque no se siente tan suave como las plumas, suele ser bastante resistente y más económico, así como impermeable. Es una buena opción para quienes no deseen relleno de plumas o para aquellos alérgicos a ellas. Para estas últimas personas, están también disponibles materiales hipoalergénicos.

Espuma. Posiblemente sea la opción más económica, pero posiblemente la menos cómoda. Aunque tienden a ser bastante duraderos, es necesario verificar que la espuma del sofá cama que deseamos no sea demasiado dura o, por el contrario, demasiado débil para tu gusto.

Tamaño y capacidad

Tu sofá cama podrá tener la capacidad que tú prefieras, siempre tomando en cuenta el espacio que tengas para ella y el presupuesto disponible. Te mostramos los tamaños usuales que podrás encontrar en los diferentes modelos.

Individual. Un modelo que solo abarque una persona cómoda será la opción ideal para espacios pequeños, habitaciones tipo estudio y oficinas. Puedes encontrar estas opciones en los modelos de abertura sillón cama, clic clac y la mayoría de los modelos inflables.

Matrimonial. Esta elección suele ser la más solicitada gracias a su capacidad de 2 personas. Puedes ubicarlo en salas de estar o habitaciones de huéspedes, y lo encontrarás en los modelos futón, deslizante, italiano y delfín, y algunas opciones inflables.

Múltiple. Aunque es menos común de encontrar, algunos sofás cama sólidos tendrán espacio para albergar hasta 3 y 4 personas. Podrás ver estas presentaciones principalmente en modelos italianos y algunos delfín.

(Foto de imagen destacada: AnikaSalsera / 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?