Última actualización: 01/03/2020

Nuestro método

18Productos analizados

31Horas invertidas

8Estudios evaluados

88Comentarios recaudados

Bienvenido de nuevo a ReviewBox. La mayoría de los adultos recomienda tomar mucha vitamina C antes de la temporada de invierno, para evitar una enfermedad en las vías respiratorias pero, ¿sólo sirve para eso? En este artículo te lo explicamos.

La vitamina C es un nutriente que si bien ayuda tener el sistema inmunológico saludable, ayuda también a absorber mejor el hierro, a producir más colágeno que permita la cicatrización de las heridas y su consumo pudiera hacer más corto el tiempo de un resfriado, más no evitarlo por completo.

También reduce los niveles de estrés porque ayuda a relajar el sistema nervioso, así que la vitamina C es una gran alternativa de salud. Si te interesa empezar a consumirla como suplemento, en este artículo encontrarás información muy valiosa sobre las presentaciones que existen en el mercado.




Primero lo más importante

  • La vitamina C es un nutriente que funciona como antioxidante en el cuerpo. Le ayuda a producir colágeno, a recibir mejor el hierro y a fortalecer el sistema inmunológico, responsable de evitar el desarrollo de distintas enfermedades.
  • Existen varios tipos de presentaciones de vitamina C porque se trata de un suplemento con muchas ventajas y beneficios para el organismo. Encuéntrala en pastillas o comprimidos, cápsulas, suero, inyecciones intramusculares o polvo.
  • Antes de comprar alguna presentación de vitamina C, es importante que consideres si quieres tomar la vitamina sola o combinada con algún otro nutriente que te dará efectos diferentes. Presta atención a la dosis de acuerdo a tu edad y con qué otros medicamentos no debes consumirla.

Ranking: Las 5 mejores presentaciones de vitamina C

[/kb_productlist]

1er Lugar – Sunkist

No products found.

Esta presentación de vitamina C en tabletas masticables ayuda a fortalecer el sistema inmunológico así como a propiciar la cicatrización. Su consumo ayuda a la buena salud del cabello, la piel, los huesos, cartílago, dientes y encías.

Para que las tabletas se conserven por más tiempo, lo mejor es conservar el frasco a temperatura ambiente, bien cerrado y alejado de la humedad. Antes de empezar a consumirlas, es recomendable consultar con un médico que indique la dosis adecuada.

2o Lugar – TruSkin

Sérum fabricado con vitamina C que ayuda a reducir signos de la edad como líneas de expresión, ojeras o arrugas. Combina nutrientes como ácido hialurónico y vitamina E para producir colágeno y que la piel se regenere para lucir mucho más fresca.

Es importante que, antes de usarlo de manera recurrente, se haga una prueba previa para ver si la piel lo acepta correctamente. En caso de no surgir alergias, se puede aplicar de 3 a 5 gotas al día como para suavizar la piel.

3er Lugar – Camu Camu

No products found.

Camu Camu es una presentación de vitamina C en polvo que mejora las defensas y aporta energía. Su alto contenido de antioxidantes ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y el desarrollo de enfermedades hepáticas como la cirrosis.

Ayuda a estimular la secreción de serotonina, hormona de la felicidad. Tiene un efecto positivo en la degeneración macular, padecimiento que afecta la visión central y aguda, dificultando la lectura y visualización de detalles.

4o Lugar –Vitamin C-500 Complex

No products found.

Esta presentación de vitamina C no lastima el estómago ya que sus cápsulas de 500 mg aportan todos los nutrientes al cuerpo de manera sutil y amable. Es una gran fuente de antioxidantes que protegen el sistema circulatorio, el sistema inmune y el esqueleto.

Se puede empezar a consumir en caso de estrés, ayuda al buen funcionamiento del corazón, cerebro, hígado, piel y ojos. Esta presentación en particular incluye 50 mg de calcio por pastilla. El bote contiene 180 cápsulas.

5o Lugar – Vidanat

Vidanat es una presentación de vitamina C en forma de pastillas que se usa para producir los tejidos de la piel, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos. Su consumo puede sanar heridas y formar tejido cicatricial.

Su consumo continuo puede reparar y mantener saludable el tejido de los cartílagos, los huesos y los dientes, ayuda a la absorción del hierro, actúa como antioxidante y el frasco contiene 60 tabletas de 500 mg cada una.

[/kb_productlist]

Guía de compra

En el mercado existen muchas presentaciones de suplementos de vitamina C por lo que elegir una en particular, llega a ser una tarea complicada. Para ayudarte un poco, te contamos las ventajas y desventajas de consumirla, costos y lugares donde puedes encontrarla, así como factores que debes de tomar en cuenta antes de comprarla.

Una de las muchas ventajas de tomar vitamina C está la de mejorar la visión de personas mayores (Foto: Antonio Diaz / 123rf.com)

¿Qué es la vitamina C y qué ventajas tiene?

La vitamina C conocida también como ácido ascórbico, es un nutriente que actúa como antioxidante, ayuda a que el organismo produzca colágeno, absorba mejor el hierro y fortifique el sistema inmunitario para evitar el desarrollo de enfermedades.

Por lo general se consume a través de alimentos como fresas, papaya, toronja, guayaba, kiwi, mango, pimientos, chile, brócoli, tomate seco, coliflor, acelgas o espinacas, pero también en suplementos alimenticios en varias presentaciones.

Se ha comprobado que la vitamina C también tiene efectos desestresantes en el cuerpo porque reduce los niveles de cortisol, la hormona que producimos en situaciones de estrés. El exceso de estrés puede bajar las defensas y hacer que nuestro organismo sea propenso a todo tipo de enfermedades.

Ventajas
  • Acorta la duración del resfriado
  • Tiene efecto desestresante
  • Ayuda a cicatrizar
  • Es un gran antioxidante
  • Previene el escorbuto
Desventajas
  • Puede causar diarrea
  • Puede ocasionar náuseas
  • Su exceso ocasiona cálculos renales
  • No se almacena en el cuerpo
  • Se oxida con la luz y el aire

Vitamina C en suero, cápsulas, pastillas, ampolletas inyectables o polvo – ¿A qué debes prestar atención?

Una de las ventajas de la vitamina C es que puede venir combinada con otros nutrientes, conseguirse de manera pura o como suplemento dietético, por lo que podemos encontrarla en varias presentaciones que se adaptan a todos los gustos y estilos de vida.

La mayoría de las presentaciones de vitamina C tiene como objetivo principal, proporcionar niveles saludables de antioxidantes al cuerpo, sin embargo, cada una de ellas tiene algo que destacar y a continuación te explicamos qué es.

Vitamina C en suero. Se aplica en el rostro principalmente, pues actúa como antioxidante para reparar y regenerar las células, haciendo que el tono de la piel se vea mucho más parejo y saludable. Ayuda a producir colágeno para evitar el desarrollo de arrugas y flacidez, protege del sol y del calor.

Vitamina C en cápsulas. Las cápsulas son recomendadas para las personas que no tienen problemas gástricos que limiten o bloqueen el efecto de la vitamina en el cuerpo. Son de rápida liberación, mejor absorción, fáciles de tragar y amables con estómago.

Vitamina C en pastillas. Las pastillas o comprimidos pueden ser veganos, tienen forma, tamaño y recubrimiento optimizado para que sean fáciles de tragar y por lo general no causan irritación en el estómago.

Vitamina C en ampolletas inyectables. La ventaja de las ampolletas inyectables es que el organismo las absorbe al 100% ya que se colocan de manera intravenosa. Es una presentación ideal para aquellos que no le tienen miedo a las inyecciones y que son malos tomando pastillas en horas específicas.

Vitamina C en polvo. El polvo puede venir en bote o en sobres, se disuelve en agua simple y se toma como cualquier otra bebida energizante. Por lo general tiene un sabor agradable por lo que es una gran opción para los que no quieren sentir que están tomando suplementos alimenticios.

Suero Cápsulas Pastillas Ampolletas inyectables Polvo
Beneficio principal Disminuir las arrugas Mejorar la salud del corazón Regular el colesterol Mayor absorción de hierro Fortalecer el sistema inmune
Aplicación Tópico Oral Oral Intravenoso Oral
Quién lo puede consumir Todo tipo de pieles Personas sin problemas gástricos Personas sin irritación en el estómago Personas con problemas de absorción Personas sin problemas renales
Uso Cosmético Médico Médico Farmacéutico Alimenticio

¿Qué hace la vitamina C por tu salud?

La vitamina C no sólo tiene beneficios en el sistema respiratorio, sino que es un gran nutriente que ayuda en diferentes procesos fisiológicos del organismo y cuyo consumo debería considerarse en otros padecimientos de salud.

A continuación te explicamos los casos particulares en los que la vitamina C puede tener excelentes resultados, ya sea porque hay una deficiencia de la vitamina o porque la persona tiene otra enfermedad diferente que puede ser tratada con esta.

Escorbuto. Se trata de una enfermedad poco común que puede desarrollarse por no consumir suficiente vitamina C. Sus síntomas son parecidos a los de la anemia, pues existe cansancio, inflamación de encías, puntos color púrpura en la piel, dolor en las articulaciones, palidez, entre otras.

Hipertensión. Luego de que se hicieran varias pruebas con personas hipertensas, se llegó a la conclusión de que la vitamina C actúa como un diurético, haciendo que los riñones de la persona eliminen más sodio y agua del cuerpo, relajando los vasos sanguíneos y por tanto, reduciendo su presión arterial.

Fertilidad. Tomar suplementos de vitamina C puede mejorar la calidad del esperma, es decir, mejorar la morfología de los espermatozoides para que tengan así, una mayor movilidad. También se descubrió que luego de su consumo, el número de espermatozoides aumentó.

¿Cuánto cuesta la vitamina C?

El precio de la vitamina C depende de la presentación en la que la quieras consumir, sin embargo, las pastillas son las más comunes y baratas del mercado. Por ejemplo, un frasco con pastillas con contenido único de vitamina C, rondan entre 65.00 MXN y 80.00 MXN.

Cuando estas tabletas se pueden masticar o son efervescentes, pueden costar entre los 80 MXN y 229.00 MXN por ser más fáciles de consumir, sin embargo, cuando vienen mezcladas con otros nutrientes que mejoren su efecto, su precio se puede elevar hasta los 429.00 MXN.

Por otro lado, la vitamina C en suero o aceite se considera de uso cosmético por lo que su precio es un poco más elevado que el de los comprimidos. Puedes encontrar esta versión cosmética desde 250.00 MXN hasta 1,818.00 MXN por estar combinado con otros nutrientes.

La forma más común de encontrar suplementos de vitamina C son las cápsulas y pastillas que se toman por vía oral. (Foto: peogeo / 123rf.com)

¿Dónde comprar vitamina C?

Al tratarse de una vitamina bastante conocida y buscada por muchas personas que quieren cuidar de su salud, la vitamina C es vendida en establecimientos especializados, plataformas en línea, así como tiendas departamentales.

Empecemos por los sitios especializados en el bienestar o cuidado de la salud. Tiendas como Piping Rock Health Products, Lucky Vitamin, Harrison Sport Nutrition S.L, o Farmalisto México, venden vitamina C en varias presentaciones.

Continuemos con las plataformas en línea. Si te gusta comprar en internet y recibir tus productos hasta la puerta de tu casa, no tendrás problema con encontrar vitamina C en sitios como Biovea, eBay, Amazon, AlliExpress, Ofertia o Mercado Libre.

Pero si eres más tradicional y te gusta conocer físicamente un producto, puedes visitar tiendas departamentales como Liverpool, GNC o Centrum para comprar vitamina C. Cabe mencionar que como los sueros se usan de manera cosmética, puedes encontrar esta presentación en tiendas de belleza como Kiehl´s o Vichy.

La vitamina C en suero eleva su costo considerablemente, ya que se trata de un producto enfocado a la cosmética (Foto: Nikolay Litov / 123rf.com)

Criterios de compra: factores que te permiten comparar y calificar las distintas presentaciones de vitamina C

Los beneficios de la vitamina C en el cuerpo humano parecieran haber salido de un cuento de hadas. Nos da tanta emoción saber todo lo que puede aportar al organismo, que nuestro primer impulso es comprar de inmediato, alguna presentación.

A pesar de lo anterior, queremos detenerte un segundo para contarte sobre algunos factores importantes que debes tener en cuenta antes de comprar cualquier tipo de vitamina C, que te ayudarán a tener más información y por tanto, a tomar una mejor decisión.

  • Presentación
  • Dosis
  • Combinación
  • Precauciones

Presentación

Como lo contábamos en párrafos anteriores, puedes encontrar vitamina C en tabletas o comprimidos, cápsulas, suero facial, inyecciones intramusculares o polvo efervescente. Sin embargo, existen otras presentaciones que se pueden adaptar a ti y que también son una gran opción.

Por ejemplo, existe una versión de vitamina C en tableta efervescente cuyo sabor es naranja, no tiene azúcar, glúten, lactosa, es vegetariano y es ideal para niños. Al agregarlas al agua, pareciera que se trata de un refresco de naranja común y corriente al cual, los pequeños no tendrán miedo de tomar.

Esta presentación se recomienda para mayores de 4 años, pues el gramaje de cada pastilla es ideal para disolverse en un vaso con agua de 200 ml. Es importante no exceder el consumo de un vaso al día.

Dosis

Al momento de consumir un suplemento alimenticio, es importante revisar las dosis adecuadas para cada edad y a continuación te las explicamos. Recuerda que si las respetas, puedes obtener los resultados que deseas.

Bebés. Desde el nacimiento hasta los 6 meses, los bebés necesitan tomar 40 mg al día. De los 7 meses hasta el año, la dosis incrementa a 50 mg. La presentación de vitamina C en gotitas puede ser una gran opción para ellos.

Niños. Se recomienda entre 1 y 3 años, los niños consuman 15 mg de vitamina C. Cuando cumplan 4 años y hasta los 8, lo mejor es darles 25 mg diarios y de los 9 a los 13 años, estarán bien con 45 mg al día.

Adolescentes. En esta etapa de la vida, la dosis de vitamina C cambia dependiendo del género. Las niñas entre los 14 y 18 años necesitan 65 mg al día para desarrollarse adecuadamente, mientras que los niños estarán bien con 75 mg al día.

Adultos. Al igual que en la adolescencia, en la etapa de la adultez hay necesidades entre hombres y mujeres. De los 19 años en adelante, los hombres necesitan 90 mg al día, mientras que las mujeres en el mismo rango de edad, pueden tomar 75 mg al día.

Personas que fuman. Cualquier persona que fume necesita añadir 35 mg más de vitamina C a su dieta, porque el cigarro expide radicales libres que el cuerpo combate con vitamina C. Es por tanto que las dosis en el cuerpo bajan.

Mujeres embarazadas o lactantes. La dosis de vitamina C que deben consumir las mujeres embarazadas o lactantes, cambia dependiendo de su edad. Las adolescentes necesitan entre 80 y 115 mg al día, mientras que las adultas pueden consumir de 85 a 120 mg.

Combinación

Se ha mencionado varias veces en este artículo que la vitamina C puede venir sola o acompañada, ya que se trata de un nutriente muy amable que se lleva bien con otros. Es por tanto que consideramos que la combinación con la que se encuentre, debe ser un factor a considerar antes de comprar una presentación.

Vitamina E y zinc. Por ejemplo, cuando algún suplemento viene combinado con vitamina E y zinc, se convierte en un potente antioxidante que mejora la apariencia y salud de nuestra piel, previniendo el envejecimiento prematuro.

Hierro. Un ejemplo más es la combinación de vitamina C con hierro que cuando se unen, ya sea en alimentos o suplementos multivitamínicos, sus nutrientes son más fáciles de absorber por el organismo.

Zinc. Por último, cuando mezclamos vitamina C con zinc, estamos ayudando a reforzar las defensas de manera doble, pues la vitamina C sola es la encargada de detectar una amenaza en el organismo, pero el zinc reconoce la amenaza concreta.

Una ventaja más de tomar vitamina C recurrentemente es que ayuda a un buen funcionamiento del colesterol (Foto: monticello / 123rf.com)

Precauciones

Así como hay buenas combinaciones que le dan un gran empuje a los beneficios de la vitamina C, existen otros factores que pueden alterar su efecto o disminuirlo por completo y si no queremos que esto ocurra, es importante conocerlos.

Medicamentos. Existen medicamentos como la pastilla anticonceptiva o tratamientos hormonales que, combinados con el consumo de vitamina C, podrían elevar los niveles de estrógeno.
El ácido acetilsalicílico, por otro lado, también es un medicamento contraindicado porque hace que la vitamina C se deseche más rápidamente a través de la orina y que sus niveles se reduzcan en la sangre.

Problemas intestinales. Otras causas importantes para que la vitamina C no tenga efectos positivos en el cuerpo son enfermedades intestinales o estomacales que no permitan su absorción, padecimientos como cáncer o diabetes, así como algunas infecciones.

Otros. Las heridas graves, el estrés constante, altos índices de alcohol en el organismo, así como el humo de tabaco, también pueden ocasionar que la vitamina C no ayude al organismo, considerando principalmente que se trata de un nutriente que no permanece en el cuerpo por mucho tiempo y es desechado a través de la orina.

(Foto de imagen destacada: Natchavakorn Songpracone/123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Luisa siempre ha pensado que el cuerpo humano es el organismo más intrigante que se conoce. Desde pequeña jugaba a ser la enfermera, y sus ganas de aprender la llevaron a estudiar Gastroenterología. Sin embargo parte de su tiempo libre se dedica a estudiar más acerca de productos naturistas amigables con el medio ambiente y ha desarrollado una línea de cosméticos caseros.